la revolución de la belleza masculina ya es una realidad

La verdadera definición de la masculinidad moderna está sujeta a un debate constante, pero el cambio de actitud más obvio es la creciente tendencia del maquillaje entre los hombres. Exploramos la nueva era de la expresión personal.

por Maks Fus-Mickiewicz
|
18 Julio 2016, 6:30am

Hace diez años la mayoría de los hombres se habría reído ante la idea de utilizar una crema hidratante. Ahora, estamos empezando a ver el inicio de algo completamente diferente. El auge de un nuevo grupo de hombres que no tienen miedo a llevar maquillaje como forma de expresión personal más que como una herramienta para mejorar tu rostro. 

En Japón están apareciendo nuevas tendencias como el Genderless Kei, donde los chicos se tiñen el pelo, llevan lentillas de colores, las uñas pintadas y maquillaje. Luego están los expertos de belleza adolescentes, con miles de seguidores, como Looking for Lewys de 16 años, o Barbiegutz de 17, ambos con un enfoque experimental y fresco hacia la belleza.

Al mismo tiempo también está creciendo el mercado convencional de la belleza masculina. La página Mr. Porter -que vende cualquier cosa, desde el antiojeras de Tom Ford hasta un cepillo limpiador con sistema sónico de Clinique- registró un crecimiento del 300% en productos de aseo y belleza masculina en el 2015. En China, el crecimiento interanual de artículos de aseo para hombres ha superado el 20% desde 2010.

La belleza masculina ha dejado de ser un tabú. Ha cambiado la forma que teníamos de hablar sobre ella y hay un enorme mercado abierto a la innovación. A medida que plataformas como Instagram y YouTube continúan conectando a millones de personas de todo el mundo, lo que todavía parece una estética extraña -que solíamos encontrar únicamente entre miembros de la generación Z-, se convertirá sin duda en algo mucho más prevalente y normalizado.

"Siempre ha habido chicos que se han maquillado, pero era una cosa más del underground", dice el diseñador de moda Matty Bovan, que suele utilizar crema hidratante, antiojeras, sombra de ojos, rímel de colores, un poco de coloretes, pintalabios y un lunar dibujado en la cara. "Ahora se puede documentar todo con los teléfonos y la gente se inspira al verlo, lo que siempre es algo positivo".

No se trata solo del maquillaje, sino que muchos van un paso más allá, experimentando con la cultura Decora y Kawaii. Jakob Kasimir estaba estudiando fotografía en Berlín cuando se cansó de buscar al modelo masculino perfecto, así que creó a Candy Ken, un rapero con pegatinas de Hello Kitty, lentillas y cejas de colores, que desde entonces ha sido alabado por Nicola Formichetti y, por supuesto, se ha convertido en el gran amor de Jeremy Scott.

"Internet está ayudando a todo el mundo a ser más abierto porque es un lugar donde no se puede esconder nada", explica Candy Ken. "Estoy seguro de que siempre hubo hombres que disfrutaban maquillándose pero no podían expresar su pasión. Con Instagram y otras redes sociales por fin podemos disfrutar de ello y ver a otra gente que hace lo mismo. Ayuda a todo el mundo y motiva a los que ya tenían esta pasión".

Puede que hoy en día a día Bovan y Candy Ken todavía reciban algunas miradas de sorpresa cuando andan por la calle y, por desgracia, una de cada dos son de desaprobación, pero las grandes marcas están empezando a reconocer y empoderar a estos nuevos clientes, ya sea desarrollando nuevas líneas para hombre o cambiando su mensaje.

MAC, por ejemplo, ha trabajado con los it boys Peter y Harry Brant para crear una nueva línea que incluye sombras neutras, antiojeras, pintalabios y pinceles para el contorno de ojos. "Nuestro mantra es Todas las edades, todas las razas, todos los sexos", explica a i-D Karen Buglisi-Weiler, presidenta de marca global M∙A∙C.

El gigante de los cosméticos también ha ayudado a promocionar documentales que exploran los problemas a los que se enfrenta la comunidad transexual y ha recaudado fondos para mejorar su vida. Jenner cuenta con su propia edición especial de pintalabios MAC llamado Finally Free, y el 100% de sus ventas está destinado a la iniciativa transexual de MAC AIDS Fund.

Matty Bovan

"Se trata de eliminar las barreras entre la masculinidad y la feminidad", dice el director de arte del maquillaje de M∙A∙C, Terry Barber, que habla de la tendencia de la neutralidad de géneros en el programa London Collections: Men de esta temporada.

