al interior del sueño ecológico de chanel

Karl se convirtió en un eco-guerrero para el show de Alta Costura de Chanel.

por Wendy Syfret
|
27 Enero 2016, 7:23pm

Image via @chanelofficial

En los últimos años, Karl Lagerfeld ha cosechado un gran número de seguidores gracias a sus presentaciones de moda altamente conceptuales. Ha creado supermercados, aeropuertos, casinos y cafeterías con temática de Chanel y organizó protestas en las calles de París. Los sets siempre son dramáticos, pero también por lo general tienen un mensaje más callado sobre identidad nacional o derechos de género. 

En el show de Alta Costura de ayer, el diseñador tomó uno de los temas más oportunos y ampliamente discutidos de todos: el medio ambiente. Saliéndose de su sentido habitual de cada vez mayor grandeza opulenta, el show del martes fue llevado a cabo en un pabellón de madera eco-friendly. Se dice que la estructura tomó ocho días para crearse, y se construyó con plywood sustentable y materiales reciclados.

Vista del pabellón cerrado. Imagen vía Instagram.

El pabellón estaba enmarcado por frondosos árboles y pasto real, completo con pequeños enjambres de insectos quienes al parecer también disfrutaban el show. El cielo estaba pintado de azul e iluminado por reflectores para completar la ilusión de que los clientes no estaban en la Semana de la Moda de París, sino tal vez pasando una tarde tranquila en el pasto de un elegante spa.

Los temas ambientales no se detienen en el diseño: la colección fue marcada por referencias a la sustentabilidad y la moda ética. Las modelos llevaban sandalias sling back elaboradas con corcho ecológico y una de las faldas fue tejida con yute: una fibra vegetal que puede transformarse en hilo. Incluso el bordado incorporó pequeñas piezas de madera, mientras que el motivo de la colección era la abeja. El insecto bordado con oro fue aparentemente un reconocimiento al insecto de la naturaleza menos valorado y amenazado. 

El set estaba decorado con un jardín viviente. Imagen vía @chanelofficial

Cualquiera que estuviera lo suficientemente cerca para detectar a la abeja también habrá notado los patrones geométricos repetidos a través del encaje, los bordados y las cuentas que se inspiraron en modelos matemáticos de la naturaleza. Por último, la novia (quien, que quede en el registro, usó una sudadera) tiene detalles de madera hilados a través de su vestido. Afuera de la pasarela, incluso la multitud parecía estar curada para coincidir con el tema. Anna Wintour estuvo codo a codo con la activista de moda ética Livia Firth, Cara Delevingne trajo a su perro Leo, y llegó Gwyneth Paltrow, una mujer que probablemente sangra agua de manantial.

Cara y su perro Leo. Imagen vía @caradelevingne

La marca aparentemente planea quedarse con la estructura modernista, que abrió sus puertas y ventanas durante el show, y poco a poco llegó a parecerse a una casa de muñecas sustentable de ensueño, se dijo que todos los demás materiales del set fueron inmediatamente reciclados o compostados. En general, el impacto del show no fue solo hermoso y sereno, sino una declaración de que a veces un poderoso mensaje se puede decir en voz baja.

Imagen vía @susiebubble

Imagen vía @chanelofficial

Credits


Texto Wendy Syfret
Imágenes vía @chanelofficial

Tagged:
Paris
FASHION WEEK
Cara Delevingne
Chanel
Karl Lagerfeld
ecología
sustentabilidad
alta costura
Μόδα