los adolescentes de sicilia nos dan una lección sobre estar enamorado

Seguimos al fotógrafo Paolo Raeli hasta Sicilia, donde ha retratado los momentos de amistad e intimidad de los más jóvenes del lugar. Desde la tranquilidad de un parque hasta el bullicio de las calles y los bares, el amor está por todos lados, solo...

por Robin Alper
|
05 Julio 2016, 8:20am

¿De dónde eres y qué haces en tu día a día?
Vivo en Sicilia, la isla en forma de triangulo que está en el sur de Italia. Por suerte, no necesito ninguna alarma para despertarme por la mañana, he trabajado duro para conseguirlo. Intento hacer algo diferente cada día, pero hago todas las fotos que puedo. Allá a donde voy llevo mi cámara.

¿Quién es la gente que aparece en tus fotos?
Son mis amigos. No soy de esas personas que pueden parar a un desconocido por la calle para pedirle si le puede hacer una foto. Prefiero tener una conexión más personal con la gente a la que retrato, eso significa que ambos nos sentiremos cómodos. Se nota en las fotos cuando la gente no está cómoda, y eso no me gusta.

¿Qué es lo que te gusta tanto de tus amigos?
Mi amiga Morgana tiene algo que hace que no pueda parar de hacerle fotos en todo el día. Quizás sea cómo se mueve. Agathe tiene una sonrisa increíble, me flipan las fotos donde sale sonriendo. Marta tiene un pelo precioso que parece interminable y que, al menos para mí, merece ser fotografiado. Cada persona que conozco tiene algo especial. Me enamoro fácilmente de los pequeños detalles.

¿A dónde llevas a tus amigos para fotografiarles?
A fiestas, bares y a algunas plazas donde los jóvenes se reúnen por la noche para conocer a gente.

¿Por qué decidiste retratar las experiencias que vives con tus amigos?
Esto sonará hortera, pero esas fotos son como pequeños tesoros para mí. Cada día nos hacemos un poco más viejos, los recuerdos y la gente se desvanecen, pero las fotos quedan ahí. Incluso tras 20 años la foto más tonta puede tener un significado especial para ti. Cuando tenga 60 años, molará ver las pintas que llevaba cuando tenía 16, o ver fotografías del día que adopté a mi perro.

¿Qué intentas contar a través de tus fotos?
Que el futuro es incierto y el pasado ha quedado atrás. La única cosa que tenemos realmente es el ahora y las fotos son nuestra única forma de guardar pequeños pedacitos de pasado para ayudarnos a crear nuestro futuro.

¿Qué dirías que es lo que caracteriza a nuestra generación?
Creo que los seres humanos permanecen igual generación tras generación. Los medios que tenemos a nuestra disposición puede que hayan cambiado, pero todos seguimos ansiando el amor, la felicidad, la salud, el éxito y la atención. En realidad mis padres no son muy diferentes a mí, pero yo envío mensajes de texto mientras que ellos envían cartas en papel. La tecnología y el acceso más fácil al resto del mundo son las únicas diferencias que nos separan. Las redes sociales son como un espejo que magnifica todos nuestros errores y deseos, pero estoy seguro de que las generaciones pasadas hacían cosas similares, lo que pasa que no hay mucha prueba de ello online.

¿Cuál es la mayor equivocación que tiene la gente acerca de la juventud de hoy?
Seguramente que estamos obsesionados con nosotros mismos y que somos estúpidos.

¿Crees que la gente hoy está más preocupada por cosas que pasan fuera de su país?
Tenemos mucha información a la punta de nuestros dedos pero no estoy seguro de si nuestra generación la está utilizando de la forma correcta.

¿Qué opinan tus amigos de la situación política actual en Italia?
Aquí en Italia —y sobre todo en Sicilia— se habla mucho sobre los inmigrantes que llegan aquí en barco en busca de paz y un lugar donde vivir. Muchos de los partidos políticos tienen ideas opuestas sobre lo que es mejor, y la gente se ha quedado estancada en algún lugar en medio de ellos. Pero mis amigos y yo estamos completamente convencidos de que tenemos que ayudar a la gente a que escape de la guerra y del hambre.

¿Qué te gustaría cambiar en el mundo?
Me gustaría que la gente fuera más amable y que se entendieran mejor los unos a los otros. Tengo la esperanza de que las generaciones más jóvenes reduzcan el racismo, la homofobia, la violencia y otros tipos de discriminación.

Recomendados


Texto Robin Alpher
Fotografía Paolo Raeli

Tagged:
Sexo
Summer of Love
Cultură
sicilia
amor
Italia
juventud
verano 2016
paolo raeli