little simz lucha por su identidad en una escena dominada por hombres

Nos reunimos con G-Star RAW y Little Simz para descubrir por qué está pensando en mudarse a Los Ángeles y por qué todavía se siente un poco incomprendida como artista.

por Hattie Collins
|
06 Mayo 2016, 12:40pm

Es un momento emocionante para el grime y el rap británicos. Artistas como Stormzy y Skepta están empezando a infiltrarse poco a poco en el paisaje sonoro de Estados Unidos gracias a sus actuaciones en el SXSW 2015/2016 y giras donde las entradas para sus conciertos se han agotado por todo el país. 

Pero mientras los hombres raperos han logrado llegar lejos en Estados Unidos, Little Simz ha ido abriéndose su propio camino en el país durante más de tres años. Hasta la fecha, ha actuado tres veces en el SXSW y ha hecho dos giras, siempre trabajando como artista independiente sin fichar por ningún sello. 

Simz es una de las raperas con más talento de su generación y una gran narradora; más allá de soltar palabras con una buena rima, la joven de 22 años crea imágenes con sus composiciones, como las que encontramos en su excelente y atrevido debut de 2015, A Curious Tale Of Trials + Persons. Negándose a vender su sonido o identidad, nos reunimos con G-Star RAW y Simbi Ajikawo para que nos explique por qué está pensando en mudarse de Islington a Los Ángeles y por qué se siente un poco incomprendida en la escena. 

¡Has vuelto! ¿Cómo fue la gira?
Fue alucinante, me lo pasé realmente bien.

¿Puedes hablarnos de cuatro cosas que fueron esenciales durante la gira?
1. La banda sonora Choose Your Weapon de Haitus Kaiyote, que sonaba en cada vuelo y cada puerta. De camino hacia el aeropuerto, e incluso en el aeropuerto, sonaba ese disco. Fue la banda sonora de mi gira.

2. Durante las noches solitarias de hotel lo que sonaba era How To Get Away With Murder, me flipa Viola Davis.

3. Algo que no puede faltar en mi maleta es una bolsa de agua caliente, voy a todas partes con ella porque odio pasar frío.

4. En cuanto a la ropa, llevé lo mismo durante la primera mitad de la gira, utilicé un uniforme fijo, una mezcla de G-Star y Zara, básicamente un traje negro. Me gusta el corte de G-Star pero también me flipa la estética, me identifico con ella. Son una marca pero hacen que puedas llevar la ropa como tú quieras y sentirte cómoda, y eso para mí es esencial.  A veces trabajo con marcas que se esfuerzan demasiado en hacerte encajar en su mundo. Creo que el estilo debería estar ligado a la identidad, tienes que hacer que funcione para ti.

Little Simz en el videoclip Dead Body con un look de G-Star RAW y Zara. 

¿Qué importancia tiene la identidad para una artista musical?
Es lo único que tienes que es realmente tuyo, nadie te lo puede quitar, no puedes llevarte la identidad de alguien. Puedes llevarte la música de una persona, su flow, pero no puedes quitarle su identidad, es lo único que tienes de verdad.

Llevas tres años tocando en Estados Unidos. ¿Cómo has conseguido llegar a donde estás en tan poco tiempo? ¿Has notado algún cambio desde tus comienzos?
Ha sido muy interesante ver el cambio, mi primer concierto en Estados Unidos fue en 2014, en Los Ángeles o en SXSW, no me acuerdo. Llegué hasta allí porque contraté a un representante (ICM) que me consiguió los primeros conciertos. Las dos primeras veces nadie me conocía, pero después la gente empezó a ir al SXSW para verme a mí. En tres años pasé del anonimato a ganarme un buen grupo de seguidores.  

¿Cómo crees que ocurrió eso?
Siendo constante y evitando ser demasiado profunda. Recuerdo [algo que me han dicho en un evento hace poco], que las mejores cosas a menudo son las que tardas más tiempo en lograr; sabía que iba a llegar a este punto y sinceramente no estoy completamente satisfecha en relación a mis aspiraciones más altas. Me llevará tiempo, pero no me preocupa.

¿Dirías que eres una persona bastante espiritual?
Sí, pero no espiritual en plan 'indigo child'. Sé que en el fondo soy una persona espiritual y me siento muy conectada con el universo, creo en ese tipo de cosas. Está dentro de mí y hablo de ello en canciones, pero eso es todo.

