presentamos blindness, la marca de moda más progresiva de corea

Nominada al Premio LVMH, Blindess es el dúo de diseñadores emergentes basados en Seúl, cuyo trabajo transcultural e hiper-historicista está por impactar el mundo de la moda.

|
mar. 2 2017, 5:53pm

Cuando los semi-finalistas del Premio LVMH sean presentados a la prensa y a los compradores esta tarde en París, una joven pareja de Corea del Sur será el centro de atención. Me hipnoticé por primera vez con su marca Blindness hace casi dos años en un show de moda para diseñadores emergentes en Seúl. Había un tipo de tensión eléctrica sobre sus looks: pantalones de cuero cortados delicadamente con un minimalismo distintivo de los noventa, emparejado con camisas oversized y opulentas del siglo XVIII con enormes moños que caían por la espalda. Era magnetismo y repelencia al mismo tiempo —polos encontrándose en un viaje de vuelta al futuro que flexiona el género. Regresando a Seúl en las temporadas siguientes de ese show primavera/verano 2016, fui testigo del ascenso de Blindness y el coraje emocionante que vino con ello. Hablando con Shin Kyu Yong y Ji Sun, los modestos y discretos diseñadores detrás de la marca, no pensarías que el exhibicionismo sexual explorado en sus colecciones fue soñado por esta pareja de 28 años. "La razón por la que expreso el no-género es con el propósito de invadir mi propio prejuicio", me dice Ji.

Blindness primavera/verano 2017

"No me quiero convertir en una persona con una mente bloqueada. Expreso mis pensamientos de manera más fuerte y más valiente a través de mi diseño". Amables y humildes, los diseñadores pueden mantener una conversación en inglés, pero para nuestra primera entrevista nos respaldamos con los correos electrónicos y las maravillas de Google Translate. He querido hacerles estas preguntas a Ji y a Kyu desde que empecé a viajar a Seúl por primera vez cada temporada hace unos años; esta ciudad gris con iluminación láctea y la multitud de chicos vestidos inmaculadamente en sus looks neo-románticos, ninguno de los cuales parecen frecuentar la vida nocturna extravagante en la que la prensa internacional y los compradores siempre terminamos cuando estamos ahí. ¿Cómo todo hace sentido, esta afinidad coreana por la moda vanguardista y la actitud de "no preguntes, no reveles" hacia la sexualidad, la cual Blindness comunica sin temor a través de su trabajo? "Corea aún está influenciado por la cultura del confusionismo", dice Ji. "Hay un fuerte prejuicio sobre la masculinidad y la feminidad. '¡Un hombre no debería hacer esto! ¡Una mujer no debería hacer eso!' Los hombres son obligados a servir al ejército, por lo que Corea tiene mucho del prejuicio 'masculino'. Por lo que cuando veo a un hombre elegante, que está mostrando su lado femenino, se me van los ojos".

Más de i-D: Sobre cómo la obsesión coreana con la belleza masculina desafía el género

Blindness primavera/verano 2017

Como todos los hombres coreanos, Kyu fue alistado al servicio militar obligatorio por dos años a principio de sus veintes. "Viví una vida estereotipada en el ejército. El servicio militar es algo bueno, pero establece el estereotipo masculino en Corea", dice, notando como la vida en el ejército eventualmente tuvo el efecto opuesto en él. "Después del servicio militar, me sentí más ocurrente para visualizar la belleza y libertad de la expresión". Los diseñadores de Blindness nacieron en 1988 cerca de Seúl y crecieron en los alrededores y en la capital, ambos con padres 'oficinistas' y madres amas de casa. Kyu jugaba futbol y le gustaba hacer cosas. Después del servicio militar se cansó del título de ingeniería que estaba tomando y se inscribió en la escuela de moda en Seúl de la que se graduó en 2013. Una chica curiosa, Ji sobresalía en pasatiempos desde el piano, al Taekwondo y la natación. "Era una maniática que amaba los cómics y la animación de Studio Ghibli", recuerda. Fueron formados por una Corea orientada hacia los logros, que habían experimentado su primera fiebre del oro en los sesenta y los setenta gracias a los pioneros de la tecnología como Samsung y LG. En los noventa, el K-Pop se convertiría en la nueva industria de prestigio del país antes de que Corea centrara la mira en conquistar la moda —una misión en curso.

