gosha rubchinskiy colabora con burberry en rusia

La locura por el estampado de Burberry de principios de los dosmil regresó el viernes pasado gracias a la colaboración de Gosha Rubchinskiy con Burberry para su show de primavera/verano 2018 en San Petersburgo. i-D habló con Gosha, Christopher Bailey y...

|
jun. 12 2017, 5:35am

Image courtesy of Gosha Rubchinskiy

Este artículo se publicó originalmente en i-D UK.

Es una de las imágenes más famosas de la historia británica pos moderna: Danniella Westbrook, a principios de los 2000, forrada en el patrón de Burberry, empujando una carreola Burberry por las calles. La foto de paparazzi representó la cúspide de la cultura de los 'chavs', la cual había adoptado a Burberry y su famoso patrón como su símbolo de estatus. "Ya sabes, nunca me he fijado tanto en eso porque siento que es una parte importante de nuestra historia", dijo Christopher Bailey durante unos tragos en el Astoria en San Petersburgo la noche del viernes. Llegó para ver la colección de primavera/verano 2018 con la que colaboró con Gosha Rubchinskiy, y conociendo al diseñador ruso y sus irónicos métodos, ¿cómo no podría ser una oda al pasado que alguna vez Burberry intentó fuertemente dejar atrás? Esta llego en la forma del climático look 25: un atuendo completo del patrón de Burberry, con el toque de Gosha de la camisa enorme, shorts deportivos como de caja, y una gorra de Stephen Jones. "Sólo muestro lo que veo ahora en Rusia. Los británicos saben más de los 'chavs'. Pero tengo amigos que les gusta el futbol, una generación más arriba de la mía, y aman todo de Burberry", Rubchinskiy recordó aquella noche, en un callado cuarto dentro de un bunker de la Segunda Guerra Mundial que sirvió como el sitio de su after party. "Veo a Burberry como la cosa perfecta para nosotros, por ahora. Como, es perfecta para mí", mostrando una enorme sonrisa en su cara.

Más de i-D: De Rusia con amor: Estuvimos con Gosha Rubchinskiy y su tribu

En el actual espíritu del momento con el que construyó su marca, el colaborar con Burberry es oro. Quince años después de que Danniella Westbrook y las WAGs se apoderaran del legado de Burberry y la compañía -liderada por el recién llegado Christopher Bailey- tuviera que enfrentar el reto de darle nueva vida a la marca, regresándola a su gloria de alta moda, una nueva generación de jóvenes fanáticos de la moda está celebrando los símbolos de la cultura de la clase trabajadora de los 90 y dosmil. Un claro ejemplo: el hijo adolescente de Madonna, Rocco Ritchie, quien frecuentemente es captado corriendo por las calles de Londres vestido como un lad -pants, chamarra de piel enorme y un montón de anillos de plata en los dedos. Rubchinskiy y el nuevo avant garde -Vetements, Off White, Cottweiler- son responsables de eso, y saben cómo rendirle homenaje a los pioneros: "Esta temporada hicimos algunos patrones inspirados en David Beckham a finales de los 90; con su jersey oversized y todo", dijo Rubchinskiy, describiendo su ahora colaboración con Adidas, la cual tiene muchos logos en ella. Como el show pasado en Kaliningrado, Rubchinskiy ha basado su nueva colección en la próxima Copa del Mundo que se llevará en Rusia. Fueron los británicos quienes llevaron el futbol a Rusia por San Petersburgo en el siglo 19, explicó.

