The VICEChannels

      moda Anders Christian Madsen 19 junio 2017

      j.w.anderson y off-white: la moda en la era de instagram

      La temporada primavera/verano 2018 en Florencia estuvo definida por los nuevos enfoques de ropa casual de dos diseñadores.

      j.w.anderson y off-white: la moda en la era de instagram j.w.anderson y off-white: la moda en la era de instagram j.w.anderson y off-white: la moda en la era de instagram
      J.W.Anderson primavera/verano 2018. Fotografía Daisy Walker.

      Este artículo fue publicado originalmente por i-D UK.

      Si esta temporada hubiera habido un tema para Pitti Immagine, la feria de menswear en Florencia, podrían haberla llamado 'The Millennials'. Los invitados a mostrar sus colecciones en la prestigiosa plataforma, que en el pasado acogiera a diseñadores como Helmut Lang y Raf Simons, fueron la nueva guardia de disidentes ‪J.W. Anderson y Off-White. Como diseñadores, Jonathan Anderson y los especialistas de Virgil Abloh son diferentes —Anderson surgió a partir de la Alta Costura, mientras que Abloh es un diseñador de streetwear— pero ambos comparten una fascinación por la vanguardia y un punto de partida altamente referencial tratándose de los diseñadores a los que crecieron adorando. En esta era de Instagram que ha convertido a los fans de la moda juvenil en expertos, estas dos marcas atienden al mismo club de fans: la audiencia post postmoderna de clientes demasiado jóvenes como para haber crecido con Helmut Lang y ‪Raf Simons —sin mencionar a Martin Margiela, cuyos códigos y valores son más populares con las denominadas etiquetas de Instagram que los de cualquier otro diseñador.

      Off-White primavera/verano 2018. Fotografía Giovanni Giannoni.

      "Soy una especie de marca millenial, lo acepto. Puedo publicar a Jenny Holzer en Instagram y los chicos irán a investigar al respecto", admitió Abloh antes de su desfile el jueves por la noche, el cual cubrió las rústicas paredes renacentistas del Palazzo Pitti con proyecciones de poesía curadas por Holzer, la artista que trabajó con Helmut Lang y colaboró con él en un show en Florencia hace 20 años. "Pero esto tiene mayor importancia para mí que sólo el aspecto de la moda. Significa enviar un mensaje y manifestar una opinión", afirmó Abloh. Su colección fue una respuesta directa al clima político actual: "A escala macro, se trata en gran medida del fenómeno de la inmigración. De los refugiados que cruzan las fronteras y la voluntad personal de casi morir con tal de cruzar la frontera, y de las historias que se pueden contar en ese ámbito". Abloh empleó la sensación plástica de las balsas salvavidas en tejidos inteligentes y detalles de rendimiento, mejorando las prendas deportivas con múltiples cremalleras y cordones que las hicieron transformables. Luego, las yuxtapuso con el arraigamiento artesanal de los intrincados pantalones y chamarras de jacquard, brindándoles con eso una sensación de haber sido tejidos a mano, de ser algo humano y digno en medio de un mar de plástico.

      Más de i-D: Craig Green y Vivienne Westwood comparten un mensaje de optimismo.

      Off-White primavera/verano 2018. Fotografía Giovanni Giannoni.

      Debido a todo el crujir de esos materiales de rendimiento, el desfile de Off-White tuvo como propósito traer tanta emoción a su disposición streetwear como pudo, bañando su oscuro espectáculo al aire libre (empezó a las 10:40pm) con luces doradas y un soundtrack operístico que logró su cometido en el aspecto emotivo. "Es streetwear, pero también es el fundamento de una idea y una generación", dijo Abloh, refiriéndose a la restricción de viajeros e inmigrantes a E.U.A. por parte del presidente Trump, las marchas de mujeres y el Brexit. Cuando se le preguntó cómo lidia con los comentarios ocasionales en los medios de comunicación de que su enfoque es muy poco original (como las declaraciones de Raf Simons sobre él en American GQ en enero de este año), Abloh no vaciló ni por un segundo. "Esta es la respuesta: ¿estamos hablando de prendas de vestir, como diciendo 'esta persona inventó este objeto de la moda' o estamos hablando del mundo en general?".

      Off-White primavera/verano 2018. Fotografía Giovanni Giannoni.

