Kiddy Smile

parís arde de nuevo

No importa en cual categoría camines, más te vale que enciendas el ballroom. La escena del vogue ha encontrado nueva vida en su hogar espiritual, París.

|
jul. 7 2016, 5:50pm

Kiddy Smile

Lasseindra, la Madre guyano-estadounidense de ojos verdes de House of Ninja en París, es considerada por muchos como una de las fundadoras de la floreciente escena del baile en la ciudad. Fue su baile en los clubes gay nocturnos lo que hizo que los asistentes a las fiestas parisinas se interesaran en lo que, para ellos, era una nueva forma de baile, de expresión y, más tarde, de comunidad.

El voguing es nuevo para la ciudad, pero París se ha empezado a aficionar a él tan rápida y profundamente que pareciera que siempre ha estado ahí. Las casas que rigen la escena vogue en París son Mizrahi, Ninja, LaDurée y Ebony, y todos se construyeron en tan sólo seis años. Los salones de baile ya atraen regularmente a doscientas personas apasionadamente dedicadas, y algunos -como el legendario Cleopatra Ball- alcanzan casi mil personas. Son irregulares, a través de Facebook se hace la invitación a los happenings improvisados que tienen lugar en todo el centro de París, desde La Générale hasta Le Carreau du Temple, y participan artistas procedentes de cualquier lugar, desde la zona periférica de la ciudad hasta de Baltimore, Estados Unidos.

Más de i-D: La trascendencia del vogue y su llegada a México

Lasseindra llegó a la escena de Harlem al crecer en Nueva York. "Tenía 13 años y la primera vez que fui al club, sentí que por fin tenía un lugar donde podía ver a gente como yo. Me sentí libre y a la vez comprendida". Para Lasseindra la comunidad demostró ser un elemento importante para mejorar la confianza y ampliar la educación en cuanto a la sexualidad y la identidad trans, por lo que es lógico que cuando se trasladó a París a mediados de los dos mil, instintivamente comenzara a enseñar el estilo de vida del voguing a los curiosos clubbers franceses.

Precious, ahora la Madre de la House of Ebony en París, fue una de las personas atraídas por el baile de Lasseindra. "Cuando llegué aquí, Precious fue la primera en este baile", dice Lasseindra. "Ella estaba viendo videos en YouTube y estaba en un video en particular de Leiomy Mizrahi vs The Evisus, donde tenía una peluca rosa. Dije, 'yo la conozco', y ella me miraba como, 'Bitch, estás mintiendo'. Le dije que conocía el baile y me dijo, 'enséñame', así que hice una caída y ella estaba como, '¡ay, por Dios, ella sabe!'. Nunca afirmé ser la mejor, pero sabía algunas cosas y lo que sabía, se los di".

Más de i-D: Voguing para sobrevivir: cómo la cultura kiki de Nueva York le está dando vida a la juventud LGBT

En poco tiempo, Lasseindra había establecido House of Ninja en París, Precious operaba el Ebony y "otra gran chica llegó: Madre Steffi Mizrahi. Ella me ayudó a conjuntarlo todo", explica Lasseindra. Muchos de las casas de París son extensiones de las originales de Nueva York y tienen una buena comunicación con sus miembros en los Estados Unidos. Los franceses aprenden de sus homólogos estadounidenses más experimentados, y muchas de las casas de Nueva York están orgullosas del prestigio que les da tener una división parisina. París es, después de todo, la ciudad idealizada de la moda y la cara que muchos scenesters del baile tienen en gran estima.

Precious, con una gorra de béisbol, trenzas y una cara llena de impecable maquillaje, ha sido transformada por el desarrollo de la escena parisina. Hace diez años era un estudiante tranquilo, Gary, pero ahora se ha convertido en la Madre de uno de los salones, teniendo a su cargo a quince chicos. "Es mi pasión", nos dice. "Antes yo era tímida y esto me hizo más abierta. Ahora estoy ocupada cuidando a mis chicos". Está organizando grandes espectáculos impresionantes -la House of Ebony fue la que organizó el Murder Ball que se documenta en estas fotos. "Me está dando una misión real", dice ella.

Más de i-D: Un nuevo documental de fiestas de voguing

Más que sólo otra larga y feroz competencia de voguing, la escena se trata de comunidades dedicadas, que te dan su apoyo. Lasseindra está totalmente comprometida con el cuidado de su familia. "En realidad cuido de mis chicos. Tengo que asegurarme de que obtengan un empleo. Tengo que darles un poco de energía y valor. Tenemos que ayudarnos unos a otros en la casa".

Otra jugadora clave en la escena es la grade (de casi dos metros de altura), beatífica y hermosa Kiddy Smile, que empezó tocando mixes para los balls antes de que Madre Steffi la incorporara a la House of Mizrahi. Kiddy (quien también ha creado bandas sonoras para los desfiles de Balenciaga y ha tocado en Berghain) dice que pertenecer a una casa le ha ayudado a construir confianza en sí misma ("Me siento muy empoderada cuando camino sobre la pasarela"), a aprender habilidades ( "no fui a una escuela de modelaje, pero creo que lo que hago se ve bastante pulcro. Tengo todas estas habilidades debido al ballroom!") e incluso a salir del clóset ante su madre de la vida real.

Kiddy le atribuye a la House of Mizrahi la "creación de un lugar donde las personas pueden ser ellos mismos", continúa, "¿Quieres usar una peluca? ¡Usa una peluca! ¿Quieres tener tetas falsas? ¡Ponte tetas falsas! Nadie te va a juzgar. Van a juzgar tu actuación. Si pisas esa pista, serás juzgado, pero en cuanto a cómo te ves o el hecho de que seas gay, nadie emitirá ningún juicio". Él desearía que esta escena hubiera existido antes. "Tengo 28 años, envidio a estos chicos de 14 o 15 que tiene la posibilidad de ir a los bailes y ser ellos mismos, sin ser juzgados. Cuando yo tenía 15, no había lugares así".

Más de i-D: La influencia del legendario documental Paris Is Burning

Kiddy ve esta escena como un movimiento inherentemente político, aún cuando tiene la sospecha de que muchas personas no se han dado cuenta todavía. Considera que la escena gay parisina es racista y poco acogedora, por lo que está feliz de crear nuevos espacios para que los chicos gay y trans negros florezcan. "Como un movimiento colorido y homosexual, es histórico. Sólo con el hecho de haber estado ahí en su comienzo y de haber construido esto, deberíamos sentirnos orgullosos".

Kiddy Smile

K'nedy Mugler

Prototype Khan

Yanou Ninja

Precious Ebony

De izquierda a derecha: Ari Mizrahi, Neutron Mizrahi, Willow Mizrahi

Credits


Texto Stuart Brumfitt
Fotografía Pierre Ange Carlotti