5 artistas post-soviéticas que tienes que conocer

Ésta es las nuevas generación de creativas emergentes que se esconde detrás del Telón de Acero.

por Anastasiia Fedorova
|
22 Febrero 2016, 9:10am

En algún momento llegaremos al punto en el que no necesitemos clasificar a los artistas en función del lugar de donde vienen, cuando el origen del artista deje de importar en el mundo globalizado. Por mucho que queramos creer que ya vivimos en ese mundo, tan solo han pasado 26 años desde la caída del muro de Berlín, que marcó el comienzo de ese gran cambio histórico. Hoy en día las fronteras se están volviendo cada vez más y más difíciles de cruzar; pues aunque los muros físicos caigan, siempre se construyen nuevos muros mentales que los sustituyen.

Hay una nueva generación de artistas detrás del Telón de Acero dispuesta a enfrentarse al reto de hacer frente a la polémica herencia de los tabúes en torno al cuerpo y la sexualidad, el conservadurismo político y los sistemas patriarcales soviéticos. Saben que la libertad y la igualdad son algo por lo que se tiene que luchar constantemente, y sus herramientas son diversas: desde replicar la coreografía de Beyoncé en las montañas de Bulgaria, hasta dirigir la mirada masculina sobre sí mismas y crear superheroínas como alter-egos. A continuación te presentamos cinco artistas feministas post-soviéticas que tienes que conocer.

Lee: Los 16 artistas más prometedores de 2016 
Lee: Las artistas feministas que revolucionaron el porno en los 70, sin censura

Maria Gorodeckaya
Originaria de Moscú y graduada en Goldsmiths, Maria Gorodeckaya explora la naturaleza del deseo femenino en su obra, que a menudo se ve reprimido, en conflicto y claramente poco representado en la cultura. A través de su obra, las mujeres, objetivadas y tratadas como objetos sexuales durante siglos, finalmente tienen la oportunidad de recuperar su mirada. 

¿Cómo no dejarte llevar al hacer frente a tu propia lujuria? ¿Tu cerebro tiene que aprobar lo que le pone a tu cuerpo? Dinámicas de poder, confusiones y obsesiones sexuales son algunos de los temas clave. Gorodeckaya empezó trabajando con fotografía (principalmente retratos de hombres y niños con carga sexual); pero ahora también trabaja con poesía, grafiti y escultura usando perforaciones, juguetes sexuales y cera de abejas como una referencia a las prácticas religiosas sagradas, además de zapatos de ballet como una metáfora a la restricción y la belleza.

gorodeckaya.tumblr.com

Gery Georgieva
Mi primer contacto con la obra de Gery Georgieva fue un video que mostraba su recreación de la coreografía de Single Ladies de Beyoncé en la cima de una montaña donde ella aparecía vestida con un traje tradicional búlgaro. La artista a menudo mezcla iconografía cultural pop con mitos y objetos populares. Esta yuxtaposición le permite llegar a una gran cantidad de personas, al tiempo que estudia la apropiación cultural y la mímica, y aprovecha el poder de los arquetipos femeninos (¿Acaso Beyoncé no es una diosa, después de todo?). 

En su última obra, Balkan Idol, Georgieva se muestra como una estrella de pop ficticia en escenarios cruciales para la identidad de los Balcanes; primero en Buzludzha, la antigua sede del partido comunista en ruinas en las montañas de los Balcanes y, después en un club moderno de pop-folk llamado Romantika Princess.

 gerygeorgieva.tumblr.com

Taus Makhacheva
La mayoría de las obras de Taus Makchacheva tienen como escenario Daguestán, el Cáucaso montañoso al sur de Rusia, una tierra donde domina la hipermasculinidad tradicional, impactantes contrastes en la riqueza, paisajes alucinantes y bastante inestabilidad política. Los roles de género tradicionales en la sociedad de Daguestán es uno de los temas clave de Makchacheva, que tiene una superheroína como alter ego, llamada Super Taus, que simboliza el poder femenino invisible. 

La mayoría de sus obras están sin documentar y olvidadas, a excepción de un video viral. Además, cabe destacar que una gran cantidad de las obras en video de Makhacheva muestran a hombres siguiendo sus órdenes y actuando según sus conceptos para desafiar las dinámicas tradicionales de género

calvert22.org/taus-makhacheva

Joanna Piotrowska
La artista polaca Joanna Piotrowska expone el impacto físico que las estructuras de poder invisibles tienen sobre los cuerpos físicos. La opresión que casi no identificamos brilla a través de la forma en que sus sujetos se mueven, respiran y se congelan enfrente de la cámara en un ambiente rígido de lucha interior. El aclamado libro de Piotrowska, FROWST, explora la relación familiar más allá de los clásicos retratos de rostros sonrientes, en un ambiente de extraña intimidad y posturas incómodas, pero sinceras. 

En 2015, Piotrowska ganó el premio Jerwood/Photoworks, que le permitió crear un proyecto confrontando los roles pasivos generalmente impuestos a las chicas adolescentes. En las imágenes, estas adolescentes lanzan sus poderes interiores recreando poses que la artista obtiene de manuales de autodefensa. 

 joannapiotrowska.com

Masha Batsea
Nacida en Ucrania, Masha Batsea vivió en Moscú, Kiev y Nueva York con sus padres, antes de trasladarse a Berlín y luego a Londres. Acostumbrada al cambio rápido de entornos y contextos, canaliza a la perfección el impacto de la cultura contemporánea en nuestras vidas y en el sentido de identidad. Su proyecto Yala Yolo retrata la apropiación diaria de la cultura musulmana en Occidente. 

Quiere explorar las similitudes que hay en "pedir un kebab en una caja de plástico un viernes por la noche de borrachera y Rihanna haciendo una sesión de fotos en el interior de la gran mezquita Sheikh Zayed vistiendo un hiyab". También le interesa la identidad y la sexualidad en la era digital, y la forma en que casi de forma inconsciente absorbemos el contexto político de nuestras vidas a través del entorno de los medios de comunicación.

mashabatsea.tumblr.com

Recomendados


Texto Anastasia Fedorova

Tagged:
Bulgaria
Feminismo
Rusia
Cultură
Moscú
Polonia
artistas femeninas