casil mcarthur habla sobre ser el primer supermodelo trans

Hablando con el chico de 18 años sobre su camino hacia la auto-actualización y su deseo de 'empezar una organización que pague por las cirugía de reconstrucción de la gente transgénero'.

|
abr. 17 2017, 6:23pm

La inauguración de Donald Tump fue en el 18ª cumpleaños de Casil McArthur. Estaba en casa en Estes Park, Colorado, deseando que pudiera estar en las calles protestando. "Denver fue increíble", recuerda. "Simplemente protesta pacífica, y fue maravilloso. Realmente me quería involucrar pero no podía ir debido a mi cirugía superior". Es muy Casil ver el lado inesperadamente positivo de ese turbulento momento político. Cuando hablamos unas semanas después en Nueva York, el joven modelo está rebosando de entusiasmo y obsesiones: cosplay, moda, el ambiente, y sobre todo, el activismo transgénero.

"Quiero ayudar a hacer declaraciones progresivas para tratar de cambiar el mundo, cambiar la sociedad", me dice, jugando con el dobladillo de su playera rosada. "Así que, sí, apesta ser etiquetado como 'modelo trans masculino', pero al mismo tiempo si no lo fuera, ¿cómo podrían encontrarme los chicos de mi edad y más jóvenes, o gente mayor que yo?".

Encontrar a Casil se está volviendo mucho más fácil. Aunque comprensiblemente tiene sentimientos conflictivos sobre las etiquetas, rápidamente se está convirtiendo en el primer supermodelo trans masculino (mujeres trans como Hari Nef y Andreja Pejic ya están muy establecidas). Durante la Semana de la Moda en Nueva York, caminó la pasarela de Marc Jacobs en un poderoso tracksuit rojo, y ha sido capturado por legendarios fotógrafos incluyendo a Steven Meisel y Collier Schorr. Meisel lo vio y lo puso en una exclusiva de seis meses, el equivalente de la industria de la moda a un puesto en la Suprema Corte. Éxito garantizado.

"Aún escucho la voz de una chica en mi cabeza, es extraño", dice Casil. Para una estrella de rock que ha estudiado música por años, está prestando atención especial a los cambios en su voz. Empezó su transición en diciembre 2015 a los 16 años. Aún está navegando las complejidades, y los efectos de la testosterona. Junto con la manzana de Adán, hombros más anchos, y definición muscular, una nueva voz es uno de los mayores efectos de la terapia de hormonas. "Claro que con la transición, perdí mi voz completamente", dice. "Me hice sordo y perdí años de entrenamiento vocal, tirados por la ventana, por lo que estoy muriendo un poco por dentro en este momento, pero ha ido mejorando desde que soy capaz de escuchar mi voz, esta nueva voz, y volverme a entrenar, pero lleva tiempo".

Cada chico de 18 años está encontrando su voz de alguna manera u otra. El hecho de que Casil literalmente está encontrando la suya es parte de esta profunda historia. Collier Schorr (una de nuestras cronistas más importantes del género) lo ha fotografiado a los 16, 17, y ahora 18. De la experiencia, dice, "Primero como una chica que ha decidido a realmente articular su género, a través de su comienzo de tomar testosterona y crecer más alto y más masculino, a Casil como un nuevo hombre con una nueva voz y un nuevo pecho y una mitigación de lo que significa expresar la visión total única de uno mismo". Es una relación fotográfica notable, y una que significa mucho para Casil. Él le escribió una oda a ella en su página de Instagram: "Collier es un gran apoyo de valentía en mi vida y estoy agradecido que ella está conmigo para ver cada parte de esta transición".

En un país que se está volviendo cada vez más dirigido por absolutos y paredes, la moda puede ser un paraíso artístico para los adolescentes que cuestionan la construcción del género. Las fotos de Collier de Casil para la revista Re-Edition son una expresión perfecta de dicotomías aparentes: playeras de cuello redondo tradicionalmente masculinas y chamarras de mezclilla son emparejadas con maquillaje cargado al estilo de los ochenta y oscuro lápiz labial vampiresco.

Más de i-D: Ella es la primera mujer trans en aparecer en una portada de Vogue

Creciendo en Estes Park, una ciudad mejor conocida por ser el hogar del hotel de The Shining, Casil tenía un cercano grupo de amigos que era, como él dice, "demasiado gay". Seleccionado para modelar cuando era más chico, Casil modeló como una mujer durante sus años adolescentes mientras experimentaba cada vez más la intensa depresión de la dismorfia de género ("Me estaba matando"). Esquivó el estrés de ir a la escuela pública local al ser educado en casa.