"San Petersburgo es una ventana del mundo occidental a Rusia. Fue lo mismo para el futbol, la música de los 80, la electrónica de los 90. Yo nací en Moscú, pero creo que mi ciudad favorita es San Petersburgo. Desde mis años en la escuela, he tratado de estar ahí en mis vacaciones. Estuve aquí en 1998 para mis primeras fiestas: increíble música, energía, underground", reflexionó Rubchinskiy. "Mientras que en Moscú se trata de dinero, en San Petersburgo es acerca de la libertad". Y justamente, el venue de su show -el DK Svyazi- fue donde el artista de culto Timur Novikov organizó el primer rave en Rusia después de la caída de Cortina de Acero. Y con su arquitectura imperialista cortesía del zar Pedro el Grande, San Petersburgo se como una capital occidental. Bañada en la brillante luz de la noche blanca, un fenómeno que ocurre en esta época del año e ilumina la tarde a plena luz del día, no es difícil ver a San Petersburgo como la vieja capital rusa de la ilustración. Pregúntale si está cansado de las preguntas relacionadas a la política de su país y Putin, y Rubchinskiy te corrige: "¡Ahora principalmente me hacen preguntas de Trump!". Para Bailey y sus compatriotas ingleses, quienes recibieron la noticia de la elección de Theresa May el viernes por la tarde, el aún más loco panorama político de Europa del Este, tal vez, fue un buen escape.

Más de i-D: Rei Kawakubo ha transformado la gabardina de Burberry

De regreso en Inglaterra, Bailey había estado trabajando en su colección September 17 para Burberry (llamada así por su formato de venta directa), y cuando Rubchinskiy -cuya fotografía y colecciones habían sido "admiradas y respetadas desde lejos"- lo contactó de la nada a principios del año, el diseñador nacido en Halifax se dio cuenta que habían estado pensando en las mismas cosas. "Gosha tiene una verdadera autenticidad e integridad por su manera de traducir su propia cultura y herencia rusa y tenía mucho interés y entusiasmo por el modo en que Burberry refleja la sociedad y la cultura británicas. Él ha tomado algunos de los verdaderos iconos de Burberry y los tradujo a su mundo", dijo Bailey. "Y lo que fue interesante es que estaba trabajando en eso en el momento (en Burberry) y lo que a él le emocionaba era un mundo en el que yo estaba comenzado a explorar. Todo tenía sentido, era el mismo mundo compartido". Aplicado al reino ruso de Rubchinskiy, el espectro de la clase de Burberry -con todas las tribus y estereotipos que representa- se volvió una amalgama de "futbol, moda, y música: las cosas que pueden unir a la gente", explicó el diseñador con base en Moscú. "Comencé a recordar cómo me sentí en 1998 cuando llegué aquí por primera vez, y la vida nocturna era muy fuerte", dijo de San Petersburgo. El sentimiento generó los elementos rave en la colección, cortesía de un psicodélico tye-dye.

Stephen Jones, quien celebra su aniversario 40 como sombrerero este año, diseñó tres para el show -uno inspirado en algo que ya había hecho para un show de Comme des Garçons Homme Plus, otro que era un gorro de golf japonés de los años 30, y uno derivado de su epónima colección. "Fue un poco como las Naciones Unidas. ¡Realmente increíble!", dijo Jones de la multi colaboración. "La idea original vino de Gosha, y Christopher y yo lo resolvimos. Christopher es un nombre grande, pero fue liderado por Gosha, porque era el show de Gosha. Así que fue una muy interesante diferencia de poderes dentro de la relación. Y estuvo bien, porque amamos hacer lo que hacemos".

Más de i-D: Tu guía para el menswear londinense

¿Acaso Bailey conoció a Danniella Westbrook cuando entró a Burberry? "Nunca la he conocido. ¿Debería?" ¿Acaso mantiene esa famosa foto dentro de sus archivos en algún lado? "No, no la tengo". ¿Burberry alguna vez produjo una carreola cubierta con el estampado? "Sí, sí lo hicimos en aquel tiempo", sonrió. Al preguntarle sobre la multifacética herencia de Burberry, Stephen Jones respondió rápidamente: "¿Qué es lo que Burberry representa para mí? Representa el último abrigo de la nueva colección, el cual va a estar en mi guardarropa", dio un guiño, refiriéndose al abrigo de dos tonos que cerró el show de Gosha Rubchisnkiy. "Eso es lo que representa para mí".

Credits


Texto Anders Christian Madsen
Fotografía Gosha Rubchinskiy para Burberry