Fotografía David Franco. Fabiola y Danae llevan blusa de Trista.

siete años de 192

La moda en su totalidad ha vivido muchos cambios en la última década, sobre todo a nivel local. Danae Salazar y Fabiola Zamora no solo lo han vivido, sino que por medio de su propia publicación, Revista 192, han promovido carreras y gestionado diversos...

|
28 abril 2015, 6:40pm

Fotografía David Franco. Fabiola y Danae llevan blusa de Trista.

¿Qué hacían antes de 192?
D: Yo trabajé en Editorial Televisa, primero en la revista Quo, después en Harper's Bazaar. Cuando fue el boom de Internet me fui a ElFoco.com, que era uno de los primeros portales de entretenimiento que hubo en México. Tiempo después me llamaron para dirigir la revista DEEP, es un publicación de Grupo Medios enfocada a hombres. Ahí conocí a Fabiola. Hicimos muchas ediciones de DEEP, no me acuerdo cuántas, probablemente estuvimos juntas unos dos años. A la par creamos una publicación de chicas que se llamaba Velvet.

¿Y Velvet cómo era?
D: Con Velvet queríamos hacer algo que fuera nuestra idea, nuestro concepto pero con todas las herramientas que te da también una editorial grande, con sus pros y sus contras, pero no tenía mucho que ver con los principios éticos ni editoriales que tenemos.
F: En DEEP no les gustaba la línea visual o estética que le estábamos poniendo a la parte de moda y pues creo que eso fue crucial para que todo cambiara.
D: Y que también nos hizo darnos cuenta de que queríamos hacer una publicación completamente nuestra.

¿Cómo se conocieron?
F: Saliendo de la universidad, casi inmediatamente me fui a vivir a Nueva York durante cuatro años, trabajando en una agencia de fotografía, haciendo producciones de moda para revistas de todo el mundo. La verdad es que nunca pensé que iba a hacer una revista, no sabía siquiera si iba a regresar a México, pero tenía esa corazonada de hacerlo. Tenía que trabajar, entonces empecé investigar sobre las revistas que existían en México y me topé con DEEP.

¿Qué hacías en Nueva York?
F: Hacía producción de foto; trabajaba con revistas y otros fotógrafos. Dominaba esa parte de realizar los shoots y me encantaba, pero nunca me había lanzado a hacer fotos propias y cuando llegué, busqué revistas mexicanas, todo era muy comercial.

¿Cómo era la escena de las publicaciones mexicanas?
F: Antes de irme y estando en Nueva York trabajé varias veces para Spot —que creo era la primera revista independiente con un rollo más libre, no tan comercial— enviando a distancia artículos relacionados con arte. Cuando regresé, no había revistas y la que me llamó la atención fue DEEP; tenía en portada a Gisele [Bundchen]. Pensé: "Bueno, si tiene en portada a Gisele no puede estar tan mal". Aunque era una foto comprada —un recurso que se da mucho en las grandes editoriales—, es una de las cosas que finalmente terminó siendo parte de nuestra filosofía de trabajo. El valor de nuestro trabajo es producir todo 'en casa' y no comprarlo. Chequé el directorio y venía el mail de Danae. Le escribí, pensé que no iba a contestar. 
D: La verdad me llegaban muchos mails de gente que quería trabajar en la revista.
F: Claro, como nos llegan ahora, por eso cuando llega un mail de trabajo sí lo contesto. Por lo menos para decir sí o no me interesa, pero para mí fue un momento que cambió mi vida por completo.

¿En un mail?
F: En un mail, porque si no me lo hubiera contestado no estaríamos aquí, si yo no hubiera visto esa revista, si le hubiera hablado a otra revista… qué sé yo. Entonces la contacté y empezamos a trabajar desde ese día.
D: Cabrón. Sin parar, no hemos parado desde ese día.
F: Además, desde ese día hemos estado juntas. A mí se me hace muy impresionante laboralmente hablando, y también se desarrolló una hermandad, una familia, una amistad que se me hace también algo muy trascendental.

