el icónico fotógrafo anton corbijn habla sobre retratar a patti smith y david bowie

Anton Corbijn habla con i-D sobre documentar a los nombres más grandes de la música, y el porqué los actores son los sujetos más difíciles.

por Ann Binlot
|
09 Junio 2016, 5:20pm

Patti Smith, New York, 1999, photo © Anton Corbijn

Como la mente maestra detrás del video clásico de Bryan Adams Do I Have to Say the Words? -a principios de los noventa-, el fotógrafo, director y diseñador gráfico holandés Anton Corbijn, quién tiene su base en Londres, captó al rockero canadiense vagando por las calles de Estambul.

Casi veinticinco años después, Corbijn -quien se hizo de renombre fotografiando a músicos como Depeche Mode y Prince- regresó a la metrópolis turca para abrir Number 5, una exhibición que continuará hasta el 30 de junio en uno de los espacios de la galería Galatasaray, Instanbul'74. El evento dio inicio al Istanbul International Arts & Culture Festival, el sexto festival anual de arte y cultura en Estambul, el cual llegó a su fin el 5 de junio. Number 5 presenta seis fotografías de los noventa a gran escala en blanco y negro (exhibidas juntas por primera vez) de Patti Smith, Nick Cave, David Bowie, Henry Rollins, Dave Grahan y Johny Cash. El icono de la fotografía, quien ahora se dedica principalmente a hacer largometrajes -actualmente está por terminar la filmación de la película biográfica de Thurgood Marshall-, habló con i-D acerca de la exhibición, su proceso y acerca de a quién le gustaría retratar en cuanto pase la apertura.

¿Qué te atrajo a la música?
Creo que fue toda la emoción que encierra. Crecí en un isla en un ambiente protestante muy estricto, y la música de 1964 y 1965 presentaba sonidos de un mundo muy atractivo para un chico que vivía en un pequeño poblado de una isla. Siempre sentí que había grandes emociones al otro lado del mar.

Cuéntame sobre tus procesos y la preparación de una sesión fotográfica. ¿Las tomas salen espontáneamente?
No uso iluminación. Realmente no preparo una sesión. Hago mis tomas manualmente. De alguna forma es como fotografía documental, pero con mucho control. Aún uso película fotográfica. El problema con la fotografía de hoy es que ya todo está dirigido artísticamente. Hay alguien diciéndote que debes hacer las tomas de esta forma o de la otra, y por eso luego no se consiguen buenas tomas, ya que son las ideas de una persona llevadas a cabo por otra. Mis fotos en gran medida son mi historia y es eso lo que las hace diferentes de todas las demás; también, creo que esto es lo que realmente importa.

Nick Cave, Londres, 1996 © Anton Corbijn

La primera vez que fotografiaste a David Bowie fue a principios de los ochenta y después a lo largo de toda su carrera. ¿Cómo fue fotografiarlo durante todos esos años?
Creo que mi primera foto de él fue probablemente la más significativa, porque las demás fueron solo para las revistas. La primera foto fue la imagen de The Elephant Man, y un día antes en un café le tomé un par que le gustaron bastante -siempre se portó como un caballero conmigo. No creo haber contribuido mucho con su historia visual. Solo con The Elephant Man.

¿Puedes describir qué es lo que buscas captar cuando fotografías a alguien?
Me gusta mostrar un aspecto que nadie haya visto antes. Me gusta mostrar algo de esa persona y también algo de mi mismo -esos tres elementos. 

¿Qué estaba ocurriendo cuando hiciste la toma de Patti Smith que incluiste en tu exhibición?
Es una foto de Patti Smith. Si te contara cómo fue tomar la foto; le quitaría mucho del poder de la fotografía; así que no lo haré. La belleza de la fotografía es que puedes hacer tuyas las imágenes, puedes crear tus propias historias. Si explicas las cosas se pierde mucho de esa magia.

También has fotografiado a muchos que no son músicos -Gerhard Richter, Robert De Niro y Naomi Campbell, entre incontables más. 
En los setenta y ochenta solo fotografié músicos. En los noventa empecé a fotografiar a mucha gente de la industria fílmica, y en este siglo a muchos pintores.

¿Son todos iguales para ti, o los músicos son diferentes de los artistas, y estos diferentes de los actores?
Los actores son los más difíciles.

Henry Rollins, Los Ángeles, 1993 © Anton Corbijn

¿Por qué?
Debido a que son los menos dueños de su propia invención. Los músicos siempre son mucho más producto de sí mismos. Su apariencia forma parte de lo que hacen. Los actores siempre están interpretando a alguien más. Es difícil para ellos. Pero el arte me interesa, ya sea música, teatro, cine o pintura. Así es como son las cosas. 

¿A quién has soñado fotografiar y aún no lo has hecho?
Me gustaría fotografiar a Frank Auerbach. Me gusta mucho su trabajo.

¿Qué hay de las redes sociales? ¿Las has aceptado bien? ¿Crees que la fotografía se está democratizando?
Sí, se está democratizando, pero también…

¿Crees que mucho es solo basura?
Ajá. Justamente eso es lo que es.

¿Qué consejo le darías a quienes aspiran a ser fotógrafos?
Crea tu propio mundo, porque ahora hay fotografías de todo y todos creen que son muy importantes en lo que hacen. Es un gran momento para la fotografía y un momento muy duro para ser fotógrafo.

Number 5 está en exhibición en la galería Istanbul'74 Galatasaray hasta el 30 de junio.

Credits


Texto Ann Binlot
Fotografía © Anton Corbijn

Tagged:
david bowie
Música
Anton Corbijn
Cultura
Músia