Publicidad

#tb raf simons, el visionario

Con el anuncio del nombramiento de Raf Simons como Director Creativo de Calvin Klein, retomamos nuestra entrevista de 2012 con el visionario diseñador, en el momento en el que tomaba posesión del que pronto sería su cargo icónico en Dior.

por Terry Jones
|
07 Agosto 2016, 2:15pm

Raf Simons

Este artículo fue publicado en 2012, justo antes de que Raf Simons se estrenará en el calendario de la Alta Costura de París como Director Creativo de Christian Dior.


Con poca frecuencia vemos a un diseñador con la capacidad de cambiar la industria de la moda para siempre. Cuya visión es tan única, con un sistema de creencias tan fuerte, que su trabajo se encuentra por encima del resto, entre los que están en el salón de la fama de la moda. Raf Simons es ese diseñador. En Jil Sander, Raf demostró su comprensión del purismo, su amor por las líneas limpias y nítidas, y por las siluetas elegantes y modernas. Mientras que su pasión por el arte, la música y el cine agregó una calidad poética a su trabajo, la cual de inmediato resonó en la nueva generación. Después de siete años como director creativo de Jil Sander, Raf ha decidido trasladarse a nuevas tierras. Su nuevo nombramiento como Director Artístico de Dior lo hará alejarse de su reputación de 'diseñador minimalista' y adoptar una estética, disciplina y clientela extremadamente nuevas. Raf hará su debut en Dior durante la Semana de la Alta Costura en París este mes de julio, lo que marca el inicio de un capítulo nuevo y trascendental para dos de los más grandes miembros de la industria de la moda. ¡Decir que estamos emocionados es poco! En su primera sesión fotográfica para la portada de i-D, Raf une fuerzas con sus buenos amigos y compañeros visionarios Olivier RizzoWilly Vanderperre. Bienvenido a un nuevo comienzo. El Editor en Jefe de i-DTerry Jones, informa...

Emoción, emoción, emoción. No se supone que los desfiles de moda provoquen el llanto del público, pero el desfile Jil Sander otoño/invierno 2012 resultó ser más que sólo otro día soleado de primavera en Milán. Los rumores de que Raf Simons dejaba su cargo como Director Creativo de Jil Sander habían estado corriendo dentro de la industria desde hace meses, pero el anuncio oficial llegó tan sólo dos días antes de su desfile otoño/invierno 2012. Una leaked anónimo había anunciado en un periódico alemán que la misma Jil Sander regresaba a la marca que fundó.

i-D ha seguido la carrera de ambos diseñadores y Raf se ha convertido en un amigo personal. Su último desfile para Jil Sander fue magistralmente elegante, consolidando su posición como uno de los diseñadores en función más importantes de la actualidad. Desfilando en las oficinas centrales de Jil Sander -un impresionante edificio modernista en Foro Buonaparte en el centro de Milán-, las modelos de Raf se abrieron camino entre cajas de plexiglás que albergaban ramos de flores sobre pedestales que daban a la altura de los ojos. Con reminiscencias de una instalación artística de Marc Quinn, dejaron que las flores conmovedoramente se fueran marchitando durante las semanas que siguieron a la partida de Raf. "Las flores eran simbólicas", me dijo Raf después del desfile. "Fue una abstracción de un ambiente muy doméstico, la idea de un jardín y algo muy femenino. Una mujer en su ambiente, en su casa, con su familia…".

En siete años como Director Creativo de Jil Sander, Raf ha madurado no solo como un diseñador de ropa masculina con una reputación realmente fuerte, sino también como un diseñador visionario de ropa femenina. Mediante el fomento de un equipo de personas talentosas -una habilidad que aprendió durante sus tres años de cátedra en el Vienna Fashion Institute- Raf catapultó a una marca ya establecida, impulsando ideas que respetaban el pasado de Sander mientras que exploraban, refinaban e investigaban las técnicas modernas de confección, fabricación y manufactura.

En Jil Sander casi todo era acerca del purismo y el minimalismo. Sí, me gusta mucho el minimalismo pero no es lo único que me gusta. En Dior no tienes esa restricción. Dior celebra la feminidad, la elegancia y la naturaleza. Será un desarrollo interesante para mí y una estructura mayor con la cual contar mi historia.

Las últimas tres colecciones de Raf para Jil Sander representaron un paso hacia adelante en una dirección nueva y elegante, y para muchos fueron una señal de lo que estaba por venir. La llegada de formas simples, similares a la alta costura y cortes de precisión traen reminiscencias del Nuevo Look de Dior, mostrando la pasión y el talento de Raf por la confección artesanal. Quién podría olvidar los abrigos tipo capullo, los vestidos y las gorras de ski de cachemira de la colección otoño/invierno 2011, y la pureza y elegancia de la colección primavera/verano 2012. En la última colección de Raf para Jil Sander presentó una colección de hermosos abrigos de cachemira cortados a láser, trajes de noche entallados y camisones pastel en rosa grisáceo, verde menta pálido, azul y gris.

