¡el menswear hoy en día!

Floreciendo bajo el foco de la London Collections: Men, un cuarteto de diseñadores –Astrid Andersen, Cottweiler, Nasir Mazhar y Pieter– está teniendo su momento.

por Steve Salter
|
07 Septiembre 2015, 11:50am

Astrid Andersen

Por supuesto, no hay un tiempo determinado para la llegada a la madurez de un diseñador. Algunos podrían decir que es un interruptor que se enciende en el momento en que un estudiante presenta su colección de posgrado, da a conocer su debut homónimo o en cuanto consigue su primer distribuidor. Tales casos son raros. En una industria que exige tanto, tan rápido y con tanta frecuencia, el momento no es parte de un plan de negocios, sino que evoluciona a su propio ritmo y reacciona a su entorno cambiante de diversas maneras.

Se podría argumentar que el menswear en Londres está disfrutando el resplandor de la mayoría de edad. ¿Qué mejor lugar para tallar su nicho que en la London Collections: Men? "Es uno de los pocos lugares que está abierto a las sugerencias y no le tiene miedo al cambio", dice Craig Green, cuando se le pregunta con insistencia sobre el porqué decidió diseñar menswear en la capital. Es cierto. Después de trabajar duramente bajo las sombras durante una década, LC:M ha proporcionado el catalizador para que sus talentos efervescentes se desborden con una presencia cada vez mayor en London Fashion Week y exigir respeto más allá de la autopista M25, estallando más allá de una concesión de una tarde a cuatro días completos de shows que no solo reciben miradas de admiración de la industria, sino que nos hacen comprar su visión. Ahora, en su séptima temporada, LC:M no solo marca el comienzo de cada nueva temporada, sino que presagia todo lo nuevo. La colección primavera/verano 2016 estuvo empapada con juventud y fue definida por sus soñadores, románticos, realistas y florecientes provocadores. Con una agenda llena de promesa, los rostros conocidos de Astrid Andersen y Nasir Mazhar colocaron sus marcas en nuestros corazones, y Cottweiler y Pieter prosperaron en sus escenarios más grandes. Esto es la moda de Londres hoy en día.

Cottweiler

Después de atraer la atención con sus toques finales extraoficiales la temporada pasada y tras causar un gran revuelo en Instagram con sus recientes colaboraciones con FKA Twigs, el dúo de diseñadores de Cottweiler, enfocados en el concepto, fueron recibidos oficialmente en la creciente familia de menswear de Londres para la colección primavera/verano 2016. Tras acumular una base de seguidores fanáticos y una lista de distribuidores internacionales con su característica frontera borrosa entre lo casual y el lujo, Cottweiler logró abrir su mundo a un público más amplio. "Es increíble recibir este apoyo, pero lo usaremos para seguir siendo extraños y hacer nuestras propias cosas", promete Ben Cottrell. De eso se trata LC:M, de consolidar lo raro y lo maravilloso, lo brillante y lo extraño. 

"Es difícil definir con precisión cuándo se lanzó Cottweiler", confiesa Mateo Dainty. "Habíamos estado diseñando y creando prendas para nuestros compañeros y para las personas que vivían y trabajaban en la zona por bastante tiempo antes de tener quien nos distribuyera", añade Ben. Cuando nos conocimos hace dos años, el par trabajaba sin descanso desde un enclave oscuro y húmedo en una bóveda ferroviaria, evolucionando su oferta en silencio. "Este período fue muy importante para nosotros", reflexiona Mateo. "Fue emocionante tener nuestro propio espacio, lejos de todo y de todos", explica. "Realmente nos dio la oportunidad de desarrollar toda la identidad, que, en su núcleo, tiene que ver con nuestra amistad. Hicimos caso omiso de lo que las otras personas estaban haciendo y simplemente nos concentramos en lo que amábamos y, cuando llegó el momento de mostrar nuestras cosas públicamente, ya teníamos una idea clara de dónde queríamos estar y en qué nivel", añade. "Nunca tuvimos prisa por hacer dinero rápido. Crecimos con la misma ambición y queremos que Cottweiler dure", explica Ben. "El crecimiento lento y controlado es la única forma en la que vemos la longevidad en una marca de moda". Muy acuerdo.

