ve en exclusiva la clínicamente aterradora campaña de chrishabana 2016

Sangre, látex y procedimientos quirúrgicos: la marca neoyorquina de joyería estrena en exclusiva su más reciente campaña que presenta modernos y precisos accesorios, no hechos para los débiles de corazón.

|
feb. 25 2016, 3:23pm

Chris Habana sabe lo que está haciendo. Lo ha sabido desde que dejó la universidad para mudarse a NY y dedicarse de lleno al diseño. Este fuerte sentido de decisión es algo latente en su marca de joyería CHRISHABANA, la cual refleja su honesta visión y sensibilidad a su entorno, además de su completa intención de impresionar a su audiencia con sus limpios, casi clínicos accesorios. Habiendo colaborado con Opening Ceremony y nuestra marca favorita emergente Gypsy Sport, el diseñador nos comparte en exclusiva su primera campaña para la colección de plata de CHRISHABANA 2016. Fotografiada por Dom Smith, herramientas antiguas se mezclan en contraste con las piezas modernas, mientras vendajes y látex se unen a bandejas con sangre, efectos especiales cortesía del artista Brian Zurek. La artista del performance Dia Dear, sirve como la modelo perfecta para llevar a la vida esta campaña que se basa en filmes de horror y aterradores dibujos del siglo 19. i-D platicó con el joyero sobre la influencia de Nueva York y su escena queer, su amor por Robert Mapplethorpe y el sentimiento que quiere transmitir con esta campaña.  

¿Cuál fue el momento en el que decidiste ser diseñador de joyas?
Fue más bien una evolución hacia el diseño de joyas, en realidad. Siempre he hecho cosas desde que era niño. Me gustaba jugar y crear tableros de Dungeons and Dragons y juegos de roles con mi hermano. También tuve una línea de ropa por un tiempo, e incluso ahora todavía hago y le cambio la finalidad a mi propia ropa. Creo que terminé gravitando hacia la joyería porque amé poder crear piezas sorprendentes e intrigantes que, si las mantenía a una escala bastante manejable y pequeña, a la gente y a mí todavía nos gustaría y la podríamos usar.

¿Cómo se produjo la colaboración con Gypsy Sport y Opening Ceremony?
Con Gypsy Sport fue bastante fluido. Rio [Uribe] Director Creativo/Propietario de Gypsy Sport y yo somos amigos, y hemos estado trabajando juntos durante un par de temporadas. Siempre fue un hecho que trabajaríamos juntos para ésta, pero queríamos asegurarnos de mantener una sensibilidad elegante y refinada. Desechamos todas las conchas y rafia y las destilamos en algo que era puramente plata, todo girando en torno a su emblema Haturn. Con Opening Ceremony, nos contactaron un día y querían trabajar en una colaboración. Después de ver sus notas e inspiración, me quedó claro por qué nos contactaron, pues el tema era muy futurista y pulcro. Nuestra propia línea CHRISHABANA es minimalista y elegante, entonces se presta a temas de la era espacial. Fue una colaboración impecable y todas nuestras ideas compartidas se unieron en una sola. 

Además de la plata, ¿qué otros materiales te gusta usar?
Todo depende de la colección o colaboración en realidad. Nuestra línea CHRISHABANA es plata esterlina con perlas de agua dulce, pero nuestra línea My Enemy es todo latón chapado en bronce y oro de 18 quilates. Cada que hago colaboraciones tomo en cuenta al cliente con el que estoy trabajando y discuto las mejores maneras de fabricar sus piezas. Nuestra reciente colaboración con Opening Ceremony utilizó principalmente latón chapado en plata, mientras que nuestra colaboración de joyería con Gypsy Sport fue una mezcla de materiales, muy ilustrativo de esa marca.

¿Cuál fue la principal sensación que querías representar con esta campaña?
Estoy muy orgulloso de esto, gracias por preguntar. Las campañas que creamos siempre son mi tiempo para estallar y no contenerme. Ésta, en particular, fue algo que había estado soñando durante un tiempo. Me encanta la idea de la tensión y la imaginería incómoda y quería llevar lo médico, lo fetiche y lo gore a un nuevo extremo elevado. Trabajé con mi fotógrafo de mucho tiempo, Dom Smith, para crear las imágenes y estoy muy contento con los resultados. Si la gente se asusta un poco con ellas, hemos hecho bien nuestro trabajo.

