Las chicas toman el mando de London Fashion Week

La semana de la moda de Londres se ha tomado muy en serio la nueva ola de feminismo y diseñadores como Gareth Pugh, Simone Rocha y Sibling la han llevado a un nuevo nivel.

|
feb. 25 2015, 11:50pm

Desde que Karl Lagerfeld sacara a su horda de modelos con pancartas reivindicativas en favor de los derechos de las mujeres la temporada pasada, el espíritu feminista se mantiene a flote en la escena actual de la moda. La cruzada contra el sexismo ha alcanzado tanta repercusión que ha pasado de ser una mera tendencia a toda una revolución. Gareth Pugh acaba de cumplir 10 años en la industria de la moda y lo ha celebrado volviendo a London Fashion Week con un dramático desfile en el Victoria & Albert inspirado en la misma lucha.

"A veces hay que sacrificarse por el bien del grupo", nos contaba en el backstage acerca del maquillaje de sus modelos -con la cruz de San Jorge en la cara- y de la música del desfile -en la que se oían los gritos de los fanáticos de un club de fútbol inglés. Guerreras con vestidos largos y negros, espaldas al descubierto, armaduras de cuero y cascos de gladiador que cerraron -con bandera roja en mano incluida- la presentación de una colección muy implicada con la desigualdad de género.

Juana de Arco es el eterno referente feminista y su influencia en la cultura contemporánea está más latente que nunca: Madonna acaba de sacar una canción sobre ella y damos por hecho que es la musa de la nueva colección de Pugh. "Mi colección trata sobre ir al campo de batalla y estar listo para la lucha", nos dice.

Gareth Pugh otoño/invierno 2015

¿Una propuesta un tanto agresiva? No, según el diseñador inglés. "La agresividad es un estado temporal de la mente. En cambio, yo hablo de una mujer fuerte las 24 horas del día", señala. Gareth no nos habló de feminismo pero estamos seguros de que sí ha tratado el tema anteriormente. Parece que algunas mujeres del siglo XV captaban mejor la idea del feminismo que una nueva generación que reivindica el "girl power" en una época en la que se debería dar por hecho. Como dice Pugh: "Hay que formar parte de la cultura y estar abiertos al diálogo".

Lo interesante de mujeres como Juana de Arco -y la mujer que Gareth propone para otoño/invierno 2015- es que a la larga pasan a ser sex symbols: solo hay que fijarse en la película en la que Milla Jovovich interpreta a la mártir francesa o a otras guerreras del cine y la televisión -como Buffy La Cazavampiros o Xena. Lo negativo de esto es que los hombres se sienten atraídos por ellas por su físico y no por su poder.

Un tema que ya trató Louise Bourgeois cuando (en 1991) creó Mamelles: una pared construida a partir de la unión de varios moldes en forma de teta. Una obra que hablaba del comportamiento sexual y egoísta de los hombres que la sociedad considera "casanovas": depredadores sexuales socialmente aceptados que se acuestan constantemente con mujeres sin preocuparse por cómo son por dentro. El segundo día de London Fashion Week pudimos disfrutar de lo nuevo de Simone Rocha (con referencias a la obra de la artista francesa): una diseñadora que lleva inspirándose en mujeres ejemplares desde su primera colección.

La declaración feminista de Rocha viene en forma de vestidos con cortes que se adaptan a las formas escultóricas de Mamelles: nada violentos pero sí muy explícitos. Una colección valiente, despreocupada pero con una forma de entender la lucha algo distinta a la de Gareth Pugh. Las chicas de Simone Rocha no van a la guerra: son hermanas aliadas.

Simone Rocha otoño/invierno 2015

Dos enfoques diferentes de ver el feminismo debido seguramente a que son diseñadores de sexos opuestos. Para resolverlo, nos vamos a la colección que presentó Sibling el sábado. El trio de diseñadores -compuesto por dos hombres y una mujer- optaron por prendas con una carga muy sexual (algo así como el armario de Alexis Colby en Dinastía), pero la mujer que presenta Sibling para el próximo invierno "no tiene tanta confianza en sí misma", nos comenta Cozette McCreery.

"¿En quién nos hemos inspirado? Probablemente en las chicas que conocemos y un poco en mi 'yo' de hace unos años" nos dice con cara tímida. "Tenía una imagen muy estudiada. Me presentaba en el Café de París enfundada en un Alaïa, maquillada a más no poder, con tacones de 15 centímetros y no hablaba con nadie. Soy muy tímida, así que cuando miro a nuestras modelos en la pasarela lo concibo como si llevaran una especie de armadura. Looks de infarto para mujeres que no se sienten especialmente seguras de sí mismas".

Sibling otoño/invierno 2015

En ese sentido, el discurso de Sibling coincide con el de Rocha y Pugh: a través de su ropa, lo que pretenden es subir el autoestima de las mujeres y no tan solo vestirlas. A través de armaduras de todas las formas, el feminismo latente en los últimos desfiles de la semana de la moda de Londres trata sobre mujeres que saben cuidarse solas y que no están sometidas por nadie. Cuando preguntamos a los chicos de Sibling si trataban de lanzar un discurso feminista, nos respondieron rápidamente: "Sí, y es: ¡Girl Power!".

Credits


Texto Anders Christian Madsen
Fotografía Mitchell Sams
Backstage Piczo