"Los colores, en cierta forma, eran muy puros", explica Raf. "La belleza de ello era muy honesta, muy romántica. Como cuando estás afuera, caminando en la naturaleza. La belleza no siempre es obvia, tienes que buscarla. Eso es lo que me parece más romántico".

Simons hará su debut en Dior durante la Semana de la Alta Costura de París en julio. Será la primera vez que oficialmente haya diseñado Alta Costura, y el entusiasmo en la industria de la moda es alto. "Esto marca un nuevo comienzo completamente emocionante y original", le dijo Lulu Kennedy de Fashion East al periódico The Evening Standard. "El carácter humilde y despreocupado de Raf de alguna forma contribuirá para que la casa pueda hacer borrón y cuenta nueva después de los acontecimientos del año pasado".

El Nuevo Look Jil Sander nos ha dado una idea de lo que el cerebro de Raf es capaz de hacer. Estoy seguro de que su sensibilidad y respeto por las mujeres hará que su madre y muchas madres se enorgullezcan. "Será un reto", dice Raf con entusiasmo. "En Jil Sander casi todo era acerca del purismo y el minimalismo. Sí, me gusta mucho el minimalismo pero no es lo único que me gusta. Es una de las pocas cosas que me parecen desafiantes. En Dior no tienes esa restricción. Como una casa de modas, Dior celebra la feminidad, la elegancia y la naturaleza. Será un desarrollo interesante para mí. Mucha gente puede pensar que no es natural que yo trabaje en Dior; pero Dior me ofrece mucho, mucha responsabilidad y alcance para mis diseños. Tendré una estructura mayor con la cual contar mi historia. No soy el tipo de persona que se sienta en una esquina a hacer bocetos. Me gusta mucho trabajar en diálogo con mi equipo".

En el último desfile de Raf para Jil Sander la audiencia inundó el escenario con respeto. Fue una reacción sentida y emocional a lo que muchos consideraron como la colección más poderosa e importante de su carrera. La respuesta de la audiencia cargada de emoción no sólo provocó las lágrimas de muchos editores, sino también las del propio diseñador. Entonces, ¿cómo hizo sentir a Raf la ovación de pie? "Fue tan emocional que es difícil de describir", nos dice hoy en día. "No quería salir. No sabía cómo lo haría. Fue tan difícil. No voy a mentir al respecto. Pero cuando lo hice, fue muy hermoso. Pensé: 'Por Dios, esto es real. Esta es mi última vez aquí'".

La temporada de dramas no terminó en Milán. Los rumores de que Raf se iba a Yves Saint Laurent se disiparon con el anuncio de que Stefano Pilati dejaría el cargo de director creativo y lo reemplazaría Hedi Slimane. Slimane llegó a los titulares en 1997 cuando se convirtió en el Director Creativo de Yves Saint Laurent Menswear, antes de trasladarse a Dior Homme en 2000.

El sensacional artículo de Suzy Menkes para The New York Times (26 de febrero de 2012) condenó nuestra hambre periodística de primicias de la moda, y nuestra falta de sensibilidad hacia las carreras de individuos altamente creativos. "Todos tenemos la culpa de este desastre", escribió. "El estado actual de la moda, con los diseñadores siendo conducidos a casas de modas donde los pueden rechazar, sacar y acoger nuevamente, provoca una sensación de náuseas… Los diseñadores están atrapados en este embrollo. Debido a su naturaleza artística y la fragilidad de las personas, se ven tratados como mercancías, los compran y desechan según les place a las casas corporativas". Hoy en día los diseñadores enfrentan presiones por parte de las grandes direcciones corporativas para crear colecciones consistentemente exitosas, a intervalos cada vez más frecuentes. La presión en estos tiempos financieros es parte del trabajo, pero manejarla nunca es algo que uno pueda hacer solo. La mayoría de los diseñadores exitosos tienen equipos profesionales de gestión detrás de ellos, lo más crucial es reconocer que los diseñadores no son robots y que la creatividad no sólo requiere experiencia, requiere tiempo y espacio para desarrollarse. Tal como concluye Suzy, "Esto no es una partida de ajedrez y las personas reales -en especial los sensibles diseñadores- no merecen ser tratadas como peones en el juego de alguien más".

