los 25 jugadores de tenis con más estilo de todos los tiempos

Con Wimbledon en pleno apogeo y la fiebre habitual por la cancha apoderándose del mundo, i-D hace una lista de los jugadores de tenis con más estilo en la cancha, desde Henri Lacoste en la década de 1920 al actual Dustin Brown, quien asombró a la...

|
06 Julio 2015, 10:20pm

Photography Steven Pisano

Dustin Brown
Puede que el jugador alemán-jamaiquino, sus rastas en vuelo y el tatuaje al costado de su padre Leroy, llegara a los titulares después de su reciente victoria en Wimbledon sobre Rafael Nadal, pero Brown ha estado desde hace ya tiempo en ellos. Superó al ex número 1 del mundo, Leyton Hewitt, en Wimbers en 2013 y tuvo una victoria contra Rafa el año pasado en el césped de Alemania. Es conocido por hacer su gira europea en una furgoneta camper, muy de la vieja escuela.

Yannick Noah
Yannick Noah fue el campeón de tenis con rastas original y un símbolo sexual francés. Ganó el French Open en 1983, se casó con Miss Suecia. (Puedes buscar a su hijo, el jugador de la NBA, Joakim Noah) y se convirtió en una exitosa estrella del pop-rock. Su polo Le Coq Sportif color amarillo limón es un clásico, además de que usaba rastas con sweatbands de colores y entrenaba usando camisetas de David Bowie.

Andre Agassi
Agassi, por sí solo, incorporó al juego el neón, y podría decirse que a todo el deporte. Fue el modelo de Nike, un jugador a quien no le importaba tomar riesgos (por ejemplo, shorts de ciclista por debajo de mezclilla negra lavada) y un rebelde con su pelo largo y teñido (ahora se sabe que era una peluca). Sus Nike Air Tech Challenge son un calzado clásico.

Fotografía Mike Cole

Björn Borg
Este sueco súper cool fue el principal rival de John McEnroe a finales de los setenta, una inspiración para Richie Tenenbaum de Wes Anderson. El flequillo rubio metido y esponjado bajo sus headbands a rayas marcó un momento del estilismo y su polo Fila a rayas con un cuello de contraste es de lo más elegante en el juego.

Fotografía Mike Cole

Gustavo Kuerten
El brasileño Guga fue el sonriente y flexible brasileño que brindó un toque especial al tour con su oscilante juego de grandes movimientos y su sonrisa contagiosa en todo el milenio. Otra de las claves de su atractivo fue su uso de colores fuertes (especialmente cuando jugó en la franja nacional de su país), grandes headbands y rizos indomables bañados por el sol.

"Los jugadores británicos Fred Perry y Bunny Austin con la Copa Davis Cup en Wimbledon" Getty Images

Fred Perry
La marca proviene del hombre que fue una de las fuerzas dominantes del tenis de la década de 1930. Es fácil ver cómo Perry logró lanzar una marca, si vemos no solo sus polos clásicos, sino también sus trajes impecables y un sentido muy moderno de las capas.

Fotografía Mike Cole

Gabriela Sabatini
La belleza argentina fue una rival ocasional de Steffi Graf, y si no fuera por los ataques regulares de nervios, podría haber ganado muchos más títulos. Era bien conocida por su glamour sudamericano y por su amor por los brillos llamativos y las headbands. Lideró también el #freethenipple, pues muchas veces se los mostró al mundo a través de sus sudorosas camisas transparentes.

Fotografía Mike Cole

John McEnroe
El emblema temperamental de este zurdo -además de gritarle a los árbitros- fue la headband que dividía sus rizos de matorral en dos. Sus kits de Sergio Tacchini eran muy acertados, e incluso cuando estaba a punto de abandonar el juego usaba unos Nike de neón, tipo Agassi, hipnotizántes..

