​Whiplash es la película que hará que pienses dos veces tu carrera de músico

Un sádico maestro de música nos tiene al borde del asiento al sacar el talento de su pupilo de la manera más incorrecta.

|
ene. 23 2015, 8:00pm

¿Harto de las frases de auto-superación y terapia que te ayudan a seguir con la vida? Trata de pasar tiempo con Terence Fletcher, el instructor de jazz que sus métodos para alentar a los jóvenes talentos incluyen frases como: "Si deliberadamente saboteas mi banda, te desangraré como un cerdo."

Cosas peores le esperan al joven baterista Andrew Neyman, interpretado por Miles Teller -rostro de la campañavoz de Prada- en estas dos horas de educación, o tortura, en las manos de Fletcher [JK Simmons, un fuerte contendiente para la estatuilla del Oscar como Mejor Actor]. Neyman quiere ser uno de los más grandes, pero si lo tiene en él, ¿cómo se lo sacas? Los métodos de Fletcher son arcanos, despiadados y salvajes, en lo que él revienta la batería practicando; cachetea a Neyman y lo acosa violentamente y sin piedad frente a sus compañeros en cualquier momento que muestra signos de debilidad.

Son dos horas de intensidad donde el escritor y director Damien Chazelle describe el progreso de Nyman bajo la tutela de un maestro desquiciado. Whiplash ganó el Premio del Jurado en Sundance y ha iniciado un feroz debate sobre como los abusos verbales y físicos, muchas veces homofóbicos, de su maestro contrastan con el apoyo amoroso e incondicional de su padre. El filme cuestiona si todo esa amabilidad puede realmente lograr la grandeza de un individuo. Como dice Fletcher en la película: "No hay dos palabras más dañinas en el idioma que "buen trabajo." Con riesgo a despertar su ira, Whiplash hace un muy buen trabajo al presentar este argumento.