¿Por qué consideraste Estados Unidos como parte de tu camino? La mayoría de la gente se centra primero en Reino Unido y luego se mueve a otros países, ¿hubo una estrategia en algún sentido?
Para nada, creo que simplemente era mi aspiración. Nunca me vi limitada únicamente a Londres ni pensé que todo acababa en esa ciudad. En estos momentos estoy planteándome dar un paso hacia allí, pero todavía me queda mucho que hacer en Norteamérica. Tengo la suerte de estar rodeada de buena gente, de mi familia, mis amigos, personas que me animan y me hacen creer que todo es posible. Si la gente que más me importa me está diciendo que eso podría ser bueno para mí, no tengo nada que perder. Si no funciona, volveré a casa, porque mi hogar siempre estará aquí.

¿Crees que Estados Unidos te entiende mejor como artista?
Sí, totalmente. Ha cambiado, ha habido un giro extraño, y no sabría decir el momento exacto en el que empecé a sentirme un poco más comprendida. Todavía siento que hay gente que no me entiende, pero creo que están prestando un poco más de atención e intentando pillar un poco más lo que hago.

¿En qué sentido te sientes incomprendida?
Creo que a la gente le extraña que haga lo que estoy haciendo sin un sello…

¡Pero estamos en 2016! La gente no debería extrañarse de que un artista pueda funcionar sin un sello.
Para mí hacer esto significa que una chica joven pueda llegar y hacer lo que quiera sin tener que fichar por una discográfica. Creo que la gente quizás no comprende que sea tan selectiva con mi forma de trabajar, simplemente reflexiono sobre mis movimientos, para mí es como un juego de ajedrez, pienso de forma lógica y no actúo de forma impulsiva. No me apresuro a decir sí, y no tengo miedo a decir que no.

¿Cómo te describirías como artista?
Soy vulnerable, sensible, honesta, imperfecta y consciente de mis limitaciones. Me preocupo mucho pero a la vez me dejo llevar, así que encajo en algún lugar entre la preocupación y la ausencia de preocupación.

¿Crees que el grime/rap británico llegará a tener éxito en Estados Unidos? ¿Te preocupa?
Creo sinceramente que tenemos una oportunidad, ¿por qué no? Todavía nos queda mucho trabajo por hacer, pero también tenemos una oportunidad, sobre todo al haber ido al SXSW este año y haber actuado dentro del programa de conciertos del SBTV.

Fue alucinante, aunque habría estado bien ver alguna chica en ese cartel.
Sí (risas).

No me gusta hablar de 'chicas raperas' porque parece un término agresivo, pero intentar triunfar en Estados Unidos siendo una chica rapera será duro.
No soy una persona de etiquetas. Incluso cuando estoy con un tipo y me pregunta '¿Qué es esto?', siempre le respondo: 'es lo que es'. Las etiquetas son para otra gente. Dentro de un año puede que quiera hacer un disco con influencias del rock & roll, ¿y entonces qué?

Eres una artista musical.
Eso es, solo quiero ser eso. Sí te fijas en la selección musical que escucho, verás que es muy diversa. Obviamente el rap predomina en lo que hago, es con lo que me siento cómoda y me hace sentir como en casa. Pero en términos de a dónde quiero llegar, soy una persona a la que le gusta aprender y crecer. Me gusta ser una esponja, me gusta sentarme en sesiones y no hablar, simplemente ver y aprender. Con la música no me asusta tomar riesgos o probar cosas nuevas.

Así que no quieres que te etiqueten y no quieres formar parte de un sello.
Preferiría que no me etiquetasen, pero entiendo que la gente lo haga, y no estoy en contra de las discográficas, pero por el momento me lo tomo con calma. Cuando pienso en Chance The Rapper, me parece que lo ha bordado. Me fijo en lo que hace la gente y veo cómo lo podría aplicar a mi situación, ahora mismo siento que no tengo nada que perder.

¿Qué es lo que te espera a partir de ahora?
Acabo de salir de esta gira y de estar en Israel para 30 Under 30 de Forbes, que fue una experiencia increíble. Me llevé a mi madre y eso fue algo muy importante para mí porque pudo ver realmente lo que hago y a los lugares a los que mi trabajo me está llevando. Me da pena que se acabe la gira, me siento feliz y triste a la vez. 

Lo bueno es que ahora voy a empezar a grabar, quiero trabajar con composiciones nuevas, he estado en la carretera durante mucho tiempo y echo de menos estar en el estudio. Quería echarlo de menos, porque sé que en el momento en el que vuelva a él no voy a salir de allí. Durante los dos últimos meses he visto muchas cosas, he conocido a mucha gente y he experimentado nuevas sensaciones. ¡Todo esto me ha llenado de energía de una forma increíble! Tengo montón de ideas, así que ahora mismo eso es básicamente en lo que voy a centrarme.

Little Simz lleva total look de G-Star RAW, incluyendo el G-Star 5620 Elwood, con motivo de su vigésimo aniversario.

Recomendados


Texto Hattie Collins

Tagged:
Hip-Hop
Rap
Grime
Entrevista
Little Simz
g-star raw
mujeres en el rap