daniela vega es la estrella de la historia de amor trans ganadora del oscar

Tienes que ver a Daniela Vega en 'Una mujer fantástica', abriendo camino para las actrices trans en Hollywood.

por Colin Crummy; fotografías de Hanna Moon
|
mar. 6 2018, 1:01am

Este artículo apareció originalmente en The Radical Issue, no. 351, primavera de 2018.

"La ópera logra conectar las emociones humanas a través del sonido. No es solo un ruido", dice Daniela Vega, haciendo tintinear una taza de porcelana para enfatizar su punto. "La ópera es sublime. Convierte el sonido en poesía". Daniela podría estar obteniendo los aplausos como actriz en este momento, pero la ópera es su primer amor, el más profundo y el más apasionado.

El arte ha guiado a Daniela a lo largo de su vida; desde la ópera de niña, el pop en la adolescencia, a un amor duradero de la música tradicional de América del Sur, a su fascinación por el cine clásico. Su look está basado en la suma de una femme fatale de la era dorada de Hollywood con una latina legendaria, atrayendo la influencia de iconos como Marilyn, Audrey y la cantante peruana Yma Sumac. "Ella tenía la capacidad de leer todas las notas del piano, muy rápido", explica nuestra Wikipedia viviente de Yma. "¡Es muy, muy famosa!". Daniela, de 28 años, también se está volviendo muy famosa por su papel protagónico en la nominada al Oscar Una mujer fantástica, la brillante y enigmática historia de amor trans de Sebastián Lelio, que finalmente llega a los cines nacionales.

Abrigo Chanel. Cinto Fendi. Collar, brazaletes, anillo y aretes Cartier.

Celebrada en el circuito internacional de festivales de cine durante el último año, Una mujer fantástica es un raro ejemplo de un personaje trans interpretado por una actriz trans. Daniela asumió el papel de Marina, una mujer trans involucrada en un romance con Orlando, un hombre cis más grande. Cuando este sufre un aneurisma y muere súbitamente, su relación antes privada se convierte en el tema de todos.

La tragedia pone a Marina en el punto focal, acosada por un mundo que no puede o no la entenderá. Un médico del hospital cuestiona la identidad de género de Marina. La policía sospecha de la muerte de Orlando y su hijo la expulsa brutalmente del apartamento de su padre. La ex esposa de Orlando la confronta sobre el affair.

"Todos sobrevivimos a nosotros mismos y a los demás en un determinado momento de nuestras vidas".

Durante el filme, las respuestas de Marina se transforman y evolucionan. Ella entra en pánico en el hospital. Absolutamente domina el intento de ridiculizarla de la ex esposa. Todo es ira y venganza con el hijo idiota. "En cierto modo, la historia acecha a Marina", dice Daniela. "La historia de Marina y Orlando no concluye y es contada por el resto de los personajes. La muerte de Orlando es una de las primeras escenas de la película, y sin embargo, aprendes de Sonya, su ex esposa, que ha estado tratando de imaginar a Marina durante un año".

Al mismo tiempo, un romance y una historia de fantasmas, Una mujer fantástica es una película notablemente fluida, que entreteje la vida real con fantásticas olas de fantasía imaginativa. Marina sufre de cuestionamientos, condescendencia e intimidación, pero también protagoniza un video musical imaginario y experimenta una ráfaga de viento tan feroz que se queda pegada al lugar. En este sentido, la película toma de la filmografía de Pedro Almodóvar, de quien Daniela es gran admiradora.

Daniela lleva abrigo Dior. Blusa Ralph Lauren Purple Label. Collar, anillo y brazalete Cartier. Guantes vintage de Kool Kats Clothing Hire.

Durante todo el filme, Una mujer fantástica se basa en la realidad de la experiencia de una mujer trans. Esto se origina de la manera orgánica en que surgió la película. Tras el éxito internacional de su película Gloria en 2013, Sebastián Lelio le pidió a Daniela que actuara como consultora en su próximo proyecto. "Estaba tratando de entender cómo existe una persona trans en su vida diaria", dice Daniela. Cuando completó su guión tres años más tarde, Sebastian decidió que ella también debería interpretar el papel principal.

