Publicidad

las películas queer más originales que debes ver

Seis filmes que dan la vuelta a la narrativa cliché de 'salir del clóset', incluyendo un romance de softball y un hámster parlante.

por André-Naquian Wheeler
|
04 Enero 2017, 10:14pm

still from

Los filmes queer se han vuelto más populares que nunca. Por ejemplo: el éxito en taquilla de Moonlight y los rumores por su nominación al Oscar (a pesar de su pequeño presupuesto). La película aclamada por la critica pero con poca audiencia no solamente fue el filme LGBT más importante del año, pero uno de los filmes más importantes del año, punto. Otros de los aclamados lanzamientos vino del autor francés André Téchiné con Being 17 y el filme indie brasileño Don't Call Me Son. Este año, los directores se alejaron de la narrativa formulaica de salir del clóset (llena de vergüenza, besos a escondidas, y culpa religiosa) y produjo historias de la Generación Z centradas en sexualidades fluidas, minorías dobles, y qué es lo que pasa después de salir del clóset. Pero todavía existe una necesidad urgente para todas las identidades que forman la comunidad LGBT por ser representadas equitativamente. Mientras que son racialmente más diversos que los años anteriores, muchos de los filmes lanzados últimamente se enfocan en las experiencias de hombres cisgénero, con un desproporcionado número menor explorando las relaciones queer femeninas, y virtualmente ninguna fue centrada en la experiencia trans. Así que aún tenemos un largo camino que recorrer. Pero estos poderosos filmes son pasos enérgicos hacia la dirección correcta.

Don't Call Me Son
Pierre es un adolescente queer de género fluido —pero, sorprendentemente, éste no es el asunto principal de Don't Call Me Son. De hecho, es claro que después de ver a Pierre caminando por una fiesta con confianza y besarse con un chico, y después con una chica, el queerness de Pierre es, de hecho, poco importante para él o sus amigos. El enfoque real del filme es la familia. Después de una prueba obligatoria de ADN por parte de la policía, Pierre descubre que su madre lo robó de sus padres biológicos. La mujer que lo crió es arrestada y Pierre es enviado a vivir con su conservadora familia biológica de clase alta. Naturalmente, las cosas son un poco incómodas. Hay un momento de tensión en el que la madre biológica de Pierre señala su barniz de uñas azul, con una voz juzgadora. Pierre es o demasiado inconsciente o demasiado apático para prestar atención a la pregunta. Este filme LGBT destaca al presentarnos a un personaje que, notablemente, ha descifrado su identidad, para que una prueba de ADN le ponga su mundo de cabeza.

Being 17
El romance floreciente es el enfoque de este dulce filme del celebrado director André Téchiné. Situado en un pueblo de montaña francés, los primeros tiernos momentos de Thomas y Damien son tan imponentes y exuberantes como lo es la localidad nevada. Los chicos empiezan siendo enemigos en la preparatoria, expulsando sus sentimientos confusos a través de golpes e insultos. Pero con el tiempo, esos golpes se convierten en besos rápidamente robados. Hay un momento notable cuando Damien interroga a Thomas sobre su acercamiento frío y cálido, preguntado si es porque se siente avergonzado porque le gusta un chico. Thomas responde besando apasionadamente a Damien, dándole un rápido "no". Being 17 evita las convenciones de los filmes queer sobre madurar al presentarnos unos personajes que pasan mucho tiempo al borde del límite, pero no sienten vergüenza o confusión personal una vez que lo cruzan.

Moonlight
El éxito aclamado por la crítica, Moonlight, explora los matices del queerness de la gente de color. Centrado en el chico con una voz dulce, Chiron, mientras crece en un vecindario de Miami donde predomina la gente de color, el filme ilustra conmovedoramente que la raza y la clase son algunos de los moldeadores más grandes en la experiencia queer. A diferencia de los demás protagonistas en esta lista, Chiron nunca explora conscientemente o deliberadamente su sexualidad. Con una mujer luchando con las adicciones y una pandilla de bullies viciosos, tiene demasiado con que lidiar. Hay mucha discusión alrededor de los hombres "down low" en la comunidad negra —hombres que llevan vidas heterosexuales pero secretamente se involucran en acciones homosexuales. Moonlight sirve como una explicación extenuada sobre cómo los hombres de color alcanzan esta represión sofocante. Porque cuando vemos a Chiron convertirse en un traficante de drogas duro y musculoso, su queerness y suavidad ausente después de un breve encuentro cuando era adolescente, es difícil culparlo o juzgarlo. Luchar simplemente era muy exhaustivo.

Más de i-D: 10 películas que deseamos ver en 2017

Closet Monster
Dirigida por el novato canadiense Stephen Dunn, Closet Monster es una combinación de un thriller psicológico con un drama sobre madurar. La mejor manera de explicar este filme surrealista que combina géneros es como un sueño adolescente ocasionado por una fiebre. Oscar Madly está descubriendo su atracción por los chicos y recibiendo consejos durante su proceso para salir del clóset de su hámster parlante "Buffy". Mientras que Oscar se enamora de su compañero de trabajo con pelo rizado y apariencia de "chico malo" en una ferretería, tiene que lidiar con un padre emocionalmente abusivo y homofóbico. Añade a eso los recuerdos recurrentes del asesinato de un hombre gay que presenció cuando era un niño, y esta trama sobre madurar rápidamente se vuelve sangrienta. Éste es el primer filme de Dunn, y su trabajo altamente estilizado evoca los visuales ornamentales y los personajes de tonos suaves de su colega, el director canadiense Xavier Dolan.

First Girl I Loved
Este drama de Sundance es el primo adolescente de Blue Is the Warmest Color. La nerd y callada Anna se enamora de Sasha, quien es prácticamente un imán, después de verla jugar en un partido de softball. Desde ese momento, Anna es testaruda sobre sus sentimientos por Sasha, persiguiéndola sin pena o cohibición. Pero Sasha está insegura sobre quién es o qué es lo que le gusta. Esta diferencia las conduce a tanto conflicto y confusión entre las dos chicas, que Sasha termina reportando a Anna con la administración de la escuela. First Girl I Loved rompe el molde al presentar un interés amoroso que está dispuesta a explorar su sexualidad, y al mostrar el doloroso golpe para Anna que sigue cuando Sasha termina su experimentación.

Más de i-D: El director Park Chan-wook habla sobre su nuevo thriller lésbico, 'The Handmaiden'

Mapplethorpe: Look At the Pictures
Este documental de HBO examina la vida y legado de Robert Mapplethorpe, posiblemente uno de los fotógrafos queer más influyentes de todos los tiempos. Entrevistando a aquellos que eran cercanos a él, el documental sigue la transformación de Mapplethorpe desde casualmente tomando polaroids de una joven Patti Smith (su novia de mucho tiempo) a producir fotos de arte sobre la forma masculina. El acercamiento romántico del fotógrafo hacia la masculinidad ha sido tan duradero que Raf Simons imprimió las hermosas fotos de 35mm de Mapplethorpe en camisas y suéteres oversized para su colección primavera/verano 2017. Los lados problemáticos de Mapplethorpe también son discutidos, por ejemplo su fetichización por los hombres de color durante sus últimos años. Lo que emerge de todo es un retrato conmovedor de un hombre que se esforzó por convertir sus obsesiones personales en un arte inmaculado. 

Más de i-D: El director de Donnie Darko habla sobre su clásico de culto

Credits


Texto André-Naquian Wheeler