Claro, ya son otras personas.
F: Exacto, somos otras personas. Así fue como empezamos e hicimos click en nuestro gusto por las revistas, que eso fue todo lo que nos movió a entendernos y compartir una visión para poder animarnos a hacer un proyecto como 192. Tener ese sueño y hacerlo.

¿Cómo deciden crear su propia publicación?
D: Lo habíamos platicado y teníamos el gusanito, pero al final es algo que ves muy lejos. Según yo fue en una peda que Rodrigo Tovar [del despacho de diseño S.A.] nos dijo, "Va, yo la diseño". Pero al final son muchos factores, no sólo son las ganas de hacerlo, sino es quién te ayuda a hacer un business plan, quién la diseña, cómo empiezas a hacer la estructura de una empresa. No sólo es un proyecto y si yo no mal recuerdo fue así, dijimos "ya tenemos el diseño, hay que hacerlo."
F: Yo me acuerdo que fue porque teníamos muchos problemas con Grupo Medios; Danae llevaba años ahí. Yo me terminaba peleando sobre la foto, con el diseño, que "el no sé qué". Me acuerdo que fue una peda y dijimos, "Ya, hay que hacer una revista. Después de eso, empezamos a conceptualizar la revista los fines de semana.

¿Seguían trabajando en DEEP y los fines de semana hacían el primer número?
F: El número cero. A mí se me hace de esas cosas que realmente fluyen porque creo que nunca nos atoramos, siempre hemos tenido tan claro lo que queremos. Creo que compartimos ese mismo gusto desde siempre y hasta ahora.

¿Cómo pagaron la impresión?
F: Pues conseguimos dinero, inversionistas, lana personal, ambas. Luego se unió Brian Gahan, como socio comercial.
D: Hicimos dos dummys que nos costaron carísimos y con eso salimos a presentar la revista, y a hacer relaciones públicas. Dummy en mano y a la calle a hablar de nuestro proyecto. Por suerte había un background que respaldaba nuestro trabajo, pero al final tampoco la gente creía mucho en las revistas independientes y creo que hoy tampoco lo hace del todo.

Claro porque en esa época ¿qué había?, Celeste
F: Estaban Celeste, Spot y Código. Son muy distintas entre sí, Celeste creo que ya iba de salida. Spot creo también ya ni se hacía, ya estaba en la últimas ediciones y bueno Código se mantiene. No tenemos una cultura de revistas como en otras ciudades como NY, Londres, París y por eso mismo creo 192 fue un parteaguas.
D: Incluso creo que hoy tampoco hay nada que se parezca a 192, hemos construido una identidad muy auténtica, las revistas independientes que han salido después de 192 tienen otro perfil. Somos muy constantes en nuestro trabajo, nuestra estética y en nuestra visión de la vida, me atrevería a decir. Hemos madurado y obviamente ha cambiado…
F: Vas pasando por muchas cosas, evolucionando. Pienso que 192 tiene un peso muy fuerte en la industria editorial mexicana independiente porque sí, no había nada y sí marcamos algo. Eso es un orgullo para nosotras. Hemos tenido diferentes editores y el equipo ha rotado. Eso se refleja en nuestras páginas, pero tenemos una estética que, después de siete años, sigue siendo 192.
F: Pero han sido procesos bien difíciles. Y es que una cosa es toda la parte creativa y toda esa pasión que tienes, pero no sabíamos la parte del negocio. Desde el inicio hacíamos de todo, íbamos a los punto de venta a repartir las revistas, escribimos, hacemos foto —hemos pasado por todos los puestos que hay en la revista— y eso también le da un valor pues sabemos de qué se trata el trabajo y no nos pueden chamaquear, aunque nos han chamaqueado en las imprentas. 