      'Militant men wear J.W.Anderson' [Los militantes usan J.W.Anderson] decía una camiseta Instagramable del desfile primavera/verano 2018 del diseñador, su propio rostro estaba por toda la playera en homenaje al anuncio de Coca-Cola de los tiempos de guerra. Ciertamente, a Jonathan Anderson no le falta una férrea ambición. Su desfile, que tuvo lugar en la fabulosa Villa la Pietra en Florencia el miércoles por la noche, hizo ostentación de su logo por el largo paseo de pasto mullido en el jardín renacentista de la ladera, dejando que la marca hablara por sí misma. Las propias prendas eran inusitadamente discretas para tratarse de Anderson, cuya ropa gender-bending masculina lo puso por vez primera en el mapa de moda hace unos siete años, antes del womenswear y de Loewe. Se trató de normcore —término muy estrechamente ligado con ‪Vetements y la celebración de la marca de culto— y sublimación —de las cosas simples de la vida. Basándose en el trabajo de Martin Margiela y Helmut Lang, durante los últimos tres años, Vetements reintrodujo en las nuevas generaciones un sentido de vanguardia en la ropa casual tan fuerte que incluso se filtró en la estética de polaridades opuestas como la lujosamente ornamentada ‪Gucci. Es cool ser normal, desentonar un poco; mostrar jeans y camisetas blancas en un majestuoso jardín florentino y cubrir sus artísticas estatuas con sábanas blancas en pleno verano.

      Más de i-D: Gosha Rubchinskiy colabora con Burberry en Rusia.

      J.W.Anderson primavera/verano 2018. Fotografía Daisy Walker.

      Cuando la colección se movió más hacia el diseño de moda, Anderson adquirió un toque adorable —sin duda de manera irónica— con prendas de punto juveniles que tenían motivos de tarjetas para coleccionistas, estampados de corazón en casi todo, y más corazones en la forma de appliqué en una clase de gabardina beige desconstruida, los cuales le agregaron a esta colección el espectacular valor artesanal que de otra manera hubieran tratado de ignorar. ¿Qué estaba diciendo Anderson con todos esos corazones? Tal vez fue la admisión de un gusto personal —que estas son las prendas que le encanta usar—, pero conociendo su estilo subversivo, es probable que sólo fueran un guiño a la normalidad: un corazón, el símbolo más común del mundo. ¡Qué vanguardista! Los diseños de Anderson son para conocedores, y es por eso que la marca jugó un papel invaluable en esta colección. Se podrían conjuntar atuendos similares a partir de marcas minoristas—chamarras y shorts de mezclilla azul, una sudadera gris con capucha, una chamarra bomber color beige— pero simplemente no serían J.W.Anderson, ¿cierto? La colección incluso presentó una colaboración con Converse, el héroe democrático de la ropa preferido por todos, desde burgueses hasta rebeldes, donde los tenis fueron cubiertos con glitter para darles un toque de moda esotérica.

      J.W.Anderson primavera/verano 2018. Fotografía Daisy Walker.

      Con el telón de fondo de la fantástica Florencia, donde da Vinci y Donatello rompieron las normas hace unos quinientos años, la provocación de Anderson fue en un sentido opuesto. No podría haber estado más alejada de los trajes de lino, los chalecos, el calzados sin calcetines y el jactancioso pelo facial preferido por los dandies que frecuentan la feria de menswear en Pitti Immagine, la cual acogió a J.W.Anderson aquí en Florencia. Y sin embargo, justo como un rostro lleno de maquillaje con apariencia natural, las nuevas propuestas menswear del joven diseñador estaban tan calculadas como los trajes de esos engreídos. Sólo que no podías notarlo. Es la desconcertante belleza de una industria de la moda en la era de Instagram, donde los jóvenes fans de la moda ahora entienden que la ropa no tiene que ser llamativa para estar a la moda —más bien, todo lo contrario, como evidencia la popularidad de ‪Gosha Rubchinskiy, cuya irónica colaboración con Burberry el fin de semana pasado en San Petersburgo rindió homenaje al pasado kitsch de la marca británica. "Es mi diálogo con el aspecto sartorial, y con los chicos a los que fotografían allá afuera, y espero que podamos profundizar más", dijo Virgil Abloh el jueves por la noche, refiriéndose a las estrellas del street style de Pitti, quienes pertenecen todos a la misma tribu de millennials de Instagram, los cuales se pavonean por toda la calle usando ya sea un traje de tres piezas, un anorak Off-White, o un suéter con el logotipo de J.W. Anderson. Para la nueva guardia de diseñadores de la era de las redes sociales, la moda es toda suya.

      J.W.Anderson primavera/verano 2018. Fotografía Daisy Walker.

      Más de i-D: Jean Paul Gaultier en Latinoamérica: México y su color.

      Credits

      Texto Anders Christian Madsen

      Conéctate al mundo de i-D! Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram.

      Temas:moda, semana de la moda, menswear, florencia, pitti immagine, j.w. anderson, off-white, reseña de moda, primavera 2018, fashion week, milan fashion week, mfw, pitti uomo

      comments powered by Disqus

      Hoy en i-D

      Ver más

      featured on i-D

      Ver más