cruzando fronteras con prada

En los shows de Milán, Prada presentó una colección centrada en el viaje, 'en caso de ser necesario debido a estos tiempos difíciles', mientras que Vivienne Westwood puso a los chicos en faldas y vestidos. 'Es lo que la época requiere', dijo Andreas...

|
20 junio 2016, 6:00pm

andreas kronthaler for vivienne westwood spring/summer 17

Todo el debate que ha habido esta temporada acerca del futuro de las semanas de la moda masculina, no ha sido un distractor para que los diseñadores dejen de usar las pasarelas como plataformas políticas. En Londres, el joven diseñador Daniel Fletcher presentó su colección remain-in-the-EU [permanecer dentro de la Unión Europea] afuera de otro desfile, como protesta; en Florencia, Gosha Rubchinskiy habló sobre los regímenes fascistas en relación con el mundo de hoy; y en Milán Dsquared² se pronunció por los derechos de las personas gay tras la matanza en Orlando. Miuccia Prada siempre ha utilizado sus pasarelas como tribuna para sus creencias sociales y políticas, y aunque regularmente lo hace de forma complicada y compleja, en esta temporada su mensaje fue simple: en un mundo inseguro, es mejor que estés listo para mudarte en cualquier momento. 

Esto se expresa en lo que ella denomina "activewear" -equipo de senderismo super deportivo con mochilas y botas. Perfecto para un año sabático de glamping [acampar con glamour], se podría pensar, pero el mensaje fue más serio que eso.

Prada primavera/verano 2017

"La mochila que llevas sobre tus hombros te da una idea de seguridad, solo en caso de que sea necesario en estos tiempos tan difíciles", señaló Prada detrás del escenario. Su colección náutica de la temporada pasada empleó el mar como una metáfora de la guerra. 

Esta temporada volvió a sus propias raíces del Prada Sport de los años noventa para comunicar su mensaje esencial de una hermandad global. "La temporada pasada se trató de trazar nuestro pasado y nuestra historia, pero ahora el pasado ha terminado y lo que importa es el presente y el ahora. 

Es la idea de lo que está sucediendo a nuestro alrededor, la idea de viajar, compartir y unir culturas", dijo ella. Mrs. Prada, que suele ser bastante conversadora, esta temporada no elaboró más al respecto, simplemente volvió a ese punto crucial. "Las palabras son inútiles, especialmente las oraciones. No representan nada. ¿Cómo pueden expresar lo que siento?". Madonna canto el soundtrack del desfile con Bedtime Stories, escrita por Björk en el que canta la palabra traveling [viaje] una y otra vez. Parecía ser exactamente cómo se sentía Prada, también.

Prada primavera/verano 2017

La oscura ironía en el hecho de que los accesorios de Prada en el camino se fueran saliendo de esas mochilas Prada como si fueran cuernos de la abundancia no podía ser pasada por alto. Fue la realidad del mundo en que vivimos, donde una mochila puede representar un papel tan contrastante, dependiendo de cuál sea la espalda que la lleva a cuestas. 

Prada primavera/verano 2017

Para los portadores de Prada del mundo occidental es un medio para la exploración. Para un refugiado sirio, es un medio para la supervivencia. Prada habló sobre trabajar con influencias de lugares tan diferentes como Islandia, la India y México, y sobre el mundo en términos de Google Earth, el mundo virtual que es gratuito para todos, al menos en el ciberespacio si no en la realidad. 

Prada primavera/verano 2017

Si Prada hubiera sido Inglés sin duda habría hablado del "Brexit" y del referéndum del próximo 23 de junio. Un tema importante para la industria de la moda británica, de eso depende su libre tránsito por Europa. Los británicos que viajaran a las pasarelas este mes desde hace mucho votaron por permanecer en la UE.

Andreas Kronthaler para Vivienne Westwood primavera/verano 2017

Tal vez haya sido una sorpresa que Vivienne Westwood no usó su desfile antes que Prada como una plataforma para promover la causa anti-Brexit, pero su mensaje todavía estaba relacionado con las fronteras y la libertad de tránsito. "Libertad para Julian Assange", pidió a David Cameron en un video, el cual abrió el desfile dedicado a su amigo, a quien Dame Vivienne visita una vez al mes en la embajada ecuatoriana, la que Assange llama su casa y prisión. La colección de su marido, Andreas Kronthaler, fue menos una declaración política, estuvo más en la vena de Prada de hacer una observación general sobre la sociedad de este momento. Tras bambalinas nos habló de un mundo de multi-fluidez en relación con la naturaleza de género neutro de la colección. "Dos vestidos hoy", Henry Kitcher hace notar casualmente antes de quitarse uno para luego regresar a su uniforme de 'modelo fuera de servicio', como si fuera la cosa más natural del mundo.

Vivienne Westwood

Para su generación de personas nacidas en los años noventa que han crecido en estos tiempos de romper barreras sociales, sexuales y políticas, un chico usando un vestido no es sorprendente -y ese fue exactamente el espíritu que Kronthaler quería transmitir con su colección de vestidos, faldas, blusas y prendas que parecían mutaciones de todo lo anterior. "Es bueno mezclarlo todo, de verdad. Se obtiene un mayor provecho de la prenda cuando ambos pueden usarla. Puedes comprar piezas más caras", bromeó. "La colección es mucho más grande detrás de escena y llena de adaptaciones, pero simplemente no tenía ganas de mostrarla. No quería hacerla demasiado formal o demasiado rígida. Es lo que la época necesita. Es fluida. Trasciende ambos sexos. No es tan seria". Pero lo fue.

Ve todo lo que sucede en la Semana de la Moda Masculina en i-D

Credits


Texto Anders Christian Madsen
Fotografía Mitchell Sams