Y fuera del modelaje, la actuación, y el canto, el maravilloso mundo imaginario del cosplay se convirtió en su santuario, como lo es para muchos chicos trans. Casil siempre se sintió más cómodo haciendo cosplay de hombres. En una convención, se vistió como Dave Strider del webcomic Homestuck, y se le acercó una mujer sorda que dijo, "Vaya, eres el hombre más hermoso que he visto en mi vida". Cuando Casil me cuenta esta historia, se le salen unas lágrimas. "Algo cambió para mí", dice. "Nunca me habían dado un cumplido como ese antes y ser percibido como un hermoso e impresionante hombre —no me había dado cuenta que eso era lo que más quería en la vida".

Hacer la transición mientras eres adolescente puede ser brutalmente difícil. Hacer la transición con un trabajo que es tan intrínsecamente relacionado con la apariencia y la identidad puede ser mucho más. La primera prueba de foto de Casil como hombre lo llevó con su actual "agente madre", Greg Chan en Soul. Como Greg dice hoy, "Me enamoré de la belleza de Casil como mujer conociéndolo desde que nació, pero cuando hizo la decisión de hacer su transición me intrigó aún más la persona que estaba tratando de salir. Por lo que la cara dejó de tener más importancia que su identidad. La verdad es que no fue fácil para mí al principio, pero cuando vi esa primera prueba me di cuenta que había algo especial ahí y con eso vino esa voz que no tenía antes". La voluntad de Soul de tomarlo como un modelo trans masculino fue giratoria. Como lo dice Casil, "La única manera en la que iba a poder hacer la transición era convirtiéndome en un modelo masculino exitoso".

Profesionalmente y personalmente, él impactó alrededor de esta época. Collier Schorr observa, "Viéndolo desde su perspectiva, fue tan sólo después de anunciar un pronombre masculino, un nombre, y hacerse la cirugía para quitarse el busto [que] se sintió libre para escapar las posturas convencionales y celebrar lo que realmente sólo puede ser una mezcla de instintos e impulsos y referencias".

La maduración de Casil está completamente relacionada con la actualización del género. Como él lo dice, "Mientras estaba yendo a lugares como una modelo femenina, nunca estaría haciendo cosas como esta entrevista hoy si hubiera continuado haciendo todo lo que los demás me decían que hiciera". Hoy, él triunfa: "En mi opinión, la única manera en la que puedes tener éxito en real y verdaderamente encontrar tu camino, es abandonar todo y arriesgar todo para ser quien eres".

Hablamos antes de que la administración de Trump trágicamente hiciera retroceder las protecciones para la juventud trans, dejándolos usar los baños de su verdadero género. El tema es uno que Casil conoce íntimamente. "Aún no puedo usar cómodamente los baños públicos", dice. "Estoy asustado. ¿Qué tal si alguien nota algo diferente?" Quiere que sus retos sean conocidos por la siguiente generación de jóvenes en su posición. "Quiero que sea más fácil para los niños trans ser reconocidos. Lo más difícil es ser un niño y ser transgénero. Eso es lo más difícil porque todos te dicen, "No eres lo suficientemente mayor para saber".

Más de i-D: Celebrando la historia trans antes de Caitlyn Jenner

Su meta absoluta, más grande que el modelaje, más grande que la música, es ayudar a estos niños trans. "Empezaré una organización que pague por las cirugías transgénero reconstructivas de la gente", dice. (En Estados Unidos, estos procedimientos no son típicamente cubiertos por el seguro médico). "Cirugías superiores, cirugías inferiores, terapia de hormonas… Porque qué tan increíble hubiera sido que alguien llegara conmigo hace dos años y me hubiera dicho, 'Aquí está tu cirugía superior'". Terminó pagando por su cirugía superior con el dinero de su primera campaña, para Milk Makeup.

Casil habla con franqueza sobre cómo su salud mental se estabilizó con la testosterona. Perdió unos cuantos amigos en el proceso, quienes no entendieron los cambios. Hubo seis meses o algo así, de lo que él llama la "transición mental". Y de eso vino un tipo de empatía radical bi-género. "Es muy extraño pero es lindo porque puedes experimentar ambos lados", explica. "¿Sabes cómo ambos sexos continuamente pelean sobre quién la pasa peor todo el tiempo? Puedes ver por qué no pueden llevarse bien debido a que simplemente nunca pueden entender o simpatizar. Y hasta que hayas experimentado tener estrógeno o testosterona en tu cuerpo, nunca vas a poder simpatizar".

Hemos estado hablando por horas pero es difícil decir adiós. Casil rebota emocionadamente en su silla mientras me dice sobre su apuro por hacer conciencia de las siete especies de abejas en peligro de extinción. Está rebosando con tangentes e ideas: sobre los derechos LGBT, sobre las predicciones de Steven Hawking para el futuro, sobre Mike Pence. Pero todo se basa en hablar sobre tu verdad. "La gente no quiere réplicas de carbón", me dice.

Más de i-D: El trans masculino Jamie Rains se tomó una selfie todos los días durante su transición

Credits


Texto Rory Satran
Fotografía Lia Clay