10 fotógrafos emergentes y su visión del queerness

Conoce a los fotógrafos que están explorando lo que es ser joven y queer en 2017.

|
ene. 30 2017, 7:30pm

Photography Ryan James Caruthers

Lo que implica ser queer no es imposible captarlo en una sola imagen. Es como un anillo que te adivina el humor: su apariencia siempre está cambiando. A principios del siglo XX, los fotógrafos retrataron la masculinidad queer a través de poses románicas, atletas colegiales y pectorales relucientes -sus imágenes impresas en revistas con títulos como Adonis y Demi-Gods. Afortunadamente, en décadas posteriores, artistas como James Bidgood, Duane Michals y Tee Corinne le agregaron nuevos aspectos. Y ahora con fotógrafos como Wolfgang Tillmans, Collier Schorr y Ryan McGinley en la vanguardia, la fotografía queer ya no se queda oculta bajo los colchones; se imprime en anuncios espectaculares de Calvin Klein.

Hoy en día, cada vez crece más el tipo de fotógrafos que están convirtiendo a Instagram y Tumblr en sus cuartos oscuros experimentales y arrojan nueva luz sobre el espectro completo de la sexualidad. El fotógrafo Mickey Aloisio, radicado en Queens, se olvida de los físicos tipo Adonis y crea retratos apacibles de fornidos hombres queer. Y la fotógrafa radicada en Londres, Erika Bowes, publica jubilosos retratos llenos de color de amigos de género queer que descubrió a través de Instagram. Estos son los fotógrafos emergentes ajustando sus aperturas y fotografiando los momentos fugaces de la juventud queer.

Serge Le Hidalgo
"Me gusta pensar que la desnudez puede acercarnos a la esencia de una persona", dice Serge Le Hidalgo, un fotógrafo español radicado en París. Sus imágenes bañadas de sol dan la sensación de un relajado domingo en compañía de un amante. Sus modelos deambulan por la casa desnudos y relajados, la luz del sol ilumina los rincones y las grietas de sus cuerpos. Las imágenes en tonos suaves de Hidalgo han tocado fibras sensibles en Tumblr, donde han destacado recibiendo miles de likes y siendo reposteadas una y otra vez. "Mostrar mi trabajo es muy importante para mí porque necesito retroalimentación", dice, "necesito sentir que lo que estoy haciendo resulta interesante para alguien". Hidalgo estudió fotografía en Madrid, pero le da el crédito por su estética actual a un ex novio: "Me dio una Fujica Stx-1, con la que empecé a tomarle fotos desnudo. Ésa fue la mejor escuela".

sergelehidalgo.tumblr.com

Más de i-D: La obsesiva e histórica colección de fotografía queer de un hombre

Devin N. Morris
Devin N. Morris describe sus fotos como algo que existe en algún punto entre un sueño y un recuerdo. Para los espectadores, esto suena absolutamente cierto. Con modelos que usan una moda raída y post apocalíptica (que nos recuerdan las siluetas experimentales de Hood de Air y Vetements), Morris ejecuta retratos teatrales de lo que es la negrura y lo que la negrura puede llegar a ser. "Busco extender la funcionalidad de la ropa ignorando las limitaciones de género implícitas de color, forma o diseño", dice sobre el estilismo y la curaduría intensa que hay en sus sesiones fotográficas. "Mi trabajo prioriza entablar un diálogo directo con los individuos menos representados en las imágenes clásicas: la gente de color y, más específicamente, los negros estadounidenses".
devinnmorris.com

Luke Smithers
Habiendo crecido en Texas, Luke Smithers primero usó la fotografía como una forma de escape. Durante sus años de formación, se colaba al jardín de sus vecinos, preparaba un tripié y se tomaba autorretratos. "Luego transformaría, con Photoshop, su jardín en una sabana africana, con una cebra y yo en el medio", reflexiona. Ahora estando en el último año en la Universidad de Nueva York, Smithers profundiza aún más en sus elaboradas fantásticas a través de su trabajo. Frecuentemente se sitúa a sí mismo en el centro de sus imágenes, orquestando elaboradas pinturas vivientes. "Hay una especie de teatralidad en toda mi obra que asocio con mi propia naturaleza gay", dice. "Cada composición que fotografío contiene los elementos de mis deseos en ese momento".

lukesmithers.com

Meg Allen
"Me involucré en la fotografía porque quería recordar cosas bellas", dijo la fotógrafa de Oakland, Meg Allen. "Había momentos cotidianos -hechos realmente mundanos como estar esperando por un aventón- que me abrumaban y se sentían universales". Al tomar fotografías, Meg se siente atraída por la belleza de la masculinidad femenina. Sus fotos son retratos sin adornos que ofrecen representaciones hiperrealistas de un grupo de mujeres que a menudo es reducido a estereotipos misóginos. "Mi trabajo siempre incluirá algo del aspecto marimacho y queer, porque eso es lo que soy y lo que colorea mi percepción del mundo", dice. Mientras que otros fotógrafos queer pueden concentrarse en presentar versiones lustrosas y fantásticas de sus experiencias y sus vidas interiores, Meg sólo quiere destacar lo ordinario que es ser queer. "La realidad es que no somos tan complicados", dice. "Algunos de nosotros incluso somos muy aburridos y queremos tener lindas casas, buenos empleos y casarnos legalmente".
megallenstudio.com