Daniela Vega sabía desde muy joven que quería ser artista, no necesariamente actriz. La ópera era su droga de entrada, heredada de su abuela que, aunque ciega, le enseñó a Daniela a ver música, "para ver el sonido como imágenes. Cuando puedes leer una partitura", explica la actriz,"tiene mucha poesía".

Dress Fendi. Shirt Ralph Lauren Purple Label. Tights Emilio Cavallini. Bracelet And Earrings Cartier. Bracelet Chanel.

Música de una clase distinta entró en la adolescencia de Daniela, canciones que proporcionaron la banda sonora a un dramático cambio personal. Después de años de confusión, se dio cuenta de que no era gay sino transexual, y las canciones la ayudaron a guiarla. "Cuando inicié mi proceso de transición comencé a escuchar mucha música glam: David Bowie, Annie Lennox. Gente que era muy andrógina", explica. "Cuando tenía 13 años comencé a escuchar esta música, y cuando tenía 13 años comencé a hacer la transición. Duró hasta los 17 años. Tuve una transición muy joven”. Se detiene por un momento, luego se ríe. "¡Y pagué todo lo que tuve que pagar!".

Bowie fue un símbolo de irreverencia y rebelión para la joven Daniela. "La música podría haberme tomado de la mano, pero lo que me llevó a hacer la transición fue la necesidad de seguir viviendo", dice ella. Sus amigos y familiares siempre brindaron su apoyo, pero fue el arte, en todas sus diferentes manifestaciones, lo que resultó decisivo. "Si no hubiera tomado el camino que tomé hace mucho tiempo, no estaría vivo", afirma simplemente. "Estoy segura de que el arte me salvó la vida".

Dicho eso, el camino desde entonces no ha sido fácil. Comprometida con la idea de ser artista, como persona trans, Daniela inicialmente encontró difícil conseguir trabajo. Una cantante de ópera clásicamente entrenada, a los 20 lo abandonó por completo y cayó en una depresión de un año. Un amigo la persuadió para que se uniera a un taller de teatro, donde ella le prestó sus habilidades de maquillaje y, finalmente, comenzó a actuar.

Daniela lleva abrigo Dior. Blusa Ralph Lauren Purple Label. Collar, anillo y brazalete Cartier. Guantes vintage de Kool Kats Clothing Hire.

El talento natural de Daniela estaba emergiendo. Un director de teatro escribió un monólogo, The Butterfly Woman, inspirado en su vida, y que continúa presentándose en Santiago hasta el día de hoy. En 2014, el realizador Mauricio López Fernández le ofreció un papel en su película La Visita. "Siempre quise ser artista, pero no sabía cómo", dice Daniela sobre su viaje. "Entonces, de repente, todo se unió con las personas adecuadas en el momento correcto y sucedió".

Ella ciertamente ha encontrado su momento. Una mujer fantástica, dice ella, es una de las cosas más difíciles que ha hecho, porque significaba trabajar con el talento más importante del cine chileno contemporáneo y lo mejor de la actuación de su país natal a quien ella, como protagonista, tenía que liderar. Aún así, nada de eso la asustaba. Ciertamente no le impidió ofrecer una actuación auténtica, compleja y ambigua, y que debería poner fin a cualquier argumento en contra de las personas trans que se representan en la pantalla. "No le temo a los desafíos", dice finalmente Daniela, sobre su experiencia en traer a una mujer trans tan fantástica a la pantalla. "Es algo muy rico para representar".

Créditos



Fotografía Hanna Moon
Estilismo Max Clark

Peinado Shon de la agencia Julian Watson usando Bumble and Bumble. Maquillaje Lotten Holmqvist en Management Artists usando MAC Cosmetics. Asistente de fotografía Dexter Lander y Julie Greve. Asistente de Estilismo Joe Palmer. Asistente de maquillaje Mattie White. Producción Elise Lebrun en D y V Management.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.