el adorado fotógrafo bill cunningham ha fallecido

El icono de chamarra azul y bicicleta murió a los 87 años el día de ayer.

por Blair Cannon
|
26 Junio 2016, 2:10pm

El legendario fotógrafo de moda Bill Cunningham murió el día de ayer a los 87 años de edad, después de una prolífica carrera de 40 años capturando las calles, el underground y la pasarela de moda para The New York Times.

Cuando el NY Times se publicó el domingo pasado sin las fotos de Cunningham, los representantes del periódico reportaron que había sido hospitalizado a causa de una apoplejía, y se esperaba una pronta recuperación. La publicación confirmó su fallecimiento el día de ayer.

El entusiasta de la fotografía que siempre andaba en bicicleta, pasó dos meses en Harvard, un pequeño período diseñando sombreros y en la Guerra Coreana antes de comenzar su carrera en la fotografía de moda, la cual siempre llevó a cabo bajo sus propios términos. Cunningham fue conocido por rechazar ofertas de trabajo prestigiosas -"Una vez que la gente te posee, te pueden decir qué hacer, así que no se los permitas", advirtió-, tiempo después, amablemente declinaba entrevistas y premios. Inclusive decidió no ver su propio documental de 2010, Bill Cunningham New YorkSu obituario en el Times de ayer lo recordó como un observador perspicaz que siempre lograba conseguir la imagen -aunque eso implicara subirse físicamente a las personas.

 Cunningham solo aceptó el trabajo en The New York Times cuando se dio cuenta que necesitaba seguro médico. Para su muy amada columna regular en el periódico, On The Street, Cunningham circulaba por toda la ciudad de Nueva York fotografiando a todos, desde iconos como Greta Garbo hasta una asistente administrativa llamada Louise Doktor, quien memorablemente usó un abrigo de cuatro mangas y un bolso de balón de futbol. Nada estaba por encima de la definición personal de moda y estilo de Cunningham. Tomaba fotos de galas, de los Golden Globes, de las pasarelas de Rei Kawakubo, retratos de Iris Apfel, y de los chicos con más estilo en Harlem. Anna Wintour famosamente dijo: "Todos nos vestimos para Bill".

Y mientras adoraba capturar lo raro y lo tendencioso, Cunningham mismo prefería la vida simple. Vestía en un uniforme diario de abrigo azul, khakis, y tenis negros (un look que, irónicamente, se volvió icónico), y tomaba su desayuno en el mismo deli de Midtown casi todos los días. Él era una de esas personas totalmente individualistas de Nueva York (en 2009 logró ser una marca de la época viviente) y un recordatorio de la alegría que se puede encontrar dentro de la moda. El fotógrafo que le dio tanto al mundo de la moda, continuará inspirando a la ciudad de Nueva York -y a los espíritus creativos de todo el mundo.

Credits


Texto Blair Cannon
Fotografía Paul Stein vía Flickr

Tagged:
NY
Nueva York
Μόδα
Bill Cunningham