Publicidad

7 diseñadores estadounidenses hablan sobre vestir a melania trump

Desde Tommy Hilfiger hasta Jeremy Scott, esto es lo que cada diseñador estadounidense ha dicho acerca de vestir a la Sra. Trump. Hasta ahora.

por Hannah Ongley
|
24 Noviembre 2016, 9:30pm

Si su esposo no hubiera ganado las elecciones mediante la promoción de un nivel de odio e intolerancia que no se había visto en el país desde que Lady Bird Johnson estuvo en la Casa Blanca, probablemente Melania Trump no habría tenido ningún problema para que los diseñadores estadounidenses la vistieran. Siendo una ex modelo ―aunque no del tipo de la Alta Costura―, probablemente se vería presentable incluso envuelta en los trajes notablemente mal ajustados de su marido. En la era de los 'likes' de Instagram y de las compras mediante un click, la exposición potencial de los jóvenes diseñadores es casi incalculable.

Pero la presión para no normalizar al presidente electo y a su familia, está dividiendo las opiniones entre los diseñadores estadounidenses, un número abrumador de los cuales respaldaron e hicieron campaña activamente para Hillary Clinton durante su carrera por la presidencia. Diane von Furstenberg recaudó fondos, Marc Jacobs creó mercancía para la tienda de la campaña de Clinton y Ralph Lauren diseñó varios de los looks para debate de quien se describiera a sí misma como "aficionada del traje sastre de pantalón". Los esfuerzos entusiastas de la casi ex-primera dama de los Estados Unidos, Michelle Obama, para promover a los jóvenes diseñadores estadounidenses a nivel internacional ―contribuyendo a impulsar a Jason Wu, Joseph Altuzarra y Naeem Khan dentro de los medios masivos― también es probable que sea un golpe para la industria de la moda estadounidense. La Sra. Trump también usó Ralph Lauren en el tercer debate presidencial, aunque el diseñador expresó sorpresa ante su elección. La ropa de diseñadores europeos establecidos que usó en la campaña electoral, como Balmain, Roland Mouret y Gucci ―Alessandro Michele diseñó la ahora infame blusa rosa de moño (pussy-bow) que usó en el segundo debate― también la adquirió en las tiendas.

La semana pasada Sophie Theallet, quien ha vestido a la Sra. Obama en múltiples ocasiones durante los últimos ocho años, reveló que no vestirá a la nueva Primera Dama y alentó a otros diseñadores a hacer lo mismo. Sin embargo, no todos los diseñadores han respondido a su llamado. Las reacciones divididas y a menudo confusas de los diseñadores han abierto un diálogo en torno a si los creadores tienen derecho a decidir lo que sucede con sus creaciones (una interrogante con la que los artistas están muy familiarizados). Esto es lo que cada diseñador estadounidense ha dicho acerca de vestir a la Sra. Trump. Hasta ahora.

Más de i-D: Diseñadores mexicanos que protestan con su trabajo

Sophie Theallet
Theallet ha sido una de las diseñadoras favoritas de Michelle Obama, y no piensa hacer fila para vestir a su sucesora. "Como alguien que celebra y lucha por la diversidad, la libertad individual y el respeto por todos los estilos de vida, no voy a participar en vestir o asociarme de ninguna manera con la próxima Primera Dama", escribió Theallet en su Instagram la semana pasada. "La retórica de racismo, sexismo y xenofobia desencadenada por la campaña presidencial de su esposo es incompatible con los valores compartidos por los que vivimos. Exhorto a mis colegas diseñadores a hacer lo mismo". La misma Theallet es una inmigrante y considera a su marca "una expresión de diversidad y un reflejo del mundo en que vivimos".