Amos Mac
Desde que era un niño, llevando una cámara desechable a todos lados, Amos Mac ha tenido una afinidad por la narración. Ahora, siendo un productor asociado de televisión (trabajó en la segunda temporada de Gaycation), Mac ha captado lo mejor de lo mejor a través de su lente. Trabajó con Zackary Drucker para lanzar Translady Fanzine, un periódico colaborativo, y fotografió a Juliana Huxtable para un proyecto aún por publicar. Y, en 2009, él y un amigo fundaron Original Plumbing, una publicación impresa masculina trans. "Comenzó con una serie de fotos que estaba tomando de hombres trans; pero luego quise acompañar las imágenes con entrevistas porque estaba harto de ver a las personas trans como rostros y partes del cuerpo sin voz a través de una óptica cisgénero", dice. Recientemente, Mac volvió a intercambiar roles y se sentó frente a la cámara para compartir su propia experiencia trans en The Trans List, un documental de HBO producido por Janet Mock y Timothy Greenfield-Sanders.
amosmac.com

Más de i-D: Las películas queer más originales que debes ver

Ryan James Caruthers
Al fotógrafo Ryan James Caruthers le encanta un hombre en tacones. En sus imágenes minimalistas (por lo general puedes contar los colores con una sola mano), capta la delicadeza de la masculinidad queer. "Mi estética se trata mucho acerca de la sutileza", dice. "Incluso si la obra no discute directamente el aspecto queer, estas ideas siempre terminan presentándose de forma indirecta". Comenzó a experimentar con la fotografía análoga a los catorce años, tomándose autorretratos en el bosque cercano al hogar de su infancia y publicando las imágenes en Flickr. "Admiraba esa capacidad de interactuar con personas que eran similares a mí, incluso aunque fuera a nivel puramente visual". Una de sus imágenes más destacadas es la de un joven modelo flexionando sus músculos como un luchador de la WWE mientras llevaba puesto un vestido de terciopelo corrugado. La foto parece sugerir que la masculinidad y la feminidad no son una decisión excluyente; existen una dentro de la otra. Y en un mundo en el que los hombre queer se ven obligados a elegir entre arriba o abajo, femenino o masculino, esa es una declaración emotiva.
ryanjamescaruthers.com

Mickey Aloisio
"Es increíble cuánto está dispuesto a compartir alguien una vez que se quita la ropa", dice Mickey Aloisio. Sus retratos de corpulentos hombres queer desnudos (llamados "osos" en la comunidad masculina queer llena de tribus), presenta a sus modelos mirando directamente a la cámara -desafiando al espectador a juzgarlos o criticarlos. "Creo que el aspecto queer ha llegado a ser una parte tan importante de mi vida que sería difícil no incluirla en mi trabajo", dice Aloisio. "Por ejemplo, recientemente viajé por todo el país durante noventa días para ampliar mi serie de retratos, buscando específicamente hombres gay corpulentos. Por lo regular, me hospedé en el hogar del modelo. Si no fuera por la comunidad queer, no creo que habría podido hacer lo que he hecho o llegar a donde he llegado. Sin ellos no tendría proyecto".
mickeyaloisio.com

Diego Villarreal
Diego Villarreal acaba de participar en los desfiles otoño/invierno 2017 de Balmain, Givenchy y Versace, pero es tan hipnotizante detrás de la cámara como lo es delante de ella. Sus fotos muestran típicamente a sus amigos de la moda socializando por New York City en atuendos que no corresponden con algún género en particular, sumergiéndose en los excesos de la juventud. Hay una toque permanente de alegre obscenidad en sus deslavadas imágenes -pezones, sudor y pucheros. "En este momento, estoy muy interesado en los fetiches", dice de sus inspiraciones actuales. El modelo/fotógrafo español utiliza un sencillo principio rector cuando se trata de decidir qué fotografiar: "Cuanto más gracioso y más extraño, mejor".
diegovillarreal.nyc

Erika Bowes
La destreza de Erika Bowes ha crecido a través de pruebas y errores casuales. Se encontró con la fotografía en su adolescencia, cuando publicó fotos de su perro en Tumblr. "Fue una publicación terrible y vergonzosa, pero recuerdo estar obsesionada con captar la composición, los ángulos extraños, el movimiento, las combinaciones de colores y las sombras -como lo he estado desde entonces", explica Bowes. Ahora, su trabajo ha florecido, presentando regularmente colores brillantes, modelos diversos y moda alternativa. Al desarrollar una sesión fotográfica, Erika se esfuerza por reflejar el espectro de las personalidades del modelo. Por ejemplo: al hacer la fotografía para Fruit Zine, celebró la pansexualidad de su modelo con la caleidoscópica paleta de colores de la imagen, creando un retrato radical y multidimensional de la modelo queer.
erikabowes.co.uk

Doug Paul Case
"Me siento intrigado por los ángulos del cuerpo masculino: cómo se proyectan, se afilan y el trabajo maravilloso que hacen con, en, y a través de la luz", dice Doug Paul Case de su obra. Graduado del programa de MFA de la Universidad de Indiana, Case descubrió la fotografía después de tomar un taller de poesía. "La poeta Catherine Bowman casualmente me preguntó si también tomaba fotografías", nos dice. "Había estado escribiendo sobre los atletas que corrían por el campus usando diminutos shorts rojos. En ese momento, jamás había tomado fotos de manera formal, pero hice la prueba porque ella creía que tal práctica me ayudaría a cimentar las imágenes en algunos de mis poemas excesivamente cinemáticos". Las fotos de Case se sienten como si fueran poesía. Juega con texturas, tejidos y exposiciones dobles para crear imágenes que parecen un collage de ideas. Y al igual que un buen poema, sus imágenes dan espacio a la interpretación. "Creo que la función más importante del aspecto queer en el arte, y en la vida cotidiana, es obligar a su espectador a reconsiderar qué belleza ha hecho el mundo y si es, por tanto, capaz de crear", dice Case.

dougpaulcase.com

Más de i-D: En México se habla de amor y diversidad

Credits


Texto André-Naquian Wheeler