Helno. 

raras fotos de punks parisinos a principios de los 80

Memorias de la escena preservadas gracias a las cabinas de fotos —'como Amélie, pero punk'.

|
28 Febrero 2017, 6:20pm

Helno. 

Es 2017 y aún estamos hambrientos por excavar el pasado del punk. La era política y cultural en la que nos encontramos en este momento nos recuerda al clima de finales de los setenta —la era que generó el punk. Era tumultuosa, profundamente dividida y marcada por la creciente desigualdad, aunque también también había una nueva conciencia y una fuerte resistencia. Las conversaciones sobre el punk usualmente giran al rededor de Inglaterra, pero cruzando el canal, Francia tenía su propia escena bastante unida, aunque la recolección cultural es limitada por la falta de documentación de la experiencia gálica. Sin embargo, si excavas lo suficientemente profundo y sabes dónde buscar, te encontrarás con algunas gemas —como esta serie de imágenes en su mayoría de cabinas de fotos, tomadas y preservadas por un grupo de amigos que ahora han compartido su juventud punk en Facebook. Es una colección de imágenes que capturan la diversión y libertad de un tipo de familia, que pasaron su tiempo haciendo música, filmando videos lo-fi, arreglándose y levantando sus dedos medios hacia el mundo. i-D France localizó a LauL, uno de los chicos en las fotos y antiguo miembro de la banda punk/no wave Lucrate Milk, quien compartió más de su archivo personal y dio su reporte sobre ser un joven punk en París.

Masto

¿Recuerdas la primera vez que te sentiste punk?
Sí, creo que fue mientras veía un show musical en la TV en 1976 o 1977. Estaba viendo bandas como Sex Pistols y The Damned tocando en vivo. Era como: "¡Wow, eso es sencillo! ¡Ahora entiendo!" El punk era visceral. Estos chicos daban todo lo que tenían, sin armonía pero con gran furor. No necesitabas entender la letra para captar su ira.

¿Qué significó el movimiento para ti?
Tuve una educación estricta. Fue un gran escape para mí, me sentía tan contenido y la llegada del punk me hizo sentir libre. Ya me gustaba disfrazarme, estaba buscando explorar lados más profundos de mi identidad. Al principio, el movimiento no era sólo sobre usar un uniforme de cuero, una falda escocesa y un mohicano. Era muy creativo y todos tenían una interpretación diferente de ello.

¿Cómo te vestías?
Robaba prendas de mi papá y mi abuelo para personalizarlas. Tenía una chamarra donde solía poner un reloj de bolsillo, pero lo desmantelé y colgué cada parte del reloj en mi chamarra. Solía usar rebanadas de salchicha como aretes, o cortezas de jamón como medallas y una corbata hecha de un trapeador. Nos gustaban más las sandalias que las Dr. Martens. Tomar el metro era muy arriesgado, podía ser golpeado por rockers, teddy boys, skinheads o por los policías. Pero ya sabes, nos encantaba ser diferentes. Ser insultados no era un problema para nosotros; era como un tipo de juego.

Más de i-D: 'Up yours!' Fotografiando la escena punk de Tokio

Foto en medio y al fondo: Francis Campiglia

¿Estabas en una banda?
Sí, era un miembro de Lucrate Milk, una banda muy extraña, pretenciosa y decadente. Éramos un pequeño grupo de artistas, Masto y Gaboni eran fotógrafos, Nina era una pintora y yo era un tipo de diseñador gráfico. Sólo queríamos estar juntos, no querías complacer a nadie, hacíamos video clips pero no para que estuvieran en la TV. Mientras la mayoría de los punks tenían pelo oscuro e ideas pacifistas, nosotros teñíamos nuestro pelo de rubio y cantábamos: "Larga vida a la guerra y que se jodan los pacifistas". Era provocación. Éramos unos mocosos. Finalmente nos separamos porque no estábamos buscando fama, le empezamos a gustar a todos, ugh… Nina era hermosamente temperamental, era como: "No puedo hacer conciertos los sábados, tengo que ver Dallas". Ella es asombrosa, ahora es una pintora y creo que le está yendo bastante bien.

Así que tú y tus amigos solían pasar bastante tiempo en las cabinas de fotos…
Era popular, accesible para todos. Siempre había una cabina de fotos cerca. Las caras son efímeras ya que todos vamos a morir, por lo que queríamos dejar un rastro, como con el graffiti. Puedes divertirte mucho en una cabina de fotos: posando, haciendo caras, metiendo a tantas personas como fuera posible en el marco. Solíamos tener una competencia sobre quien podía hacer lo más chistoso en una cabina —una marioneta, un perro, etc. Hasta que Masto tomó a un bebé de una carreola que estaba cerca y lo metió a la cabina de fotos, y la mamá del bebé le pateó el trasero. Éramos capaces de agregarle efectos especiales tipo DIY antes de que las fotos se secaran: Doblándolas para crear una exposición doble. También salvábamos las fotos descartadas debajo de la cabina de fotos.

¿Quiénes son las personas en estas fotos para ti?
Son como primos, una familia que escogí. Esas imágenes son como un álbum familiar. Solíamos intercambiar fotos como si fueran estampas de fútbol. Nunca parábamos. Y son recuerdos reales, marcadores de la historia.

Más de i-D: Los cinco mejores documentales punk en YouTube

LauL

¿Qué recuerdas de esa época?
Era una gran búsqueda de éxtasis. Un paréntesis pueril. No nos interesaba pelear por territorios o mierdas de ese tipo. Nos encantaba vagar por lugares inexplorados, edificios abandonados, cementerios, hospitales, catacumbas, lugares fotogénicos. Solíamos colarnos en el cementerio Père Lachaise con una escalera y mover la escalera de tumba a tumba, corriendo y yendo lo más lejos posible hacia el otro extremo del cementerio sin tocar el suelo. Era muy divertido y bastante arriesgado. La adrenalina es la droga más barata. Era como Amélie, pero punk.

¿Es posible ser punk en 2017?
Estaba pensando eso esta mañana. El punk influyó en todo: música, diseño, publicidad y moda. Todos estamos bajo la influencia. Lógicamente, todos deberían ser punk, pero hoy en día tienes que ser punk y ecologista, o punk y vegano. Ser punk es tener conciencia, pero no debería ser un movimiento que te obliga a ser de esta manera o de aquella manera. Cada persona debe tener su propia versión, su propia solución. No deberías esperar a que otros sean activos o reactivos. Tienes que ser tonto para no ser punk hoy en día. 

Más de i-D: Punk, rock y hardcore mexicano: Seis bandas que deberías estar escuchando

Nina Childress 

LauL

Cabinas de fotos con maquillaje: la filmación de L'Affaire des Divisions Maurituri, F.J Ossang 

LauL

Les Lucrate Milk 

Nina, Masto, Gaboni, Laul, Helno, y otros de the Raya

Les Lucrate Milk

Les Frères Ripoulain con Nina y Masto 

Koja

Helno 

Masto
Más de i-D: Salvajes fotos de la escena del punk en la Rusia de los ochenta.

Credits


Texto Micha Barban-Dangerfield
Scans Jérôme Lefdup
Fotos / Archivos tomados del DVD Le Posthume Trois pièces de Lucrate Milk, el DVD Lucrate Milk - Archives de la Zone Mondiale y la colección personal de LauL.