Más de i-D: El A-Z del K-Pop

Blindness primavera/verano 2017

Pero ser joven en el Corea de los noventa también fue marcado por un pánico financiero. "Nos enfrentamos al crecimiento del FMI", recuerda Kyu, refiriéndose a la crisis financiera que impactó en el país a finales de los noventa, nombrada después del préstamo multi-millonario que Corea obtuvo del Fondo Monetario Internacional, que inadvertidamente incrementaría la occidentalización del país. "La cultura extranjera llegó, y la cultura popular empezó a ser más atractiva", me dice. Estos días, Corea es tan occidental como el Extremo Oriente, aunque aún puedes encontrar lagunas en los marcos de referencia de Ji y Kyu. Mientras almorzaba en Milán este enero, por ejemplo, me di cuenta que no sabían quien era Cher. Les mostré una imagen de Turn Back Time, advirtiéndoles que estaba por cambiar su mundo como lo conocían. Esa noche regresaron a su hotel y pasaron la noche viendo YouTube. A principio de los dosmil, Kyu vio el trabajo de Raf Simons y Hedi Slimane y decidió que la moda sería su medio de expresión. Ji se graduó con un título en diseño de muebles de la Universidad de Hongik en 2011, y tenía una pasión por la funcionalidad. En 2013, Kyu creó la marca como una marca comercial. Después de ser presentados por un amigo en 2015, Ji se unió a él y Blindness, como la conoces hoy, nació.

Blindness primavera/verano 2016

"En lugar de la definición de diccionario, para nosotros 'blindness' significa nunca perder la mente de uno, y nunca ser tentados por nada", explica Kyu. Caracterizar su estética no es algo que hagan, eligiendo en su lugar dejar que "Blindness sea afectada por la conversación de todos los días", como él lo dice. Y mientras que la exuberancia excéntrica de su menswear es un gran contraste incluso para el progresivo street style de Seúl, la marca aún es coreana de corazón. "Realmente queremos reflejar la cultura coreana. Por ejemplo, nuestras largas corbatas fluidas en las camisas con volantes son similares a los moños en los abrigos Hanbok coreanos", señala Kyu. "Nos gustaría expresar la cultura coreana a través de la moda, pero también nos gustaría diseñar más progresivamente hacia la meta de la globalización". Su colección primavera/verano 2016 fue un festín trans-cultural e hiper-historicista para el ojo: sportswear medieval con cota de malla y botas disco usadas por chicos, con chamarras tipo bomber esculturales y tecnológicas adornadas con perlas principescas y piercings como algún retrato futurista de Velázquez. "Nos inspiramos principalmente con los filmes", dice Kyu, pero los diseñadores de Blindness también comparten una pasión por los interiores —algo fácilmente detectable en la forma en la que prácticamente amueblan un look, cada elemento de choque colocado con una precisión que lo hace funcionar.

Blindness primavera/verano 2016

En mis visitas a Seúl durante la fashion week de la ciudad, a menudo he estado más fascinado por lo que pasa afuera de los recintos del show que adentro. Y la razón por la que Blindness destacó para mí fue por su reflejo del amor por la moda que presencié afuera de esos shows —esa sobrecarga sensorial donde las prendas no pueden ser lo suficientemente locas y no hay tal cosa como la exageración. En London Fashion Week el mes pasado, la mesa directiva del International Fashion Showcase del British Fashion Council, del cual soy parte, premió a The-sirius —una marca emergente coreana de menswear liderada por Younchan Chung— con su propio show en Milan Fashion Week en septiembre. El gesto fue sintomático del prometedor talento joven saliendo de la escena de la moda de Seúl en este momento, y un precursor para el anuncio de LVMH unos días después de que Blindness fuera nominada para el prestigioso premio. Ya sea que Ji Sun y Shin Kyu Yong ganen o no, el reconocimiento sirve como un cumplido hacia su trabajo y un recordatorio de la responsabilidad de la moda por apoyar el talento emergente —también en el Extremo Oriente. Se llamarán a sí mismos Blindness, pero veo un brillante futuro en estos jóvenes diseñadores.

Más de i-D: Las superestrellas de la moda de Seúl

Credits


Texto Anders Christian Madsen