Nasir Mazhar

Nasir Mazhar ofrece su propia narrativa particular del juego a largo plazo. Inicialmente entrenando en Vidal Sassoon, pasó a asistir a algunos de los principales estilistas de la industria, trabajó con el modista Marcos Wheeler y se embarcó en clases nocturnas con Jane Smith en Kensington y Chelsea College. Siguiendo este camino poco convencional, creó su propia línea en 2008. Tras establecer una base de clientes leales por medio de la creación continua de una serie de piezas características, más notablemente la Bully Cap con pico cuadrado, no fue sino hasta la colección primavera/verano 2013 que presentó su primera gama de ready-to-wear. En lugar de diseñar una colección en torno a un tema de usar y tirar, Nasir ha estado ocupado perfeccionando un uniforme para su mundo por medio de la repetición y el refinamiento. "No creo en desechar las buenas ideas, quiero construir sobre ellas", continúa. "Vamos a seguir trabajando en las cosas que me interesan, mejorando cada temporada. Nos fijamos en lo que hacemos y logramos que la gente se lo grabe. Quiero que las personas vean un look claro cuando piensen en Nasir Mazhar". El creciente culto de Nasir no solo puede comprar su marca, la puede escuchar, bailar con ella y soñarla. Puede que no crea en las revoluciones de temporadas, pero su ascenso es una evidencia de la evolución e insinúa que hay muchas cosas por venir. "Siento que un nuevo capítulo está a punto de comenzar, y somos nosotros diciendo: 'este es nuestro look, estos son nuestros principales productos, esto es lo que hacemos'", señala en el backstage con un brillo en sus ojos.

Astrid Andersen tiene un hambre similar y continúa creciendo a medida que su alcance se extiende. "Cada que voy a un nuevo lugar, me impresionan los chicos locales que usan mis diseños", explica. Si sigues a Astrid en Instagram, te das cuenta de lo lejos que viaja la marca. Multitudes de fans devotos se encuentran dispersas por todo el mundo apropiándose de su uniforme. "Son una inspiración para mí, el ver lo que llevan y cómo lo llevan influye en cómo diseño", admite. Para la colección primavera/verano 2016 cambió su filtro de Tokio a Shanghai. "En última instancia, esta temporada es un homenaje a los hombres que se visten con valentía y tienen un punto de vista". Esencialmente, eso es Astrid Andersen. Puede que esté impulsando un nuevo lujo pero está basado en la realidad. "No es una tendencia, sino más bien un período de mi vida, es una obsesión. No quería alejarme de ella sino que quería continuar e introducir diferentes elementos", explica. Desde mezclar complejos bordados de plata con impresiones de transferencia de calor en un juego de chinoiserie hasta simplificar los sombreros de la Chinese Courtier de la dinastía Qing. No se trata del pasado de China, se trata del presente y el futuro de Astrid Andersen. "Soy consciente de crecer cada temporada, porque yo también estoy creciendo, es por eso que presenté la gabardina, el tejido, y la razón por la que estoy introduciendo telas y siluetas que juegan un poco más", admite. Este es el mundo de Astrid Andersen y se está extendiendo por todo el planeta. 

Al tiempo que ofrece un mundo muy diferente, el surgimiento de Sebastiaan Pieter es tan poco ortodoxo como el de Nasir. "No me limité a diseñar ya que quería trabajar para las personas y empresas que me inspiraban", comienza Sebastiaan Pieter: "Creo que cualquiera tomaría la oportunidad de hacer una pasantía en la sede de Google o la BBC solo para ver lo que están haciendo", añade. Mientras estudiaba, Sebastiaan buscó oportunidades más allá que simplemente diseñar y complementó su experiencia de trabajo con puestos en Monocle, Fantastic Man, y Jil Sander. "Tuve la suerte de trabajar con revistas que me enseñaron cómo interactuaban con marcas de moda además de crear imágenes e historias que construían una identidad. Trabajé en salas de exposición e incluso en relaciones públicas, lo que me otorgó una experiencia más completa de la industria. Sin estas experiencias nunca habría tenido la confianza de iniciar mi marca, me mostró que era un negocio y no simplemente 'diseño'", añade Sebastiaan con una sonrisa.

Pieter

Y bien, ¿qué consejo le darían a cualquier persona que desee seguir sus pasos? "No sigas las tendencias, sé original con tus ideas y permite que la crítica te haga avanzar de una manera positiva", sugiere Mateo Dainty. "Mantén una mente abierta acerca de cómo llegar a tu objetivo, las oportunidades pueden surgir de maneras inesperadas. Pero nunca comprometas tu visión. Y tienes que saber cuándo parar", concluye Sebastián.

Credits


Texto Steve Salter
Fotografía Harry Carr

Tagged:
FASHION WEEK
Menswear
Nasir Mazhar
Astrid Andersen
LCM
pieter
cottweiler