A pesar de rumores contrarios, Raf insiste en que su nombramiento en Dior no se finalizó hasta después de su salida de Jil Sander. "Fue después del desfile cuando realmente empezamos a hablar", dice. En un breve comunicado emitido después de la noticia, Dior reconoció a Raf como "Uno de los mayores talentos de la actualidad", y celebró su capacidad para "inspirar e impulsar [a Dior] al siglo XXI" con "una tremenda emoción". Raf también habló sobre su nombramiento. "Me uno a la magnífica casa de Dior con el máximo respeto por su tremenda historia, su conocimiento y su talento artístico sin par ", dijo. "Me siento profundamente honrado de convertirme en el director artístico de la casa de modas francesa más famosa del mundo".

Aquí nos habla de las mayores influencias en su carrera, su soundtrack para el verano y lo que inspiró sus últimas colecciones de Jil Sander. Raf Simons te saludamos.

Las flores eran simbólicas. Fue una abstracción de un ambiente muy doméstico, la idea de un jardín y algo muy femenino.

Has trabajado en la industria durante diecisiete años. ¿Quiénes han sido tus más importantes mentores?
Primero y ante todo, Olivier Rizzo. Quería estudiar en la Royal Academy de Amberes para así poder conocer gente como Olivier. Todos estudiaban ahí, así que obviamente yo también quería asistir ahí. Hubo un período antes de mudarme a Amberes en que hice prácticas con Walter Van Beirendonck, él fue otra influencia en los inicios de mi carrera. En ese momento no tenía mi propia casa en Amberes, todavía estaba viviendo en mi pueblo con mis padres, así que en la semana iba a Amberes y me quedaba con un amigo. Todavía estaba en la escuela mientras hacía el internado con Walter e iba una vez al año a ver a Olivier después de los desfiles de la Academia. Eso fue de 1991 a 1993. Luego se graduó y llegué a conocerlo mucho mejor. Después de eso, me mudé permanentemente a Amberes y durante dos años, hasta que empecé mi propia marca en 1995, nos vimos todos los días. Olivier, David Vandewal, Peter Philips, Ingrid y yo… éramos este gran grupo de chicos sentados en un café hablando hasta las cuatro de la mañana. Había un 'café intelectual' en Amberes donde todos se reunían. Algunos eran artistas, algunos leían sus libros y nosotros éramos los chicos de la moda. La idea de iniciar mi propia colección siempre estuvo ahí.

¿Alguna vez imaginaste que tu marca estaría donde está ahora?
En realidad nunca pienso en las dimensiones de las cosas.

Pero seguro tenías ambiciones…
Pensando en aquel entonces, no quería comenzar una colección solo. Quería comenzarla junto con alguien más. La única razón por la que lo hice solo fue que las dos chicas que iban a hacerlo conmigo se retiraron. A una le dio mucho miedo desde el comienzo y a la otra le dio mucho miedo una vez que las facturas de las telas empezaron a llegar. Fue entonces cuando ambas se dieron cuenta de lo seria que era en realidad la situación. Incluso yo tenía miedo al recibir todas esas facturas. Nunca pensé en lo grande que podría llegar a ser la marca, ni en el posible impacto que podría tener. Al principio sólo lo hice por todos los chicos con los que salía -Olivier Rizzo, David Vandewal, Peter Philips, Ingrid y algunas otras chicas. Representaba lo que sentíamos con respecto a la moda. Pensé que podría emitir una opinión. Ciertamente no se trataba de fundar un gran negocio y estar en el mundo de la moda.

Hoy en día la industria de la moda es completamente distinta. Fue lo mismo con i-D. Cuando empezamos la revista no se trataba de convertirnos en una editorial. Se trataba de expresar un punto de vista, para reflejar lo que estaba sucediendo en la calle.
Exactamente. Comenzar mi propia marca era algo que tenía que ver conmigo mismo y las personas a mi alrededor. No estábamos contentos con lo que veíamos. Por lo tanto la marca era una reacción contra ello. Había cosas que nos gustaban, y nuestro objetivo era conectarlas adecuadamente. Estaba obsesionado con Martin Margiela y Helmut Lang. Me identifiqué con sus suaves siluetas, abrigos hasta la rodilla y pequeños pantalones… Pero, por supuesto, mi marca estaba mucho más ligada a mi propio pasado y mi propio entorno, que no era tan corporativo, citadino y profesional como el de Helmut . Era más sucio, más oscuro, más underground... Había un ambiente estudiantil y de catolicismo, pueblo y universidad. Hubo un período completo, antes de comenzar mi propia colección, en el que compraba ropa que tenía una estética muy similar a la de Helmut Lang. Tal vez era una sola pieza, aunque por lo general ni siquiera era una, ¡porque en realidad no podía pagarlo! Quería conectarme con ese mundo, porque me parecía realmente genial. Me aseguraba de salir luciendo así, incluso antes de empezar a diseñar. Martin Margiela fue otro diseñador que me inspiró mucho. Martin fue la razón por la que quise ser diseñador. Cuando vi su desfile, pensé, 'Esto es moda'. Antes de eso no había comprendido la moda. Fue sólo después del desfile de Margiela que empecé a darme cuenta de cómo la moda puede conmover a una audiencia. ¡De hecho había gente entre la audiencia que estaba llorando! A partir de ese momento, un desfile de modas se convirtió en algo totalmente diferente. De pronto me pareció que era algo muy intelectual, frágil y al mismo tiempo muy radical y emocional. Era un mundo distinto. Yo era un chico de los sesenta, creciendo en los ochenta, así que para mi todo era Mugler, Montana y Gaultier.