¿A quién te encantaría ver usando tus piezas? 
Hemos tenido la suerte de trabajar con algunos muy buenos artistas y celebridades, lo cual es realmente maravilloso. En cuanto a mí, personalmente, a veces extraño una idea de Nueva York en el pasado y tiendo a admirar a esas figuras. Dicho esto, me encanta Robert Mapplethorpe, Basquiat, Candy Darling; por desgracia, todos están muertos. Creo que nuestra joyería se vería muy bien en ellos.

¿Alguna vez has considerado mudarte de NY?
Uy, bueno, ni siquiera puedo imaginar salir de mi estudio en el momento. Mi estudio de trabajo (y mi departamento) están ubicados en East Village (Alphabet City) de Nueva York. Incluso si Nueva York está cambiando y evolucionando en algo diferente de cuando llegué, esa zona y barrio realmente me alimentan de forma creativa. Incluso hago que la gente firme mi pasillo cada vez que me visitan y en este momento está lleno de firmas de todas nuestras visitas. A menos que pueda romper esa pared y llevarla conmigo, no me voy a ninguna parte.

¿Donde sueles buscar inspiración?
Dejo que mi entorno, experiencias y amigos me influyan. Nueva York tiene un gran pasado gótico y punk. Con las culturas de neutralidad de género, queer y club sucediendo en gran medida a mi alrededor con mis amigos y colaboradores, esa mezcla tiende a crear algo muy increíble para mí. También estoy interesado en las culturas tribales indígenas y siento que funcionan a la perfección con mi sensibilidad punk, así que siempre me inspiro en ellas.

¿Hay una pieza de joyería con una historia en particular detrás que la vuelva especial para ti?
A veces las ideas son tan simples y fuertes, que cuando te llegan es tan natural y fácil, y, a su vez, increíble. Ese fue el caso con una de nuestras Septum Cuffs para la línea de difusión, My Enemy. Me estaba drogando una noche y estaba pensando en la idea del matrimonio y así. Pensé en el anillo de compromiso y quise pensar en una forma más cool de expresar la dedicación hacia alguien. Entonces se me ocurrió simplemente cortar el mango del anillo y crear septums, aretes, etc. Así surgió el estilo.

¿Con qué tipo de dificultades te has tropezado al tener una marca de joyería?
Bueno, mi marca sin duda ha pasado por algunos altibajos. Nunca fui a la escuela de negocios ni de joyería, así que todo lo que hago es muy orgánico. Eso siempre dará lugar a éxitos y oportunidades. Las dificultades van desde simples decisiones de negocios que alguien que está aprendiendo a medida que avanza tiende a hacer. La administración del dinero, todo eso. He aprendido y me he rodeado con gente racional pero abierta que me ha guiado bien.

¿Cuál es la cosa más importante que cada joyero debe considerar en el diseño de una pieza?
Solo puedo hablar de mi experiencia con la joyería y la forma en que diseño, pero disfruto bastante la tensión entre averiguar lo que quiero hacer, y lo que siento que tengo que hacer. Estamos en un campo comercial, después de todo. Pero no creo que eso debería entristecer o limitar al diseñador. Es un buen ejercicio tener esa batalla interior y creo que nos hace a todos mejores diseñadores. Al menos para mí, sin importar el resultado, siempre estoy contento con ello.

¿Hacia dónde crees que irá la moda en 2016?
Lo que me gusta de la moda es que siempre refleja o reacciona contra la cultura pop. En este momento se está volviendo realmente democrática y abierta y se siente como que todos pueden participar, y eso es muy alentador para mí. Creo que algunos movimientos interesantes han salido o van a salir de esto. Supongo que tendremos que ver qué es lo que sale al final.

chrishabanajewelry.com

Credits


Texto Cheryl Santos
Fotografía Dom Smith