Publicidad

​gareth pugh y carson mccoll hablan sobre tiempos modernos y amores modernos

Gareth y Carson hablan abiertamente sobre sus propias experiencias personales de discriminación y los problemas que aún enfrentan los jóvenes LGBT de hoy.

por Georgina Yi Wan
|
15 Octubre 2015, 6:39pm

Gareth Pugh y su compañero y cómplice de vida y creatividad, Carson McColl, se conocieron hace ocho años en el legendario club nocturno, BoomBox. Cuatro años más tarde, a sugerencia de Michèle Lamy (que también trabaja con su novio Rick Owens), la pareja comenzó a trabajar en conjunto. Le preguntamos a la poderosa pareja hiper creativa de Londres acerca de los problemas que aún enfrenta la comunidad LGBTQI de hoy y lo que puede deparar el futuro.

Cuéntenos sus propias historias al salir del clóset.
Gareth: No tuve una. Siempre me he negado a armar algo así de dramático. Pensaba que la gente no es tonta, y que por lo tanto ya lo sabía. Si algún día se les ocurriera preguntarme, no les mentiría, y finalmente sí me preguntaron, cuando conocí a Carson. Nunca pensé que fuera un problema, así que nunca quise tener un momento "¡ta da!"
Carson: En Glasgow, donde crecí, hay dos equipos principales, o eras un fan de los Celtic o un fan de los Rangers. Mi papá era del equipo de los Rangers, y recuerdo que cuando salí del clóset me dijo que no le importaba, siempre y cuando no fuera un fan de los Celtic. No le iba a ninguno, claro, pero lo tomó muy bien. Mi madre proviene de una formación católica más tradicional, pero nunca fue una preocupación. Ella siempre ha ido más allá de eso. Su reacción fue también de comprensión inmediata. Y el resto de mi familia sabía que si no lo tomaban bien, desaparecía de sus vidas. Así que lidié con eso muy pronto. 

Fotografía Nick Knight

¿Alguna vez te has avergonzado de tu sexualidad?
Gareth: Creo que nunca fue un problema en mi familia. Pero creo que es una de esas cosas por las que, cuando vas a la escuela, las personas te ponen apodos incluso antes de que tú te des cuenta de lo que eres. Carson viene de Glasgow y yo vengo del noreste de Inglaterra, y había una cultura machista muy particular incrustada en la gente que creció allí. Se remonta generaciones.
Carson: Me daban golpizas todo el tiempo en la escuela. Creo que eso era una cosa muy común, y, en ese sentido, Gareth y yo venimos de un contexto muy similar. Sunderland y Glasgow son muy post-industriales, las mujeres y los hombres están muy segregados, o por lo menos solían estarlo, y creo que eso afecta la manera en cómo la gente ha sido educada. Tenemos eso en común, hemos compartido cicatrices. Cuando era niño, recuerdo controlar mi comportamiento constantemente con el fin de salir adelante. A veces es una cuestión de supervivencia, o de sobrevivir el tiempo suficiente hasta que descubras cómo decir "vete a la mierda".

Gareth: Dicho esto, creo que es importante entender que, en su mayoría, las personas que actúan de manera agresiva contra alguien que es diferente a ellos, actúan agresivamente desde una posición de incertidumbre, un lugar de miedo, es algo que no entienden o que no quieren entender, así que es muy complejo. No para nosotros, sino para la gente que está del otro lado.

¿Qué es lo que más les gusta el uno del otro?
Gareth: ¡La capacidad de asombro de Carson! A veces pienso que eso es algo que me han arrebatado. Pero yo he visto y experimentado cosas que de cierta manera cambian quien eres. Me han endurecido; estoy mucho más alerta y soy más pragmático de lo que solía ser. Aunque creo que esa parte de mí sigue ahí, no es tan pronunciada como solía ser.
Carson: Me encanta cuán aterrizado es Gareth. Le importan sus raíces y su hogar. Creo que lo que describe en mí, esa "capacidad de asombro", a veces te lleva a alejarte de lo que es duradero y significativo. Es realmente importante tener capacidad de asombro, pero darle importancia al hogar también es muy importante. A veces me quedo atrapado en la magia y terminó en un ciclo de enormes altibajos. Y, ¿te ha pasado que estás cabizbajo y solo hay una cosa que puede hacer que te sientas mejor? Para mí, así ha sido tenerlo a mi lado. 