Cuando empezaron empezaron a seleccionar a los fotógrafos y la gente que escribía con ustedes, ¿cuál era la escena de la moda en esos momentos?
F: Había menos fotógrafos pero desde DEEP habíamos empezado a armar un equipo de fotógrafos que siguen hasta el día de hoy colaborando con nosotros, todos y más. Y algo que nos caracteriza es que nos gusta mucho trabajar y probar con gente nueva, creo que siempre damos oportunidad.
D: Y también hay muchos talentos que conocimos como asistentes y que ahora fotografían.
F: Todos ellos han crecido con 192.

David Franco para 192

Gonzalo Morales para 192

¿Fabiola, en qué momento agarraste la cámara?
F: Justo regresando de NY empecé a hacer cositas y creo que mi primer editorial fue para Código, con Ricardo Porrero, pero yo todavía me rehusaba a lo digital. Él confió en mi y me pagó los rollos y el escaneo. Justo hice un shoot antes de irme de Nueva York y me quedo súper bonito y creo que ahí empezaba la inquietud de trabajar con todos los fotógrafos de la agencia que admiraba mucho. Eso, sin duda, también ha sido una parte importante de 192, tener ese ojo, esa parte fotográfica bien arraigada.

192 tiene algo, que es que los textos son muy fuertes, son muy largos, son de investigación. ¿Cuál es el enfoque, cómo buscan a los colaboradores?
D: Siempre hemos tratado de cuidar mucho el lenguaje escrito en 192. Creo que la moda se presta mucho a creer que sólo se escriben pendejadas y yo creo que no, se puede escribir de cualquier cosa de una forma inteligente, precisa, profunda, interesante, que te llame a leer. Si queríamos hablar de un personaje mexicano, joven y sobresaliente, el cómo abordarlo sería pues en primera persona, que él cuente su historia, que lo leas a través de sus palabras. Siempre hemos tratado de darle la vuelta a todo, desde no usar fotos de prensa, alejarnos un poco de los press kits y darle también su identidad a cada sección y a cada texto. 

¿Fuera de la revista, cuáles han sido los cambios que han visto en la moda local?
F: Sin duda la cuestión de que hay muchas más marcas a nivel editorial con las que puedes trabajar. México ha crecido muchísimo en el sentido de que, por ejemplo, ya hay una tienda de revistas y de libros como Casa Bosques, que ese era nuestro sueño en un principio cuando queríamos abrir el Kiosko192 (que ya no lo pudimos hacer). Eso finalmente construye una parte de la cultura y de la moda y de lo que está sucediendo. México está cambiando a pasos agigantados, hay más marcas, sí ha habido un cambio y una evolución en ese sentido. Antes era más local, la industria de moda local es increíble, en México hay muchísimo talento, nos encantan las cosas que hacen los diseñadores jóvenes.
D: Ahora la gente ya está empezando a creer en la moda como negocio, creo que todos los involucrados con la moda están empezando a trabajar de otra forma, desde las grandes marcas de lujo que ya se preocupan de tener un showroom para préstamos —antes no habían, antes tenías que sacar un millón de pesos en prendas de tienda porque no había esa cultura de trabajo y aun así está en pañales.
F: El showroom de dos piezas… En México es difícil trabajar moda aún pero trabajamos con los recursos que tenemos. No siempre tenemos la oportunidad de producir en París o Nueva York, aún no contamos con el presupuesto de las grandes editoriales que suelen hacer varias de sus producciones fotográficas fuera de México.
Y aunque 192 hace las cosas aquí las imágenes se ven globales y de calidad.
F: Exacto.

¿Cuándo fue la primera vez que fueron a una Semana de la Moda internacional?
D: Fue la de París. Me imagino que la de 2009, fuimos a Alta Costura y hombre en junio, nos la pasamos increíble.

