robert geller otoño/invierno 2016

Inspirándose en la novela de fantasía, 'Momo', los ladrones del tiempo nunca se han sentido más relevantes.

por Alice Newell-Hanson
|
04 Febrero 2016, 5:29pm

De acuerdo con sus notas del show, Robert Geller estaba pensando en la novela alemana de fantasía, Momo, al diseñar las bomber jackets y abrigos acolchados sutilmente inventivos de su última colección. En caso de que no la hayas leído: escrita a principios de los años setenta por Michael Ende (autor de The Neverending Story) Momo cuenta la historia de la invasión de los 'Men in Gray', una banda siniestra de parásitos bien vestidos que le roban tiempo a la humanidad como banqueros acaparando dinero (en realidad fuman las horas en forma de cigarros). Solo Momo, un misterioso niño erudito con poderes extraordinarios para escuchar e inocencia ilimitada puede liberar al mundo de la eficiencia sin alma, con la ayuda de una tortuga mítica.

El libro es un clásico infantil moderno, y la colección de Geller jugó hábilmente con los temas de Ende. A un nivel literal, había muchos hombres vestidos de gris. El show comenzó con una procesión de looks desaturados: un blazer negro con textura sobre un jersey de cuello gris aperlado, una parka con capucha color carbón puesta sobre los hombros de una chamarra de cuero negra de motociclista. Pero para cuando salió un jumpsuit de terciopelo de satén deslavado (en el tono más hermoso de 'greige', una combinación entre beige y gris) comenzaron a aparecer toques de color. Los amenazantes maletines plagados de cuero que cargaban los modelos (una colaboración con la marca japonesa Adachishiki) desaparecieron progresivamente, y las cosas se volvieron un poco más optimistas.

Más i-D: Public School otoño/invierno 2016

La última cuarta parte del show fue una explosión de color reafirmante de la vida (como Dorothy entrando a Oz). Las composiciones en capas de chamarras a cuadros de color vino, las camisetas estampadas brillantes y los sweatpants de punto color púrpura fueron un contraste agradable de la muestra temprana de austeridad refinada de Geller. Las notas del show también sugirieron que el detallado complejo de la colección (como el animal print bordado en el cuello de una camiseta suelta y deslavada color azul marino de los años ochenta) debe entenderse como un comentario sobre la conexión vital entre la moda y las muchas horas que los diseñadores necesitan para crearlo. Un sentimiento muy oportuno.

Credits


Texto Alice Newell-Hanson
Imágenes cortesía de Robert Geller

Tagged:
NY
robert geller
Μόδα
nyfwm
otoño 2016
reseñas de moda