10 consejos para ser queer y feliz en 2018

La estrella del pop Troye Sivan nos anima a bailar mucho con nuestros amigos y a desconectar de vez en cuando de las redes sociales.

|
mar. 13 2018, 4:34pm

Llamar 'icono gay' a una estrella del pop de 22 años puede parecer una afirmación precipitada para algunos, pero lo cierto es que Troye Sivan forma parte de una generación que está dando sentido a su sexualidad de otro modo. Mientras muchos jóvenes homosexuales buscan en Youtube vídeos sobre cómo salir del armario y recorren los foros online en busca de información que los haga sentir parte de una comunidad más grande, hay un consuelo en el hecho de que, no hace mucho, Troye estaba en la misma situación.

Ahora, orgulloso de su identidad queer, nadie representa la nueva era del pop tan bien como él. Procedente de la pequeña ciudad australiana de Oriundo, el artista se dio a conocer subiendo vídeos a Youtube explicando cosas como cómo ganar dinero en Instagram o cómo practicar sexo de forma segura. En medio de todo esto, comenzó una de las carreras musicales más emocionantes de la última década.

Su álbum debut, Blue Neighborhood, es una declaración electro-pop que le sirvió para ganarse el respeto de periódicos como The Guardian. Ahora ha vuelto con la cabeza teñida de rubio oxigenado, una carrera como actor y un nuevo fenómeno musical encabezado por el sensual "My, my, my", que está destinado a convertir a Troye en número uno.

Hay un momento en la actuación de Troye en Saturday Night Live en el que su camisa cae de su hombro y él sonríe por un segundo. Coloca su mano sobre la cadera, se inclina y echa su cabello hacia atrás con una naturalidad de alguien que ha nacido sobre un escenario. Ahora vemos cómo muchos de los ídolos adolescentes se sienten los suficientemente cómodos como para salir del armario sin preocuparse por lo que piense la gente, y el hecho de que las canciones de Troye se transmitan directamente a millones de hogares en todo el mundo nos hace súper, súper felices.

Cuando quedamos con él en el salón de su hotel, Troye se muestra modesto, cercano y encantador. Es el tipo de persona que esperas que sea, teniendo en cuenta el impacto tan fuerte que ha tenido en los homosexuales de su edad. A menudo es etiquetado como un portavoz de la comunidad LGBTQ+, y aunque rechaza amablemente esa idea ("es tan complejo, diverso y grande que necesitamos tantas voces como podamos"), su éxito marca una gran embestida en pro de aquellos artistas que no encajan en los moldes de la heteronormatividad.

¿Cómo un chico tan joven con el peso de la escena del pop sobre sus hombros logra mantenerse centrado y contento consigo mismo? Sorbiendo de una taza de sopa de miso, Troye Sivan nos dio sus propios consejos sobre cuál es la mejor forma de mantenerse queer y feliz en 2018.

Sal a bailar (mucho) con gente de ideas afines
"Especialmente en espacios queer. Nunca olvidaré la sensación de entrar en un club gay por primera vez y darme cuenta de que, sin importar cuán "gay" te parezca, ¡habrá personas que se sientan más homosexuales! No importa lo excéntrico que vayas vestido, ¡hay alguien que lo es más que tú! Ser capaz de integrarte y no sentirte fuera de lugar es un alivio".

Desconecta de las redes sociales
"Es importante para la salud mental de todos. Internet es responsable de muchas cosas positivas, somos más empáticos ahora que hemos conocido mucha gente muy diversa online que está pasando por experiencias diferentes a las nuestras. Pero recuerda que siempre hay un 'demasiado'. Mantén un buen equilibrio. Si estás estresado por culpa del teléfono, apágalo. Las redes sociales existen en un mundo separado del mundo real".

Celebra el Día del Orgullo
"Sentirte parte de una comunidad cuando te has sentido aislado durante tanto tiempo es realmente liberador".

Asegúrate de que tus amistades son de verdad
"Las amistades profundas, largas y leales son importantes. Las personas que considero amigos son el tipo de gente a la que puedo llamar cuando estoy realmente mal; ellos son capaces de hacerme reír en cualquier momento. Solo tengo tres o cuatro personas con las que hablo a diario, pero las necesito".

Si eres joven y solitario, recuerda que la gente te amará por lo que eres
"Es fácil pensar que el entorno en el que te encuentras (ya sea la escuela, tu ciudad o tu familia) sea el mundo entero. Puedo decir con total seguridad que no importa cómo seas o a quién ames, existe una comunidad de personas que no solo te aceptará sino que celebrará lo que eres".

Cuida de ti mismo
"Reserva tiempo libre para recargar pilas e intenta alejarte un poco de todo. No respondas al teléfono ni te escondas en tu casa; pasa tiempo las personas que quieres. Mira muchas películas. Haz solo lo que tengas que hacer".

Reconoce a aquellos que lucharon por la igualdad
Tuve una revelación viendo How to survive a plague. Es una película sobre la crisis del sida en la ciudad de Nueva York y el trabajo del grupo activista Act-Up, cuyos miembros echaron las cenizas de sus novios muertos en el césped de la Casa Blanca. Tirado en la cama pensé: 'Mierda, esto lo hicieron por nosotros', y ese fue un antes y un después en mi forma de ver las cosas. Estaba tan agradecido en ese momento que me recordó a mis amigos y a mí haciendo algo tan desinteresado y valiente".

¡Sal!
"Ve a tomar un café o algo. Salir al exterior durante cinco minutos me mantiene muy feliz".

Aprende a disfrutar de tu soledad
"Desea poder sentarte contigo mismo y sentirte bien al respecto. He tenido problemas con eso en el pasado, pero ahora siento que estoy en un buen momento donde puedo estar solo y sentirme bien. De repente desaparece la presión y la urgencia de encontrar pareja, y te mantiene fuera de problemas".

Recuerda que la experiencia queer es la más bonita
"El único requisito establecido para ser parte de la comunidad LGBTQ+ es saber que eres único. Siento que he encontrado una familia en esta comunidad, ¡estoy tan contento de ser gay!"

Troye Sivan es la promesa del pop del momento, así que ve y compra "My, my, my" y regálaselo a tu tía abuela homófoba para que ella también pueda deleitarse con la belleza de ser gay.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.