¿Alguna vez han experimentado discriminación como pareja cuando viajan juntos? Por ejemplo, cuando van tomados de la mano…
Gareth: A Carson no le gusta ir tomados de la mano, ¡me encantaría que lo hiciera!
Carson: Soy una persona muy física, pero las expresiones de afecto en público no me llaman la atención. Me dan asco. Estoy seguro que eso tiene que ver con la manera en la que crecí. La idea de expresar afecto en público era aterradora cuando era más joven, y solo era algo utilizado como un gesto de desafío. Por eso creo que ahora, cada vez que queremos hacer algo extremo o provocativo (algo que nos asusta) tenemos más razones para hacerlo, porque lo estamos haciendo en nombre de las personas que han pasado por el mismo tipo de cosas.

Gareth Pugh, Michèle Lamy y Carson McColl

¿Cuáles creen que sean las principales cuestiones LGBT de hoy en día?
Gareth: Es difícil verlo como un todo. Apenas hace una o dos generaciones se volvió aceptable ser homosexual y vivir libremente, pero en realidad eso solo aplica en las principales ciudades de Occidente. E incluso ahí la opinión de la gente no cambia de la noche a la mañana.
Carson: Hay muchas cosas que suceden hoy que podríamos ignorar fácilmente. El hecho de que estés bien ahora no puede hacer que olvides a aquellas personas que todavía están luchando. Vale la pena recordar que, a principios de este verano, cuando el mundo estaba vuelto loco por la portada de Caitlyn Jenner en Vanity Fair, Time también publicó una historia de portada sobre los derechos LGBT titulada Out in Africa que te pone los pelos de punta. Así que tenemos una responsabilidad moral de recordar que todavía hay cosas terribles que suceden en otras partes del mundo: por ejemplo en África, en Rusia y en el Medio Oriente, y tenemos que ayudar como podamos.
Gareth: Todavía me resulta incomprensible que las personas religiosas tengan puntos de vista tan extremos que rodean a la sexualidad. Simplemente creo que es interesante que la religión esté ahí para unir a la gente, pero también es lo que separa brutalmente a la gente.
Carson: Creo que, hasta cierto punto, eso está en la naturaleza humana: dividirse en sectas y subdivisiones. Siempre lo hemos hecho, a lo largo de la historia. Así que las cosas son lo que son. Continuamos luchando. En cuanto a la situación en el Reino Unido, creo que la próxima etapa será cuando los jóvenes ya no tengan que identificarse como homosexuales o heterosexuales, simplemente tendrán un novio o una novia y no será nada sorprendente. Tenemos que llegar al punto en el que a nadie le importe esa mierda heteronormativa.

¿Cómo podemos avanzar?
Gareth: Bueno, todos somos culpables de asumir que somos algunas de las primeras generaciones en ser abiertamente gay, lo cual es ridículo, por supuesto. Para que nosotros estemos aquí, hubo gente que tuvo que pasar por muchas dificultades y nunca debemos olvidar eso.
Carson: Pero ahora vivimos en una época materialista y muy egoísta. Y la escena gay en particular puede ser tan divisiva y trivial. Es decir, entiendo, es divertido. Pero todavía tenemos que movilizarnos y seguir siendo políticamente comprometidos. Necesitamos divertirnos y continuar jodiendo el orden establecido, y encontrar una manera de hacer las dos cosas al mismo tiempo.

@garethpughstudio

@mccollywood

Tagged:
LGBT
Rick Owens
Cultura
Gareth Pugh
carson mccoll
michele lamy
the lgbtqi-d issue
entrevistas de moda