el problema de la sobreproducción en la moda

¿Cuál es el valor de la creatividad en una industria orientada al marketing?

por Anastasiia Fedorova
|
19 Julio 2016, 5:52pm

Tigran Avestiyan, spring/summer 17

El mes pasado, un prometedor diseñador de moda, Tigran Avetisyan, presentó su nueva colección en París. Mientras veía su lookbook, el cual llegó a mi bandeja de entrada en señal de la ocasión, me di cuenta de que lo que Tigran había presentado era una bofetada en la cara de una industria obsesionada por la novedad. La colección se titulaba In loving memory of Spring Summer 2014 by Tigran Avetisyan y constaba de doce capas completamente idénticas, que había diseñado originalmente para la colección primavera/verano 2014. En la parte posterior de cada una, sobre una espesa capa de pintura negra, estaba escrito "Nothing Changes" [Nada cambia].

"Como todas mis colecciones anteriores, éste es un comentario acerca del estado de la moda", explica Avetisyan. "La pregunta principal que quería plantear era '¿Cuál es el valor de la creatividad en una industria orientada al marketing?'. Por lo tanto, me abstuve por completo de diseñar y me enfoqué en la creación de una imagen fuerte que se vea bien en Instagram". El ritmo rápido de la industria, el riguroso programa de producción, la presión de los compradores, la naturaleza superficial de la atención de la prensa -todas las luchas que tiene que librar un diseñador de moda emergentes se conjuntaron en esta declaración.

Más de i-D: Cómo nuestra generación está dejando de ser (tan) materialista

Lo que es tan impactante es que se trata de una declaración que proviene de alguien con un CV tan perfecto. Tigran Avetisyan se graduó de Central Saint Martins en 2012, obtuvo la beca LVMH y su ropa está disponible ahora en Opening Ceremony, 10 Corso Como y Machine-A entre otros respetados minoristas. Tal vez sea debido al evidente talento de Tigran, que se sentía cómodo haciendo semejante declaración anti-negocios.

Nasir Mazhar primavera/verano 2017

Sin embargo no está solo. Este año hemos visto un aumento en la crítica hacia el sistema actual de la moda. Y viene de todos los frentes; de los establecidos, reconocidos y exitosos, así como de aquellos que acaban de empezar. Hay demasiada ropa en el mundo, y el ciclo interminable del consumo nos ha llevado hacia una grave crisis económica y ecológica. Claramente, es el momento para que la nueva generación de diseñadores planteen la pregunta: ¿cómo podemos hacer las cosas de manera diferente? Avetisyan no está solo: este año algunos diseñadores expresaron sus planes de cambiar la forma en la que crean, exhiben y operan como negocio para liberarse del menoscabo y la competencia innecesaria.

Más de i-D: ¿Es este el principio del fin para las marcas independientes?

En abril, Nasir Mazhar, quien ha estado inyectando nueva energía y la muy necesaria diversidad al mundo de la moda londinense desde su debut en 2006, anunció que tiene la intención de dejar de vender a través de distribuidores (los cuales tiene en catorce países). "Venderemos casi el 100% directamente en línea", dijo en una entrevista a la revista LOVE. "Y luego tendremos una tienda abierta aquí cada fin de semana. Tendremos piezas únicas o de la nueva colección o lo que sea. Podemos producir lo que queramos". Dar por terminada su relación con los distribuidores es un gran riesgo para el negocio de Mazhar; aún así, considera que eso le permitiría crear productos más experimentales, de buena calidad y a su propio ritmo, en lugar de producir enormes cantidades de piezas comercialmente exitosas que lleven su logotipo. "En lo personal quiero que la moda sea independiente en forma adecuada otra vez, con la gente haciendo cosas progresivas, cosas que hagan que la gente piense un poco más, en lugar de que esté confinada a este sistema existente", añadió.

Más de i-D: La cultura de las redes sociales rige los shows de moda

Otro diseñadora londinense, Claire Barrow, ha tomado la decisión de dejar de presentar colecciones de temporada en la semana de la moda, para poder concentrarse en su práctica creativa. "Claire seguirá trabajando en una gama de sus propios proyectos creativos", anunció en un comunicado de prensa, "y está buscando la oportunidad de ver realmente la forma en que su trabajo es presentado y ver cómo se puede desarrollar en miles de formas, por el momento fuera del ciclo de la semana de la moda". Las creaciones DIY de Barrow, cultural y políticamente atractivas y saturadas con la energía de la cultura juvenil, siempre han existido entre la moda y el arte (también tuvo una exposición individual en la galería M. Goldstein de Londres en abril). Su decisión, una vez más, plantea la pregunta, ¿es necesaria incluso la división de las esferas creativas? Y, ¿vale la pena enfrentar problemas mentales debido al vertiginoso mundo de la moda? Para Barrow, definitivamente no.

Vetements primavera/verano 2017

Por supuesto, no podemos evitar hablar de los últimos visionarios de la moda, Demna y Guram Gvasalia, que están desafiando la industria, tanto creativa como comercialmente. Vetements situó su más reciente desfile en un lujoso centro comercial durante la Semana de la Alta Costura en París, juntando sus colecciones de menswear y womenswear en una sola pasarela, combinando su trabajo con el de muchas otras famosas marcas, desde Reebok hasta Manolo Blahnik. Su éxito demuestra que la jerarquía de un siglo de antigüedad se está desmoronando. Demna Gvasalia nunca evita los comentarios sobre el ritmo de la moda y la abrumadora cantidad de prendas de vestir que se producen. "Todas las marcas corporativas de lujo están tratando de ser como Zara, lo cual es absurdo e imposible", dijo en una entrevista para la revista 032c. "Lo que se pierde en todo esto es que, para hacer algo que tenga sentido, se necesita tiempo. Necesitas espacio mental para evaluar si alguien por ahí realmente necesita el enésimo vestido que estás haciendo, o si lo produces sólo porque un gerente de marca piensa que tiene que estar en las tiendas, cuando en realidad terminará en el estante de las ofertas o quemado. Esa presión es una de las muchas cosas que cuestionamos al empezar Vetements". En un intento por mantener la independencia y el aspecto único de la marca cada vez más popular, Vetements ahora tiene distribuidores limitados. Incluso su colaboración con dieciocho marcas para la última colección (Brioni para la confección, Comme des Garçons Shirt para las camisas, Manolo Blahnik para los tacones, Schott para las chamarras de cuero, Alpha Industries para las chamarras bomber, etc.) podría ser vista como un homenaje a la frecuentemente subestimada producción artesanal y al hecho de que todas estas cosas increíbles, que el equipo de Gvasalia ha reinventado, en realidad ya existía en el mundo.

Más de i-D: Vetements es la fuerza del diseño underground que está revolucionando la industria de la moda

Vivimos en una era que atraviesa una crisis capitalista importante, en la que todo es más barato y se produce más rápido de lo que debería. En parte es culpa nuestra: fuimos entrenados para desear, obtener y desechar para hacer espacio a lo nuevo. No es demasiado tarde para cambiar: invertir en la integridad y la creatividad, valorar lo que se adquiere y respaldar a los diseñadores en sus esfuerzos para crear el cambio. Dame Vivienne Westwood una vez resumió muy bien la nueva filosofía del consumo: "Compra menos. Elige bien. Haz que dure. Calidad, no cantidad". Casi nunca pensamos en cómo esta elección afecta a las personas que trabajan en la moda, pero de hecho hace eco en el otro extremo: "Haz menos. Hazlo bien. Haz que dure. Calidad, no cantidad".

Más de i-D: Lo que mueve a la moda pirata en México

Credits


Texto Anastasiia Fedorova