Fotografía Mike Cole

Jennifer Capriati
Se convirtió en una rebelde que fumaba mota y robaba en tiendas, pero antes de que su colapso por la presión de ser una estrella adolescente fuera excesivo (entró en el top 10 mundial a los 14 años), Capriati fue un rostro fresco americano con un afición por las trenzas francesas. Punto máximo de estilo: Aceptó la medalla olímpica de oro en Barcelona en 1992 usando un traje enorme de estrellas y rayas, mientras cargaba unas mochilas de tenis extravagantes de los años noventa y llevaba como accesorio una dona color rosa intenso para su Prince color delfín gris-azul (todo está en los detalles).

Fotografía Mike Cole

Ivan Lendl
El checo nacionalizado estadounidense ganó tres de los cuatro Grand Slams varias veces a finales de los años ochenta (Wimbledon siempre se le escapó). Si bien su estilo no era nada extraordinario, Lendl entra a la lista por la absurda solapa protectora en su gorra, que lo hace lucir como el Pluto orejón de Disney del juego.

Fotografía Mike Cole

Martina Navratilova
Navratty es el nombre LGBT más famoso del tenis (y posiblemente de los deportes) y nos encanta la forma en cómo adoptó un estilo más masculino, sobre todo hacia el final de su carrera, mientras adquiría más confianza en el hecho de que su sexualidad fuera pública. Sus shorts (nunca faldas), su pelo de punta y su macho swag eran un buen antídoto contra la bonita y femenina Chris Evert. También sus enormes gafas redondas de profesor.

Fotografía Mike Cole

Pete Sampras
Se piensa frecuentemente en Sampras como alguien tonto, pero si recuerdas te darás cuenta de que el joven estadounidense tenía los rizos castaños griegos más lindos y fue el primero en llevar una silueta de basquetbolista al tenis con sus shorts holgados y polos oversized. Esto fue en los años noventa, cuando Michael Jordan triunfaba con los Chicago Bulls -Sampras entendía esa estética, pero la suavizó con blanco y azul marino. También tuvo una temporada de estampados a cuadros que incluso hoy se ven increíbles.

Steffi Graf
Graf ha ganado más títulos de Grand Slam que cualquier mujer (aunque Serena está alcanzando ese récord rápidamente), pero pocos la recuerdan como una campeona particularmente elegante. No estoy de acuerdo -si recuerdas sus bandanas retorcidas y sus faldas planas de talle alto te darás cuenta que esta alemana tenía mucho estilo.

Fotografía Mike Cole

Michael Chang
Chang fue un recogepelotas en la linea de base extraordinario, aunque también destacó por su estilo de elección de raquetas y calzado. Su raqueta Prince era una cosa de gran belleza y fue la primer estrella en usar la versión para tenis de los Reebok Pumps. También sabía cómo usar los calcetines altos para enfatizar la carne en sus pantorrillas de rápido funcionamiento.

Arthur Ashe
Ashe fue el primer hombre negro en representar a los EUA en la Copa Davis y en ganar Wimbledon, y los US y Australian Opens. Su peinado ordenado y su amor por los aviators (ya fueran gafas o lentes de sol) lo marcaron como un hombre de estilo. Murió de neumonía relacionada con el SIDA en 1993, después de la creación de la Arthur Ashe Foundation for the Defeat of AIDS. Flushing Meadow, el sitio del US Open en Nueva York, inauguró el Arthur Ashe Stadium en su honor en 1997.

Henri Lacoste
El francés fue un campeón en toda la década de 1920. El logotipo de la marca que estableció con una sencilla camisa de tenis en 1929 fue un cocodrilo, que viene del apodo que hace referencia a su tenacidad en la cancha. También sus boinas y su peinado de lado.

Serena Williams
A pesar de que no ha superado todavía el récord de triunfos de Grand Slam de Graf, Serena es para muchos la mejor jugadora del mundo. Cuando está sana, se domina en un grado impresionante. Por mucho que nos encantaba la Serena joven y linda que se presentó justo después de Venus, nos gusta más la Serena reciente que parece estar creciendo en confianza y belleza mientras se convierte en una verdadera mujer. Los neones, el maquillaje dramático y la ropa interior cuadrada que se asoma debajo de sus pequeñas faldas son parte del encanto, pero es su atractivo cuerpo el que siempre gana.