Tommy Hilfiger
Respondiendo específicamente a la carta de Theallet, Hilfiger parecía muy dispuesto a vestir a la Sra. Trump. "Creo que Melania es una mujer muy hermosa y que cualquier diseñador debería estar orgulloso de vestirla", dijo el diseñador a WWD en un evento reciente en Nueva York. "Ivanka es igualmente bella e inteligente, aunque ella usa su propia ropa. No creo que las personas deberían hacer de eso una cuestión política. Todo el mundo estaba también muy contento de vestir a Michelle [Obama]. Creo que la ropa se les ve genial. No conseguirás a nadie más hermosa que Ivanka o Melania". Sin embargo, probablemente puede descartar que la primera dama entrante le solicite algo de su línea Tommy x Gigi.

Humberto Leon
El diseñador de Opening Ceremony y Kenzo recientemente ha unido la moda y la política de manera muy abierta, y las cosas probablemente no van a cambiar después de las elecciones. Hace poco Leon compartió la carta de Theallet en su página personal de Facebook, entre una convocatoria para ayudar a los Sioux de Standing Rock y un reconocimiento público al elenco de Hamilton por su pequeño discurso al vicepresidente de Trump, Mike Pence. "Nadie debería apoyarla y si ella compra tu ropa, dile a la gente que tú no la apoyas", agregó el diseñador demócrata. "¡Tú sabes quién eres!". No es de extrañar que un diseñador comprometido con la defensa de los derechos LGBTQ y de los inmigrantes quisiera vestir a un símbolo de su menoscabo.

Altuzarra
Ni la educación multicultural de Joseph Altuzarra ni su cercanía con la Sra. Obama parecen haber anulado las oportunidades de la Sra. Trump de conseguir una sesión personal con el diseñador radicado en Nueva York. "No quiero no vestir a la gente con la que no estoy de acuerdo", le dijo Altuzarra recientemente al New York Times. El diseñador ha vestido a la Sra. Obama en varias ocasiones notables, incluyendo su cena con la princesa Lalla Salma en Marruecos y su viaje a Japón como parte de su esfuerzo por apoyar la educación de las niñas.

Rag & Bone
El presidente ejecutivo de la marca, Marcus Wainwright, tampoco descarta una reunión con la primera dama entrante. Hablando con el New York Times, el diseñador expresó un sentimiento similar al de Altuzarra. "Sería hipócrita negarse a vestir a un Trump", argumentó. "Si decimos que estamos a favor de la inclusividad y de volver a hacer grande a la manufactura estadounidense, entonces tenemos que anteponer eso a las creencias políticas personales".

Carolina Herrera
Carolina Herrera recientemente vistió a la Sra. Obama para la portada de edición de diciembre de Vogue, y parece confiar bastante en la capacidad de la Sra. Trump de ganarse el favor de sus compañeros diseñadores: "Creo que en dos o tres meses todos estarán en contacto con ella, porque es una cuestión de moda", pronosticó la veterana con treinta y cinco años en la industria en una entrevista con Business of Fashion. "Verás a todos vistiendo a Melania. Ella representa a los Estados Unidos". Ivanka Trump, hija del presidente electo, ha sido fan de los diseños de Herrera durante años.

Jeremy Scott
Si la Sra. Trump quiere usar un traje de baño de osito de peluche o un vestido con estampados de paleta, puede ser que no tenga que ir comprarlos a la tienda. "Le concederé a Melania el beneficio de la duda", le dijo Scott a Vanity Fair poco después de las elecciones. "La ropa se le ve bien. La sabe usar bien, tiene buena figura. No sé si tendrá el mismo significado para las personas. Lo que me gusta de Michelle [Obama] es su personalidad. Su belleza tiene que ver mucho más con quién es ella y qué hace. Obviamente [Melania] se ve genial, pero no puedo separar eso de quien es. No conozco a Melania. No conocemos a Melania". Sin embargo, no comparte los mismos pensamientos acerca de su marido, diciéndole a VF: "No, yo no voté por él; no, no hice campaña en su favor; no, yo no quería esto".

Credits


Texto Hannah Ongley
Imagen vía Flickr