craig green y vivienne westwood comparten un mensaje de optimismo

'Sigue bailando hasta el fin del mundo' fue el mensaje de Andreas Kronthaler para los chicos en Vivienne Westwood el lunes —un sentimiento que tuvo eco en 'Choreomania' de Craig Green y Theo Adams.

|
13 junio 2017, 9:19pm

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

En una noche tranquila de lunes al este de Londres, la escena de la moda emergente de la ciudad se unió en una celebración de desfiles masculinos primavera/verano 2018 que acababan de terminar. David Waddington y Pablo Flack sirvieron sándwiches de queso a la parrilla en Hoi Polloi, Mandi Lennard fue la maestra de ceremonia, y Theo Adams dirigió su grupo de extravagantes artistas en un magnífico escenario con trajes fabulosos de Ed Marler. Alrededor de las mesas, se podía ver a las caras famosas de la moda de Londres iluminarse: Charles Jeffrey, Craig Green, Edie Campbell, Stephen Jones, Edward Meadham, Molly Goddard, Tim Walker, Sarah Mower. Todo el mundo estaba ahí, no para mandar besos en el aire y las redes, sino para la incomparable comunidad de la moda de Londres. Para la industria externa, podría parecer un circo, pero en esta ciudad no existe tal cosa como la diversión sin sentido. Choreomania, como le llamaron a la noche, fue un manifiesto para la moda, para Londres y para su mundo externo. Uno familiar, tal vez, pero tan importante como siempre: en esta ciudad, en este rincón de la industria, la gran moda existente se debe a que los creativos se mantienen unidos, se apoyan mutuamente y conservan un eterno sentimiento de optimismo, incluso cuando también acojan a la melancolía.

Craig Green primavera/verano 2018

Antes, en el último día de desfiles masculinos de Londres, un esbelto Craig Green mostró una de sus mejores colecciones hasta la fecha. Utilizando una técnica que describió como "la alimentación de cuerdas a través de túneles" de tela, hizo que las prendas parecieran cartón pintado con patrones tribales. No era posible ubicar a qué país o cultura pertenecían los motivos, y ése era el punto. Las notas del espectáculo hablaban de nómadas y cualquier londinense podía identificarse con eso. Todos venimos a esta ciudad en busca de algún tipo de paraíso personal, y una vez que nos instalamos aquí nunca dejamos de movernos por la ciudad en busca del mismo. "Yo estaba hablando con alguien sobre el paraíso y dijo: 'Creo que el paraíso es sólo una cuestión estética'. Pero no todos tenemos la misma idea de paraíso", dijo Green en backstage. "No todos pensamos en una palmera y una playa. Yo nunca he pensado que sea así, es cuando llega la oscuridad". Se refería al oscuro almacén donde tenía lugar el evento, las capas con capucha que cubrían los ojos de los modelos y el soundtrack Cannibal Holocaust. "Cuanto más lo vemos, más oscuro es, porque hay demasiado paraíso", dijo (y se rió). Fácilmente podrías encontrar un Brexit o un ángulo relacionado con las elecciones en los sombríos nómadas de Green, pero sería una pena estropear la colección con asociaciones tan tediosas.

Más de i-D: Backstage en LFWM: Martine Rose primavera/verano 2018.

Craig Green primavera/verano 2018

Green estrenó una nueva silueta: tops con cordones y volantes confinados a proporciones muy ceñidas, como si tuvieran arneses. Green los llamó 'skater tops'. "Son corsés bordados. Fueron hechos en un tamaño grande para una persona más grande, y luego fueron encinchados. Por eso tienen todo ese exceso de tela, la idea era envolver y restringir el cuerpo", explicó con una típica distancia irónica: "Antes de ir de vacaciones, tratas de mejorar tu cuerpo. Es muy tortuoso, y luego te pones un corsé". Ese es el espíritu de Londres para ti. "¡Baila en el fuego, baila hasta el fin del mundo!", dijo Andreas Kronthaler después de su show Red Label para Vivienne Westwood, donde artistas del performance se mezclaron en la pasarela con los modelos y la propia Dame Vivienne hizo una caravana estando sobre los hombros de un hombre. Kronthaler conoció a los artistas en una sesión fotográfica reciente y decidió incluirlos en el desfile, ampliando así la sensación de tragicomedia que estamos viendo en todo el paisaje de la moda londinense en este momento. Diseñadores emergentes como Charles Jeffrey y Matty Bovan están comunicando las filosofías de diseño de Westwood a una audiencia joven, poniendo en marcha una nueva era de moda fabulosa y divertida, que tiene mucho más que decir que sólo eso. Dame Vivienne, por supuesto, todavía conserva el trono y no perdió la oportunidad para añadir una capa adicional de activismo a la colección ya de por sí políticamente cargada de Kronthaler, donde las pinturas apocalípticas de Bruegel presentadas como impresiones y latas de refresco aplastadas se encontraban suspendidas bajo medias de red.

Vivienne Westwood primavera/verano 2018

"Vivienne puso toda su filosofía en este juego de naipes", explicó Kronthaler, refiriéndose a los motivos manipulados de baraja que aparecieron en las prendas y el maquillaje. "Ella estuvo trabajando en ellos durante tres o cuatro meses y terminó ahora. Va a sacarlos de vez en cuando, dependiendo de la situación política —dependiendo de la carta que se ajuste a lo que ocurre en el mundo". ¿Es una casa de naipes? "Bueno, todo se está desmoronando, ¿no? ", dijo en broma Kronthaler, resumiendo con efectividad la desastrosa situación política en Gran Bretaña y el resto del mundo. En Hoi Polloi aquella noche, nadie habló de política o de apocalipsis inminentes —no necesitaban hacerlo. El brillante cabaret montado por Theo Adams reflejó bellamente la actitud despreocupada que Kronthaler retrató en su colección para Vivienne Westwood y el espíritu de lucha que ella le ha enseñado a todas las generaciones de jóvenes diseñadores que quieren seguir sus pasos. La creatividad nos salvará a todos.

Más de i-D: Backstage en LFWM: 'chicos borrachos y drogados' en Charles Jeffery.

Vivienne Westwood primavera/verano 2018

Vivienne Westwood primavera/verano 2018

Credits


Texto Anders Christian Madsen
Fotografía Mitchell Sams