Anna Kournikova
La jugadora que se comprometió a llevarse el tour cuando era adolescente nunca llegó a ser la campeona que la gente esperaba (aunque se las arregló para ligarse al galán Enrique Iglesias) y fue eclipsada por sus compañeras como Martina Hingis y Venus Williams. Pero la rusa tuvo sin duda un impacto en la imagen del juego, con sus sostenes deportivos, sus micro shorts, sus mini vestidos y sus sesiones de fotos picantes para Sports Illustrated.

Fotografía Mike Cole

Boris Becker
El alemán pelirrojo saltó a la fama como un ganador de Wimbledon a los 17 años de edad, y después se robó titulares por ser un mujeriego que embarazó a una mesera en el cuarto de escobas de Nobu. Pero volvamos a su aspecto: Sus rizos color arena eran su principal atractivo, aunque también lució bastante bien las prendas Fila a inicios de su carrera y se hizo famoso por la marca italiana, Lotto. Además su suspensorio en sus diminutos shorts blancos tenían cierto atractivo.

Sobre cómo los Stan Smiths se convirtieron en los tenis favoritos de la moda

Stefan Edberg
El sueco de saque y volea era el joven y bello rival de Becker a finales de los años ochenta, con el pelo rubio peinado y un arsenal de polos de Adidas maravillosamente garabateados, con sus iniciales perdidas en los estrafalarios garabatos. También tuvo la mejor raqueta -la Wilson Pro-Staff Classic negra acentuada con colores tomate y mostaza.

Fotografía Mike Cole

Chris Evert
La novia de América parecía linda, pero jugaba obstinadamente. Era la que jugaba en la línea de base, golpeando a distancia, en una larga rivalidad con la amante de la red, Martina Navratilova desde mediados de los años setenta hasta mediados de los años ochenta. Usó pequeños vestidos Ellesse a lo largo de su carrera, la mayoría de su cambio de imagen estaba en su melena. Primero fue rubia oscura, con una línea al centro y amarrada con una cola de caballo. Después, hacia el final de su carrera, llevaba puntas blancas de plumas de los años ochenta.

Roger Federer
El gran momento de estilo de Federer tenía que haber sido su traje blanco pulcro para Wimbers hace unos años, pero odiamos ese look anticuado de señor y mejor preferimos a Federer como un caballero oscuro cuando se viste todo de negro o usa colores llamativos en las canchas de arcilla y de concreto. Muestra sus habilidades asesinas. Éste no es un caballero -es un asesino en la cancha.

Rafael Nadal
Los pantalones ajustados de Rafa siempre fueron una grata manera de presumir sus pompas burbujosas en el juego. También sabía cómo aprovechar el atractivo de sus bi y sus tríceps con sus camisetas sin mangas. Los colores brillantes funcionan bien con la piel española, aunque es mejor olvidar el tiempo en el que usó pantalones de tres cuartos.

Fotografía Mike Cole

Mary Pierce
Cuando no estaba jugueteando a propósito con sus lentes de contacto para distraer a un oponente, o mordiendo el marco de la raqueta por la frustración, Mary Pierce era una genio poderosa de la pelota. La franco-canadiense solo ganó dos Grand Slams, pero fue una larga presencia como prima donna en el tour y la primera en usar los vestidos body con de Nike.

Fotografía Mike Cole

Venus Williams
El deseo de Venus por ser diseñadora de modas es muy conocido, pero más allá de algunas de sus propias creaciones dementes, ha tenido algunos buenos looks, sobre todo cuando saltó al circuito a los 14 años de edad, con trenzas con cuentas multicolores (todas blancas para Wimbers), aunque también con muchos cuellos halter y vestidos cut-out conforme maduró. Esto fue en el inicio de la conquista del tour de las hermanas Williams.

Menciones especiales

Stan Smith, por los tenis.

Natasha Zvereva, por las trenzas y matices deportivos.

Pat Cash, por las bandanas a cuadros.

Pat Rafter, por el protector solar facial, la cola de caballo y la franja de pelo blanco.

Marat Safin, por ser increíblemente atractiva.