¿Y las invitaron las marcas?
F: Fuimos a todos los desfiles, obviamente invitadas.
D: Pero sí nos lo pagamos nosotras, casi siempre sale de nuestro bolsillo.
F: El vuelo y todo eso sí, ya todo lo que hagamos allá sí es trabajando en conjunto con la marca. Aquella Semana de la Moda en París estuvo muy divertida porque fue una gran bienvenida, verano pleno. Íbamos con Laura Soria que hizo fotografía. Fue de esos viajes que no se te olvidan.
D: Nos bajamos del avión y ya teníamos que estar en el desfile de Hermès y obviamente no teníamos asientos, como que las primeras invitaciones nos tocaba paradas hasta atrás. Vivir la experiencia de un desfile de moda sí te cambia la visión, se hacen una cosas impresionantes.
F: Te abre la mente y te hace decir, "las cosas se pueden hacer bien, o pueden suceder en cualquier parte."
D: No tiene que ver con el glamour, tiene que ver con cómo se hacen bien las cosas.

Con la creatividad…
F: La creatividad, la seriedad…
D: Realmente entiendes un poco más la industria.

¿A cuáles han ido?
Nueva York, Milán y París. Queremos ir a Londres.

De todas las profesiones de moda, ¿cuál es la que más falta hace localmente?
D: Estilistas, 100%.
F: No hay, es un trabajo muy pesado en el que se requiere también mucha creatividad y talento.

¿Si tuvieran que recordar un shoot, cuál sería?
D: Me acuerdo muchísimo del que hicimos en París para Hermès de hombre, que obviamente fotografió Fabiola.
F: Y el de Swarovski. El que hicimos con Hermès también.
D: Pero a los modelos los agarramos afuera del desfile, de que "oye…"
F: ¿Quieres hacer fotos?
Yo me acuerdo del de Dior que también hicimos Da y yo, somos equipo, en París. Fue un shoot de desnudos con la Alta Joyería. Lo hicimos en los headquaters de Dior, fue un viaje súper bonito.

¿Y un texto que les venga a la mente?
F: Yo creo que los Remember, a mí me han gustado muchísimo. Por ejemplo, uno reciente que hizo Luis Rosales, que fue editor en la revista, sobre los Hermanos Rodríguez.
D: Yo me acuerdo mucho de un "Face" que escribió Adanowsky.
F: O el "Face" de Pedro Reyes también está bonito, en el que habla de sus hijos.

¿Una anécdota que las hizo sentir que lo habían logrado?
F: Pues creo que hemos tenido la fortuna de siempre tener reconocimiento de nuestro trabajo por mucha gente que nos importa o que para nosotros es valiosa su opinión. El poder vender la revista fuera de México creo que eso es algo muy importante.

¿En la actualidad, qué cambios han hecho en el equipo?
Martin Michaelis ahora es Editor de Moda y creo que le ha aportado a la revista bastante. Es un proceso de adaptación, pero creo que es un elemento que por muchos años no existió en 192, después de que salió Liza Freer. 

¿Y ahorita quién está diseñando?
Sociedad Anónima.

¿Qué proyectan para 192?
F: Desde hace como un año y medio empezamos a hacer proyectos editoriales. Hemos hecho libros de belleza, sacamos el libro de Arca, Momento 01, además de un periódico trimestral para una inmobiliaria. Este año queremos hacer un libro de rock con fotografías de Gonzalo Morales y hacer otros proyectos, crecer como editorial.

D: La verdad es que para nosotras el papel sigue siendo la bandera en todos lados, queremos convertirnos en una editorial en todo el sentido de la palabra.

Más i-D que te va a gustar:

P Magazine

Barón Magazine ha cambiado la forma en la que consumimos porno desde 2012

10 años de publicaciones independientes con Luis Venegas

Para el futuro de la moda, ¡busca Assistant!

Credits


Texto Monse Castera
Retratos de Danae y Fabiola, David Franco
Fotografías 192 por Fabiola Zamora