Publicidad

la delgada línea entre lo andrógino y lo unisex

Di adiós a los géneros, ahora todos somos uno. Durante Paris Fashion Week, Vivienne Westwood y Neil Barrett se unieron a la tendencia unisex para otoño/invierno 2015.

por Anders Christian Madsen
|
30 Marzo 2015, 7:50pm

"Unisex" es el tipo de término que no se usaba en la moda desde los noventa. Sin embargo, Vivienne Westwood llenó la pasarela del quinto día de PFW otoño/invierno 2015 con mujeres vestidas en trajes de sastrería y hombres con vestidos y escote. Tal vez sea una forma de apoyar la ola de neo-feminismo que se ha ido haciendo un hueco en la moda y sus alrededores desde hace algún tiempo. O quizá podría estar influenciada por los nuevos e irreverentes diseñadores londinenses (sí, hablamos de Meadham Kirchhoff, Craig Green o Ed Marler), que trabajan con prendas sin diferenciar sexos.

O tal vez podría ser por la nueva visión andrógina de Alessandro Michele para Gucci. Corre el rumor de que los preparativos para su espectáculo de enero tuvieron que hacerse en tan poco tiempo que "simplemente" utilizó algunos de los prototipos de la próxima colección de mujer y se las puso a los modelos. Si los rumores son ciertos, entonces podemos afirmar que ha encontrado su alma gemela en la reina del punk.

Vivienne Westwood otoño/invierno 2015

Vivienne Westwood otoño/invierno 2015

"¿Pantalones para mujeres? ¡Sí! ¿Los mismos vestidos para mujeres que para hombres? ¡Claro! Al final, todo es una cuestión de prueba y error. En su boletín de prensa, la diseñadora inglesa lo dejó bien claro: "Me encanta el cambio de proporción: los grandes hombros dan la sensación de una cabeza pequeña. Es sexy porque es nuevo, y estamos mirando a la gente con nuevos ojos". Su espectáculo significó una declaración poderosa. Una pareja cerró el show, ella con traje, él con un vestido, y estaban muy emocionados. Se besaron y fue sexy. No con un tono de humor, fue simplemente sexy. Vivienne y Andreas Kronthaler siguieron el ejemplo consagrando el show con un beso marital sobre la pasarela.

La colección otoño/invierno 2015 de Neil Barrett jugó con la idea de cómo vestiría Siouxsie Sioux -su ídolo adolescente- si fuera con la ropa de Barrett en la actualidad. "Cuando estaba en la escuela siempre soñaba con ir a uno de sus conciertos. ¿Cómo iría vestida hoy en día?", dijo el diseñador en su presentación. Por aquel entonces, Sioux jugaba con la moda masculina, con un estilo punk que podía transformar cualquier prenda en algo sexy, fuese para mujer o para hombre. "Es una mezcla total de hombres y mujeres", afirma Barrett. El resultado es que su colección estaba repleta de brillantes prendas donde destacaban las capas, los abrigos y los tejidos de angora. "En lugar de ser piezas para ellos o para ellas, son prendas que cuentan una historia. No importan ni los géneros ni los sexos. Y tampoco se trata de androginia", añadió. 

Neil Barrett otoño/invierno 2015

Neil Barrett otoño/invierno 2015

Lo de Gucci fue definitivamente 'andrógino', mientras que de la colección de Vivienne Westwood se le llama 'unisex'. La teoría de Neil Barrett en este caso fue una de las más acertadas. Básicamente Barrett defiende que ni las marcas ni los consumidores tienen la necesidad de utilizar etiquetas para definir su estilo o su sexualidad. O que el perfume de mujer huele tan bien en un hombre como lo hace en una mujer. Vivienne Westwood, que para esto es una de las mejores, se encarga de apuntar el camino del futuro: "Los seres humanos hemos olvidado todo lo que sabemos. Pero en cierta manera todavía sabemos lo que significa ser humano. Vamos por ello: tenemos que estudiar el pasado y aventurarnos hacia el futuro". Amén.

Credits


Texto Anders Christian Madsen