Nos conocimos por primera vez cuando hiciste tu instalación en la Fashion and Cinema Biennale de Florencia en 1998. Eras absolutamente inflexible. Hubo un lado más oscuro de tu ser en tu juventud, el cual ahora parece mucho más luminoso.
Creo que todavía hay un lado oscuro. Hoy en día me es más fácil hablar con la gente que antes. Hablar de las cosas que me asustan me pone nervioso e incómodo. Algunos de mis amigos más cercanos ahora trabajan en mi empresa; así que saben lo que me incómoda. Creo que eso ayuda.

Me estaba refiriendo más a tu estética. En el pasado has explorado símbolos como las calaveras...
Creo que hay un lado oscuro en todo el mundo.

Tu último desfile de womenswear de Jil Sander lo musicalizaste con Fade Into You de Mazzy Star, Superstar de Sonic Youth y Tonight, Tonight de los Smashing Pumpkins. ¿Cuando vuelves a casa te gusta escuchar algo similar o siempre estás en busca de música nueva?
Para ser honesto, escucho principalmente música antigua. No quiere decir que esté en contra de la música nueva. Sin embargo, últimamente he vuelto a las cosas que realmente conozco y que me gustan -algo clásico como Beethoven, Plastikman o The xx, al cual he tenido en repetición por años.

En tu colección menswear de Jil Sander otoño/invierno 2012 sentí una atmósfera como de club de Berlín...
¡Totalmente! Me alegra que lo notaras. Sabía que estaba haciendo una colección que le permitía a la gente proyectar sus propias ideas en ella. Lo que ves en una colección es un reflejo de lo que tú mismo eres. Me sorprendió bastante que ciertas personas lo hubieran interpretado como algo totalmente distinto. Jamás tuvimos en mente los recuerdos de un pasado oscuro. Lo que teníamos en mente era a un hombre de negocios extremo y también a un hombre muy sexual con un lado oscuro. Al hombre trabajador en las calles, pero al mismo tiempo al hombre de familia con niños. Al hombre que sigue siendo un niño tal vez...

¿La vida de un banquero tras la oscuridad?
Sí, un empleado de oficina o un padre que tiene tres hijos en casa esperándolo para jugar con él. O tal vez sea sólo un chico que nunca creció ¡y que todavía tiene dinosaurios en su habitación! Ni por un segundo tuvimos ideas relacionadas con el ejército, la policía o el lado obscuro, por lo que me sorprendió que se hiciera referencia a ello en las reseñas. La puerta en la pasarela fue para sugerir que podía haber un club detrás de ella; una calle de Nueva York en medio de la noche.

Me transmitió una sensación como de cómic, como si Tintin se encuentra con Will Eisner.
Eso definitivamente también era la idea. Queríamos retratar al caballero clásico, quien en el fondo tiene un lado oscuro.

Eso es lo que admiro de ti; tu trabajo siempre ha sido mucho más que sólo ropa.
Especialmente cuando se trata de mi propia marca. Con tus propias ideas, no hay necesidad de que te limites. Muy a menudo transmito mis ideas a sabiendas de que no habrá un resultado específico. La moda no está ahí para educarte, sino para que te cuestiones. A veces hablo con algunos chicos y tengo la sensación... no de que no les interesa, sino de que lo ven desde una perspectiva diferente. Esta es la razón por la que elegí hacer moda, para crear un diálogo y unir a la gente.

rafsimons.com
dior.com

Credits


Texto Terry Jones
Fotografía Willy Vanderperre
Estilismo Olivier Rizzo

Asistente de Fotografía Romain Dubus, Tine Claerhout
Producción Mindbox
Flores Mark Colle
Agradecimientos a Henri Coutant de D'Touch y Stephanie Jaillet de Janvier Paris
Raf Simons lleva todo de Raf Simons.
[The Lights, Camera, Action Issue, No. 319, Verano 2012]