sobre cómo proponer un emoji y no morir (tanto) en el intento

Si tienes tiempo de sobra, y sigues las reglas del juego, puedes hacer que tus sueños se vuelvan parte de tu teclado.

por i-D Staff
|
23 Agosto 2016, 6:17pm

Foto por Josh Valcarcel para WIRED

Como en el cuento del Mago de Oz (la versión sin James Franco, claro), donde Dorothy y compañía tienen que pedir sus sueños se hagan realidad al ser todopoderoso que es El Mago, lo mismo pasa cuando deseas que un emoji pase de ser una idea a una realidad presente en el teclado de todos en el mundo. Johnny Lieu escribió para Mashable los pasos de cómo proponer un emoji y no morir en el intento. Decidimos compartirlos contigo, pues el uso de los emojis como lenguaje es ya indispensable para la vida diaria, y seguro hay algunos por ahí que quisiéramos ver y no sabemos cómo hacer que se vuelvan realidad. 

Más de i-D: El idioma del emoji: comunicación en la era digital

De acuerdo con Lieu, tienes que tener mucha paciencia, pues es un proceso largo y burocrático. Toma en cuenta que el Mago de Oz de la vida real es el Unicode Consortium, la organización sin fines de lucro encargada de aprobar todos los símbolos que entran como parte de este lenguaje; Unicode regula que sea posible que todos los teclados del mundo estén coordinados y el caos no suceda. 

El Unicode Consortium establece los "factores de selección" que puedes leer aquí. Dos de los más importantes son la compatibilidad y el nivel de uso. Nadie quiere un emoji que solo esté ocupando un espacio innecesario y que no represente el sentir del mundo, o sea, el emoji de aguacate era bastante necesario (saldrá en la próxima versión 9.0). También tienes que comprobar que el emoji que estás proponiendo puede tener múltiples usos con creativos ejemplos de enunciados aplicándolo. Puntos extra por hacerlo gracioso. 

Más de i-D: Iris Apfel está a punto de convertirse en un emoji

Otros factores a tomar en cuenta es la diferenciación y la complementación, esto es, que tu emoji no se puede parecer a ningún otro que ya exista y que tanto puede ayudar a completar un set -piensa que puedes formar un trío con el taco y el burrito con otro antojo latinoamericano olvidado.

No se permiten logos, versiones específicas de otros (adiós a esos tacones con plataforma), personalidades (ajá, por eso los de Kim no son oficiales) u objetos o conceptos que sean tendencias pasajeras.

Una vez que has tomado en cuenta todo esto, solo te queda esperar que tu petición sea procesada… durante un año y medio. En caso de que sí te animes a pasar a la historia de los emojis, tienes hasta el 1 de octubre para mandar tu sugerencia y ser considerado para la versión siguiente. Un subcomité escoge los mejores y los pasa al Unicode® Technical Committee, quien toma la decisión al final del año de cuales se incluirán en la nueva versión y LISTO, tu emoji está en tu teléfono.

¿Un largo camino? Sí, pero la recompensa es enorme, o del tamaño de la yema de tus dedos, depende de cómo quieras verlo.

Más de i-D: 38 nuevo emojis llegaran con un aguacate y tocino

Credits


Foto por Josh Valcarcel para WIRED

Tagged:
Internet
Emojis
emoji