10 fotógrafos de nueva york que descubrir

En Red Hook Labs, una nueva generación de fotógrafos mundiales comparten su perspectiva del mundo.

por Emily Manning
|
21 Julio 2017, 3:20pm

Este artículo fue publicado originalmente por i-D US.

Red Hook Labs ha dedicado el cavernoso espacio de su galería en el sur de Brooklyn a los titanes del retrato de moda (‪Jamie Hawkesworth, ‪Willy Vanderperre) y a los ‪estudiantes de preparatoria locales. El jueves, la galería abre su exhibición colectiva más ambiciosa, Labs New Artists. La exposición reúne el trabajo de 25 fotógrafos emergentes, seleccionados de entre los 450 artistas que respondieron a la convocatoria abierta que Red Hook Labs hizo en línea.

Siendo un mosaico de estéticas y perspectivas, la exhibición ofrece documentales (la serie escultórica de los pescadores en hielo kazajos de Aleksey Kondratyev), collages (las leyendas encontradas de Lucie Khahoutian), editoriales de moda, y retratos abstractos. Algunos nombres —como Isabel Magowan o la colaboradora de Grace Wales Bonner, Joyce Ng— pueden resultar familiares para los lectores de i-D. Otros expondrán su obra por primera vez en una galería. Aquí les presentamos a 10 artistas que deben conocer.

Can Dagarslani: En su libro The Architecture of Happiness, Alain de Botton explora el impacto emocional que los edificios pueden tener sobre sus usuarios. Las fotos del arquitecto y artista Can Dagarslani, radicado en Estambul, traen a la memoria la pasión de Botton por el humanismo arquitectónico. Su serie fotográfica Serenity —tomada en la Bauhaus en la ciudad de Dessau— es una exploración lúdica de la simetría, el color, y el espacio. Las fotos muestran a una pareja de ancianos, Adolfo y Gertrud, interactuando entre sí y con su entorno.

Joyce Ng: Para Joyce Ng, la fotografía es sólo un componente de la creación de imágenes. Además de hacer editoriales para Man About Town, Mushpit, y Buffalo Zine, Joyce ha colaborado con Grace Gales Bonner haciendo castings (para ‪el épico show de la diseñadora en el museo V&A entre otros proyectos) y dirección de arte (en Everything's For Real, un zine de Ditto Press). Joyce desarrolló su enfoque interdisciplinario hacia la dirección creativa mientras era parte del programa Fashion Communication de Central Saint Martins. Pero su sensibilidad existía mucho antes de que se mudara a Londres. "Crecí en los centros comerciales de Hong Kong, la naturaleza como que me asustaba —le dice Joyce a i-D—. Todos los días estaban ocupados con compras, rebajas, y ofertas, por lo que la idealización de la moda había desaparecido para mí hace mucho tiempo". Una de las imágenes que está exhibiendo en Labs New Artists —publicada originalmente en 1Granary de CSM—muestra a una familia sri lanko-sudamericana de seis integrantes. Como a muchos de sus modelos, Joyce los conoció en la calle. Fotografió a la familia en su casa, pero trabajó con un diseñador de set para incorporar utilería una vez que hubo más confianza. "Necesito que en mis fotos hayan hechos y realidad, pero con un toque de fantasía".

Harris Mizrahi: Poco después de terminar la preparatoria, el nativo de Brooklyn Harris Mizrahi se obsesionó con la música country clásica. Las historias de las canciones sobre el Oeste americano invadieron la mente de Mizrahi, hasta que un fotógrafo al que asistía lo invitó a participar en un proyecto personal. "Estuve ahí como colega fotógrafo no como asistente —dijo Mizrahi—. Sólo después de que empecé a hacer mis propios viajes me di cuenta de lo generoso que él había sido conmigo, por dejarme entrar en su proceso de esa manera". El par recorrió el oeste de Texas, tomando fotos durante todo el día y la noche. El viaje causó un impacto transformador en Mizrahi, cuya serie Inside Out recoge sus propias impresiones del viaje. "Combatiendo la profunda depresión y la manía seductora de mi trastorno bipolar, conducía lo más lejos de casa que podía antes de cansarme, la mayor parte del tiempo sin pensar en volver", le dice Mizrahi a i-D. Encuentra a sus modelos en moteles, bares locales, gasolineras, o simplemente tocando a sus puertas. La manera en que Mizrahi hace su casting parece una mezcla entre los temas de Harmony Korine y Mark Steinmetz. "Los viajes me sirven como una forma de terapia, donde mi propio estado de vulnerabilidad y deseo de ser aceptado me permiten simpatizar y fotografiar a las personas que voy conociendo con honestidad, empatía y una intimidad que normalmente no se da entre extraños", dice.

Cécile Baudier: En Oaxaca, trabajando en un proyecto de moda, a Cécile Baudier le dio un horrible dolor de muelas. A través de un rumor entre fotógrafos, se enteró de un dentista que aceptaba fotos como pago. En su consultorio, Baudier descubrió las imágenes de unos pescadores afro-mexicanos —gente a la que nunca antes había visto. Poco después, viajó al remoto poblado de Chacahua y comenzó a trabajar en una nueva serie, Diaspora. Los retratos de Baudier —tomados con una antigua cámara modelo Mamiya bajo una luz dorada y natural— captan a una comunidad que no está acostumbrada a ser vista como hermosa. "No fue hasta 2015, que el gobierno mexicano finalmente reconoció a sus 1.38 millones de ciudadanos de ascendencia africana —le dice Baudier a i-D—, lo que significó una tremenda victoria para la comunidad afro-mexicana que hasta ese momento había pasado desapercibida en las márgenes de la sociedad mexicana".