Diseñadores como Sibling, J.W.Anderson y Charles Jeffery han combinado sus líneas de ropa para hombres y mujeres, dejando de prestar atención a las nociones tradicionales del vestuario masculino y femenino, representando la belleza masculina y femenina como una sola. "Oscureciendo las cejas, ensuciando los ojos y sonrojando la piel se ha creado un nuevo tipo de aseo personal de género neutro", dice Barber. "Chicos guapos y chicas apuestas".

Así pues, tiene sentido buscar las próximas tendencias de belleza masculina en el mercado de las mujeres, donde las influencias se están apartando de la idea de perfección, y por el contrario el maquillaje se ve ahora como una forma de expresión personal. "El maquillaje funciona más como una pieza de joyería para la piel o una especie de tatuaje temporal", explica Barber. "Centrarse únicamente en ojos, pestañas y labios es una receta más de las mujeres mientras que otros adornos de maquillaje parecen más asexuales y expresivos".

No todo el mundo se va a volver loco con una sombra de ojos fluorescente por la noche. Pero seguro que tampoco nadie pensó que la depilación masculina se convertiría en algo mucho más común que hace unos años.

El artista de maquillaje y YouTuber Jordan Liberty, conocido por sus tutoriales sobre cómo crear maquillajes extremos o unos simples ojos ahumados, confiesa que él mismo ha pasado por varias fases de belleza masculina.

"Tuve el primer encuentro con un antiojeras en el colegio durante mi extraña etapa de lucha contra el acné", dice Liberty, señalando que eso le ayudó a aumentar la confianza en sí mismo. "Ahora llevo mucho más maquillaje en mis vídeos de YouTube que en la vida real, pero nunca salgo de casa sin unos retoques".

Liberty ve ahora a muchos más hombre heteros interesados en el maquillaje y el aseo personal "Es fantástico", dice Liberty. "Me encanta que ahora tengamos mucha más seguridad a la hora de mostrar nuestra idea de masculinidad y que se esté apartando del estereotipo clásico. La expresión personal ha dejado de ser algo exclusivo de "nenazas", ahora puede ir con cualquiera".

Pero todavía hay una gran traba para los hombres que se interesan por la belleza. "Me preguntan constantemente cuál es el 'mejor' color para un color de ojos, tono de piel u outfit determinado", explica. ¿Y cuál es su consejo? "Si te soy sincero, siempre digo que el maquillaje es el 90% personalidad y el 10% dedicación".

Incluso Shiseido, que a menudo se toma por una marca japonesa mucho más conservadora, hace poco nos sorprendió con High School Girl?, una campaña dirigida a los miembros de la generación Z, en la que una clase de estudiantes con una manicura impecable resultan ser chicos maquillados.

Es una muestra del cambio de pensamiento en el que se considera que un régimen de belleza es mucho más que algo de agua y jabón para el mercado general masculino. En otras palabras, el maquillaje ya no se ve como una señal de vanidad o afeminamiento.

Genking via Instagram.

"Por supuesto somos mucho más conscientes del cambio de corriente actual hacia el uso de productos dirigidos al género opuesto o productos que son asexuales por su propia naturaleza", dice Rintaro Okamura, director de producto de Shiseido Men. "Más que verlo como una mera tendencia del consumidor dentro del mundo de la cosmética, lo vemos como una pequeña parte de un cambio social más amplio".

Okamura habla de otras grandes tendencias como la explosión del interés de los hombres en la moda en la última década y el empoderamiento de las mujeres. "Cuantas más mujeres tenga un hombre a diario a su alrededor, más se esforzará por cuidar su aspecto", explica Okamura. "Las mujeres tienen ahora más poder para elegir a su pareja, así que los candidatos masculinos tienen que currárselo más para presentarse como un candidato atractivo, lo que incluye prestar más atención a mantener un buen aspecto".

El hecho de que tantos hombres heteros tengan ahora más curiosidad que nunca a experimentar con el maquillaje, demuestra que está surgiendo una nueva idea de masculinidad, o puede que incluso sea un indicio de un verdadero futuro sin géneros donde se promueva el talento artístico, nos dejemos de alarmar por las arrugas, y la expresión personal sea cosa de todos.

"Me encanta que puedas ser quien quieras ser", dice Candy Ken. "Es empoderador, precioso y divertido. Tener el mismo aspecto cada día es demasiado aburrido". 

Recomendados


Texto Maks Fus-Mickiewicz
Fotografía Benjamin Ehrenberg

Tagged:
Cultură
hombres
Opinion
Μόδα
belleza masculina