Publicidad

los íntimos retratos de la comunidad queer de un joven fotógrafo de berlín

Joseph Wolfgang Ohlert desafía la noción binaria de género al poner el reflector en las personas que conoció en los últimos dos años.

por Hannah Ongley
|
09 Agosto 2016, 3:25pm

Poco después de que Joseph Wolfgang Ohlert conoció a quien pronto sería su amiga cercana Kaey, en uno de los clubs gays más populares de Berlín, ella le dijo que quería trabajar en un tipo de proyecto muy personal. "Ella misma es una mujer trans y se sentía a disgusto porque no pudo encontrar el tipo de libro que estaba buscando cuando comenzó la transición", explica Ohlert a i-D , "por lo que quería crear exactamente ese libro". El fotógrafo alemán ya había comenzado a trabajar en una serie de proyectos sobre género e identidad, incluyendo una serie de retratos que exploraban la escena drag de Berlín. 

Su idea y la de Kaey se fusionaron y "ese libro" se convirtió en Gender As a Spectrum -una serie íntima de fotografías y entrevistas que le dan a las personas trans y genderqueer la oportunidad de contar sus propias historias con sus propias palabras, vestimentas y expresiones. "No queríamos crear otro libro académico lleno de teorías de gente que ve las cosas desde afuera", dice Ohlert. "Queríamos darle a la gente una plataforma para hablar por sí mismos, con auto-respeto y dignidad, para mostrar la realidad en que viven y en lo que creen. [El libro] se ha convertido en mucho más que nuestras ideas originales -se trata acerca de lo que es ser trans, andrógino, no-binario o incluso lúdico con el género".

Más de i-D: Cómo los espacios queer tienen el poder de moldear a la sociedad

En el libro, hablas acerca de que la palabra "género" entró recientemente en el idioma alemán. ¿Puedes explicarnos esto un poco mejor?
El término "género" se adoptó en Alemania a principios de los años ochenta, después de que los teóricos estadounidenses introdujeron el concepto de género como una construcción social adicional a nuestro sexo o nuestro cuerpo biológico -pero esto sólo ocurrió en los círculos académicos. En la vida cotidiana, la palabra no ha sido realmente parte de lengua alemana y siento que se está utilizando con mucha más frecuencia en tiempos recientes. Creo que la gente habla abiertamente de la identidad de género como nunca antes lo hizo. En parte podría ser porque el Internet ha hecho mucho más fácil que uno se pueda conectar con personas que sienten y piensan como tú. Por un lado, el idioma Inglés y los anglicismos se han vuelto parte de la vida cotidiana de la generación de Tumblr e Instagram, por lo que es mucho más fácil adoptar nuevas palabras. Por otro lado, finalmente ha llegado el momento de hablar sobre género y, simplemente, no es suficiente hablar de sexo. Hay una necesidad de un segundo término que en realidad nos de la posibilidad de diferenciar y evitar que la gente se limite a definir a los demás con base en su cuerpo y sus genitales.

Más de i-D: Cinco documentales queer que ver este año

Las fotografías y las preguntas formuladas en Gender As a Spectrum son muy íntimas. ¿Cómo lograste que los encuentros con estas personas fueran abiertos y honestos?
Kaey fue la encargada de las entrevistas. La mayoría de las personas que fotografié son sus amigos, por lo que para ellos no fue gran problema hablar de ello abiertamente. Pero sabíamos desde el comienzo que son temas muy sensibles e íntimos, por eso queríamos darles tanto espacio y privacidad como fuera posible. No queríamos forzar a nadie a sentir la necesidad de decir algo. Así que Kaey creó una amplia gama de preguntas que enviamos a todos en un correo electrónico. Cada uno era libre de decidir qué preguntas quería responder y cuáles quería dejar de lado. También fue completamente aceptable no responder ninguna y sólo hubo una persona que quiso hablar únicamente a través de su foto y no con palabras. Algunos fueron muy racionales, algunos muy creativos y las respuestas difieren mucho. Pero se puede ver claramente cómo la identidad de género es integral e importante para cada persona con la que hablamos y que muchas personas todavía están luchando con su identidad debido a la presión invisible que hay para que actuemos como debemos. Fue increíble conocer a todas estas maravillosas personas y estoy agradecido de que todos estuvieran de acuerdo en embarcarse en este viaje con nosotros.

Más de i-D: Los raperos queer y el sexo en el hip hop de hoy

Como hombre cisgénero, ¿qué es lo que te interesó de explorar el espectro de género?
Antes de hacer el libro ni siquiera sabía sobre las posibilidades de la identidad de género. Estaba, como la mayoría de la gente, socializado con el concepto binario de hombres y mujeres. Tuve que volver a aprender mi entendimiento de cómo ver a la gente en general, independientemente de su género, al igual que lo hacen los niños antes de desarrollar un comportamiento performativo a través de jugar con juguetes relacionados con un determinado género o cosas similares. Como un hombre gay cisgénero, preguntas como ¿quién soy?, ¿qué me hace ser yo?, y ¿qué me hace diferente a los demás?, siempre fueron parte de mi trabajo. Conocí a mucha gente y me di cuenta de que primero tienes que resolver tus propios asuntos antes de que realmente puedas salir y pedirle a los demás que se dejen fotografiar por ti.

¿Cómo cambió tu concepción de tu propia identidad de género el fotografiar a estas personas?
Como niño en realidad me valían los roles de género. Tuve la suerte de tener unos padres que me dieron total libertad de expresión. Jugaba con muñecas, usaba vestidos, aretes y joyas. Le dije a la gente que quería ser niña. Pero estaba feliz en mi cuerpo. Mi definición de mi propia identidad de género no ha cambiado, más bien me di cuenta de que era la niña que quería ser y todavía lo soy. Esta es una parte de mí. Me siento a gusto con mi cuerpo, pero me siento más cómodo ahora sabiendo que no tengo que limitarme.

Más de i-D: Lula Hyers está capturando la vivaz juventud queer de Estados Unidos

Estos días las cuestiones de género se discuten en los medios noticiosos masivos y las celebridades trans son más visibles que nunca. ¿Cómo se siente la gente común que conociste y fotografiaste con respecto a este fenómeno?
He escuchado muchas opiniones diferentes en los medios de comunicación sobre la cobertura de estas historias. Muchos lo apoyan y les encanta, porque la visibilidad es importante y se siente increíble ver a las mujeres trans en las portadas de las revistas. Es otro logro y un peldaño más en la historia de las personas trans. Pero muchos también expresaron su preocupación debido a que estas historias a menudo son cuentos de hadas estadounidenses que distan mucho de las luchas y peligros reales que las personas trans enfrentan. Sobre todo, porque mantiene la división binaria de géneros latente -eres mujer en la medida en que puedes pagar un diseño de vagina y pasar por mujer cisgénero. Por eso es importante que la comunidad se exprese. Por eso queríamos crear un libro que retratara a personas reales y sus vidas, lejos de esos cuentos de hadas.

Gender As a Spectrum 
 info@ohlert.de

está a la venta en

Credits


Texto Hannah Ongley
Fotografía Joseph Wolfgang Ohlert