Jon Henry: El nativo de Queens Jon Henry ha tomado fotografías de atletas inspiradas en pinturas y esculturas clásicas —viendo la cancha de baloncesto como un lienzo de Caravaggio. La serie que Henry está exhibiendo en Red Hook Labs también está impregnada de la tradición histórica del arte, pero sus modelos no son atletas. Stranger Fruit "investiga la relación madre/hijo en varias comunidades a raíz de los asesinatos de hombres afroamericanos desarmados", le dice Henry a i-D. Cada madre es fotografiada sosteniendo a su hijo como si estuviera muerto —una composición análoga a la Pietà, un motivo escultórico en el arte cristiano. Las madres retratadas en las fotos de Henry no han perdido a sus hijos, pero "entienden que esto es una realidad para las familias de todo el país —explica—. Ninguna madre debería tener que soportar este sufrimiento".

Más de i-D : Cinco fotógrafos africanos emergentes retratando la identidad y la belleza.

Lucy Ridgard: La fotógrafa británica realiza retratos en película a color de adolescentes dentro y en los alrededores de su natal Bury St Edmunds —una ciudad de Suffolk que es hogar de la Carta Magna, donde se enjuició a mujeres acusadas de brujería en el siglo XVII y que alberga a un poco más de 40,000 personas. Ridgard admite que su trabajo está influido por una debilidad hacia su adolescencia en los años 90, pero su nostalgia es discreta. No vemos a sus chicos en la parte trasera de autos o en dormitorios; no están ligando o peleando. Por lo regular están solos, completamente vestidos. El trabajo de Ridgard no parecer ser sobre la interacción, sino más bien sobre la individualidad. Sus chicos —como los chicos en cualquier centro comercial local— experimentan con los cortes de pelo y el color, llevan parches y pins por todas sus chamarras. El trabajo de Ridgard es hiperlocal, pero simultáneamente es universal.

Theo de Gueltzl: El fotógrafo francés Theo de Gueltzl ha tomado fotos en Camboya, la India, Cuba, México, Rumania, Belice y Nueva York. "Me mantengo conectado con un lugar y su gente, creyendo y siguiendo mi intuición, para luego crear una respuesta personal y universal que intenta crear conciencia sobre temas importantes", le dice a i-D. Las fotografías de su más nueva serie, creada en Namibia, se exhibirán en Red Hook Labs. Las imágenes —muchas de niños y troncos torcidos de árboles— tienen ricos tonos cálidos. De Gueltzl juega con la luz y la sombra de manera más seductora en esta serie que en su trabajo anterior, y el efecto es embriagador. "Estoy fascinado con las personas que viviendo al margen de la sociedad moderna proponen diferentes maneras de ver al mundo, al tiempo que hacen uso respetuoso de los recursos de la naturaleza para vivir una vida tranquila y feliz", dice de Gueltzl.

Scandebergs: Los italianos Stefano Colombini y Alberto Albanese forman este dúo fotográfico radicado en Londres. El par dice que aborda el retrato de moda desde una perspectiva cinematográfica, incorporando elementos paisajísticos disociados a propósito de su contexto geográfico real. Los resultados son siempre ligeramente surrealistas —"normales" de manera extraña. Tomemos, por ejemplo, uno de los retratos que estarán exhibiendo en Red Hook Labs, publicado originalmente como un editorial de Prada. En él, uno de los marineros de Miuccia se aleja de la pasarela milanesa y se adentra en un segmento indescriptible de los suburbios.

Más de i-D: Las íntimas fotos de Stef Mitchell sobre qué significa ser una 'chica'.

Isabel Magowan: Hablando de los suburbios, Isabel Magowan, graduada de Yale MFA, también presentará ‪sus imágenes ligeramente siniestras del privilegio estadounidense en la exposición. Siendo ex bailarina, Magowan hace tomas de situaciones en las que la perfección, la vanidad y el materialismo de la clase alta se desvían en una dirección más oscura. El fotógrafo Gregory Crewdson alaba su "toque sardónico e irónico" bastante similar al deTina Barney. La composición de Magowan, caracterizada por el color saturado y a veces la iluminación severa, le da a sus imágenes una sensación única de ansiedad.

Justin French: El fotógrafo Justin French, radicado en Nueva York, cuenta como influencias en su práctica fotográfica a Nina Simone, Irving Penn, la pasión de su madre por el cine clásico, Lauryn Hill, y sus estudios en economía. Sin embargo, la obra de French —el retrato de moda enfocado en tonos de piel dinámicos— ha sido moldeada principalmente por la justicia social. "La justicia social ha estado realmente en el centro de casi todo lo que he hecho en la vida, incluso en la economía. Lo que me interesa es tener un impacto en las vidas de los demás —le dijo el año pasado a i-D—. Estamos en una cultura donde la cultura es expresada con mucho orgullo. Mi objetivo es representar respetuosamente esas historias para que haya conciencia, cambio y progreso".


'Labs New Artists', que beneficia a la iniciativa de educación y empleo de Red Hook Labs, se exhibirá del 20 al 30 de julio de 2017. Más información aquí

Credits


Texto Emily Manning
Fotografía cortesía de los artistas 

Tagged:
Cultura
Red Hook Labs
labs new artists