la íntima exposición de cass bird nos lleva hasta su dormitorio

En Red Hook Labs, la fotógrafa está preparando una exposición en la que mezcla lúdicos retratos con instantáneas familiares personales.

por Emily Manning; traducido por Eva Cañada
|
26 Septiembre 2017, 5:11pm

Ali en Treehouse, 2000, Fotografia di Cass Bird

Cuando llamo a Cass Bird para hablar sobre camas, estoy tumbada sobre la mía, bajo un poster de Quentin Blake y rodeada de revistas. Durante un momento de espera mientras la fotógrafa incluye a su esposa, Ali, en nuestra llamada, me doy cuenta de que los dormitorios son quizá nuestros autorretratos definitivos. Son museos de quiénes somos y laboratorios donde experimentar con quién nos gustaría ser. Esta noche, Bird abre el suyo al público (en cierto modo).

La nueva exposición en solitario en Red Hook Labs de la colaboradora de i-D se titula In Bed (En la cama). Recoge fotografías de archivo de Bird, que abarca varias décadas, e incluye una recreación física del dormitorio que comparte con Ali en su casa de Brooklyn.

"Gemelos" (2005), Fotografía de Cass Bird.

Muchas de las imágenes de In Bed muestran (lo has adivinado) camas. Pero Bird insiste en que el título no es totalmente literal, ni siquiera nocturnamente travieso. "Piensa en la cantidad de tiempo que pasas en la cama sin mantener una actitud sexual. Supera con creces los momentos en que practicas sexo", razona. "Ese 95 por ciento del tiempo que estás en la cama estás con tus pensamientos, estás contigo misma, estás con tu familia, estás hablando por teléfono con otras personas... Ahí es donde podemos conectar con el mundo".

Esa idea de conexión es realmente lo que impulsa la exposición. Las imágenes de In Bed están extraídas de los retratos de moda de Bird y sus instantáneas personales. Ambas obras transmiten sentimientos de cercanía, tranquilidad y confort. En palabras de Ali, son simbióticas.

"La idea de exponer lo personal en lo profesional es algo que haces todo el tiempo, dentro de la intimidad de tus modelos", dice a Cass. Esos modelos a menudo incluyen a la misma Ali, a los dos hijos de la pareja Leo y Mae y a modelos como Daria Werbowy, a quien Cass lleva fotografiando más de 10 años. "Es casi como si obtuvieras tu capacidad de hacer lo que haces a nivel profesional en casa", dice Ali. In Bed expone esa relación.

"Autorretrato con Mae" (2014), Fotografía de Cass Bird.

Hablemos sobre el título de la exposición. ¿Qué te llevó a titularla In Bed? Cass Bird: Hay muchas imágenes de modelos en la cama, pero no es una referencia literal. Gira en torno al sentimiento que transmiten las fotografías. Con mis imágenes, trato de llegar al corazón de la materia, llevarte hasta un lugar donde puedas sentir eso que sientes en la cama.

Puedes reír, puedes llorar, puedes moverte deprisa o despacio, puedes dormir, puedes estar despierta toda la noche, puedes sentirte inquieta. Las camas son espacios de exploración y experimentación. Quiero obtener toda esa gama de emociones y ese tipo de cercanía en mis fotos.

¿Qué método usas para conseguir eso con tus modelos?
CB:
Cuando fotografías a alguien, siempre es una colaboración. Estás trabajando con otro ser humano. En la moda, estás sujeta a un montón de requisitos que no tienes cuando simplemente sacas la cámara en casa o en tu vida diaria. Sin embargo, intento enfocar ambas cosas del mismo modo. Intento que haya sentimientos, supongo, y localizar cierto tipo de expresión que parezca impactante. Todo consiste en encontrar esa zona media, donde ambas nos sintamos en un lugar en el que podemos sacar partido de nosotras mismas.

¿Para ti la colaboración gira en torno a la confianza?
CB:
La colaboración es un acto de comprensión. Pero la confianza es una búsqueda externa de los pensamientos y opiniones de otras personas. Es un lugar complicado en el que situarse. Es a través de tu propia experiencia, de tus propios viajes. Caer, volver a levantarte y descubrir que no has muerto en el proceso. Buscar confianza o validación fuera de ti es como llenar un cubo con un agujero en el fondo. Y lo cierto es que la confianza viene y va en oleadas.

A veces puedo sentirla y a veces no la encuentro. Para mí, el poder reside en poder ser sincera sobre ella. Si puedes identificarla y compartirla, puedes trabajar con ella, puedes navegar por ese espacio y seguir creando en él. Trabajar en ese espacio en el que me siento insegura es igual de valioso que trabajar en un lugar donde noto mis instintos con mucha intensidad.

"Heather de amarillo" (2015), Cass Bird.

Muchas imágenes realizadas por fotógrafos queer (Nan Goldin o Peter Hujar, por ejemplo) reivindican el dormitorio como espacio de deseo, intimidad, juegos, experimentación y autoafirmación. Estas fotografías de Ali y vuestros hijos aportan algo diferente.
CB:
No nos da vergüenza mostrarnos como pareja lésbica y como modelo de familia.
Ali Bird: Nosotras no contábamos con modelos a seguir para hacer lo que queríamos hacer. Conocíamos a una pareja que tenía un bebé.
CB: Pero en aquella época éramos adultas, teníamos treinta y pico años. Creo que incluso aunque no seas gay, solamente ser una mujer y ver un hogar dirigido por una mujer es algo inspirador. Soy muy feliz de que podamos hacerlo. ¡Lo estamos haciendo! [Risas].

Habladme sobre la instalación del dormitorio.
CB:
Ali y yo llevamos más de 15 años compartiendo dormitorio. Y ese dormitorio ha adoptado muchas formas diferentes, desde que salimos de la universidad y encontramos los muebles en la calle hasta ahora. Así que esto es una instalación que hemos creado en medio de la sala. Y dentro del dormitorio vamos a colocar las fotos familiares que parecen más desnudas, más íntimas.

En nuestra casa tenemos una "Pared Familiar", con fotos de nosotras, de los niños... Es en cierto modo como incluir eso en la exposición y crear una atmósfera más acogedora dentro de una galería. Una cama, algún mueble... Siéntate y ponte cómodo. Yo prefiero estar tumbada, así que será genial.

AB: Creo que la instalación regresa a ese sentimiento de intimidad de tus fotografías. Independientemente de si la obra ha sido realizada profesionalmente para un encargo o si es una foto personal, se obtiene una percepción bastante real de la persona que eres cuando fotografías. Ese es uno de tus atributos más especiales como fotógrafa, Cass. Algunas fotos de modelos que no están en la exposición son más bellas, pero son menos reales. Capturan menos el momento. ¿Dónde se está produciendo realmente la conexión? ¿Qué se siente en un momento de autenticidad? Eso es lo que tratamos de conseguir con la selección de las obras.

¿Qué sensación esperas que se lleve la gente después de ver tu exposición?
CB:
¡Me importa una mierda! [Risas]. Yo sé que mis fotografías a veces pueden parecer más lúdicas, pero experimento cierto aislamiento o un sentimiento taciturno mientras trabajo. Intento no alejarme de la gama de las emociones humanas, no todo es solo alegría. Así que espero que salgan sintiéndose conectados a determinado aspecto, incluso si es uno difícil.

'Cass Bird: In Bed' se expone en Red Hook Labs hasta el 24 de septiembre de 2017. Más información aquí .

"Rianne y tacones" (2016), Fotografía Cass Bird.

Tagged:
Cultura
Μoda
Red Hook Labs
Cass Bird
daria werbowy
ali bird