tessa ia en correspondencia con ella misma

Aprovechamos en lanzamiento de su nuevo y primer disco para hablar con Tessa sobre independizarse siendo aún muy joven, descubrir el feminismo y la razón por la que se rapó.

por Monse Castera
|
03 Noviembre 2016, 12:55am

El primer trabajo de Tessa fue a los 7 años, su mamá, Nailea Norvind, era ya una actriz reconocida y era fácil ofrecerle papeles de niña a quien ya estaba en el set, Tessa. La podrás recordar por protagonizar Después de Lucía, pero esta semana lanzó su primer trabajo como música, Correspondencia, un disco en el que trabajó 2 años, componiendo canciones sobre la vida de una mujer a los 21 años. Tessa no es fiestera ni muy social, no escucha electrónica, en vez de eso escucha jazz y pasa todo el día ensayando y aprendiendo a tocar nuevos instrumentos.

Tessa escribe sobre elefantes, playeras de Metallica, cianuro, hombres que solo prometen amor y mujeres que les contestan llamándoles cerdos. Sin darse cuenta, sus piezas son de empoderamiento, así como también la forma en la que poco le importa la opinión de los demás. Antes de lanzar el disco, sacó todas las canciones en videos idénticos, blanco y negro, sin mayor maquillaje, cantándole a la cámara, fumando un cigarro o tomando whiskey. En los videos oficiales, lanzados más recientemente, podemos verla vestida de hombre y besándose a si misma. En la portada de su disco Correspondencia sale más que besándose a sí misma. Tessa es la estrella pop del 2016, una más real, cercana y auténtica.

¿Desde cuándo te gusta la música?
Siempre.  En mi casa se escuchaba música clásica, todo el día en todo momento. Mi hermana era más bien la que le enseñaba a mi mamá música nueva, cada Navidad hacía un disco. De parte de mis hermanas mi influencia era Shakira, Mandy Moore, Britney Spears, lo mío era más Madonna. 

¿En qué momento decides hacer una carrera musical?
Hace dos años empecé a escribir mis primeras canciones, se las enseñé a los que son mis productores y me empezaron a dar tareas, mismas que entregaba con brillantina y stickers.

Más de i-D: Viviendo un sueño con la máxima musa, Grimes

¿Por qué el ukelele?
Porque es el instrumento más fácil, ya había pasado por todos los demás. Con el ukelele, literal con tres acordes, puedes hacer lo que sea. Así empecé a meterle melodías a letras que ya había escrito.

¿Cuáles son tus temáticas? Siento muchísimo poder femenino.
Sí, totalmente girl power. Solo puedo escribir acerca de cosas que conozco y que he vivido, entonces todas son experiencias. En el caso de este disco, Correspondencia, cada canción está dirigida a una persona diferente de mi vida. Hay una canción que se llama Circo que explica el resto de canciones como un collar de milagritos y una persona que devora personas y entonces el resto son cada una de esas historias.

¿Cómo es el proceso de la producción de cada canción?
Yo escribo la letra y melodía, luego se las llevo a mis productores que se imaginan más elementos. Teníamos muy claro nuestras referencias y cómo queríamos que sonara, fueron meses así.

Se necesita valor para escribir sobre tu intimidad y hacerlo público en una época tan mediática. ¿Te sientes intimidada?
Cuando escribía estas letras sabía que quería sacar un disco, que el plan es que salga a la luz. La gente recibe mucho cuando estas siendo honesto. Eso es enseñanza de la actuación, la gente se relaciona cuando ve que estas actuando desde un punto verdadero e íntimo. Darme cuenta de que el público escucha las canciones y se apropia de ellas y las aprende y sube un video cantándolas es algo que me está encantando. Nunca me lo había esperado y la sensación que te causa es hermosa y abrumadora y no sé, es muy raro poder darle una voz a la gente con tu voz.

Más de i-D: El punk es liderado por mujeres

¿Planeas seguir en el cine?
Sí, totalmente. El cine es mi amor eterno. Empecé a hacer música porque no quería realizar trabajos en cine con los que no me sintiera identificada y no quería empezar a tomarlos solo porque tengo que trabajar.

¿Es muy agotador el proceso de producción de una película?
Sí pero es demasiado gratificante porque al final es un periodo corto de tiempo en el que estás trabajando muy intensamente todos los días pero termina y te da una melancolía horrible porque no vas a volver a ver a esa producción que se volvió tu familia y después de meses ves el resultado final de lo que hiciste. Ese proceso es lo que me gusta más del cine que el teatro no tiene. Al final puedes ver el esfuerzo de todos en un mismo lugar y en el teatro solo te lo vas a imaginar, lo vas a vivir todos los días pero no lo vas a ver.

¿Sientes que estás sacrificando algo de tu juventud por ser una figura pública y dedicarte a esto?
Pues sí y no. Siento que empecé a trabajar desde muy chica y por lo mismo siendo muy joven quise independizarme y salirme de mi casa, empezar a hacer dinero y vivir, porque al final si amas lo que haces creo que no hay por qué no dedicarte a ello por completo. Por otro lado, alguien también me preguntaba algo parecido el otro día y me decía "¿No sientes que no tuviste infancia o que estas traumada?" y yo como "no, al contrario, que bendición poder hacer lo que amo todos los días".

¿Cuál es tu lucha?
Hasta hace poco tiempo me daba mucho miedo decirme feminista porque no sabía suficiente del tema, no entendía muy bien qué significaba, así que he estado leyendo mucho y estudiando. Ahora soy evidentemente feminista. No le respondo a la gente en Internet, pero me enoja mucho ver opiniones que resultan de la ignorancia. Como el dude que hizo su video antifeminista, preguntando dónde está el vagón de hombres en el metro y dices "¿es en serio? ¿Cuántas mujeres te acosan a ti sexualmente en el metro diario?" Creo que se ha confundido mucho el término feminazi simplemente porque dicen "ay está de moda" y es mucho más fácil hablar mal de algo que no conoces.

¿Y tus canciones hablan sobre el empoderamiento femenino?
Y no lo hice consciente.

Normalmente las mujeres que cantan pop en español lo hacen sobre desamor y sufren, tus canciones son lo contrario.
Sí, a mi justo lo que me gusta de mis canciones es que le dan una voz a las chicas que no están acostumbradas a poder cantar frases como "eres un mal amante" ¿sabes? y apuntar un dedo y decir  "dude, you suck". Claro que puedes hablar fuerte y denunciar, el disco al final habla de la correspondencia contigo misma. 

¿Se te dificulta algo por ser mujer en la industria de la música y del cine?
Es curioso porque en la secundaria un maestro nos preguntó  "¿alguna de ustedes -éramos solo cuatro niñas- se ha sentido inferior alguna vez en su vida por ser mujeres?" Y vi que todas levantaron la mano menos yo. Siento que en la música no me ha sucedido, pero en el cine sí es demasiado común. Es algo ya intrínseco que los directores o los productores te tiren el pedo, siempre está esa sensación de que están volando como buitres encima de todas las actrices. 

Más de i-D: Escritoras, cantantes, actrices y activistas feministas: conoce a las mujeres que inspiran a Petra Collins

¿Por qué te rapaste?
Interpreté a Rosario Castellanos en una película. Ricardo Guerra le pide matrimonio a Rosario cuando ella está en España y aceptá. Al regresar se da cuenta que él ya está casado y con dos hijos y sólo se fue un año, ¡un año! Entonces se va Chiapas y piensa que la manera de afrontar el desamor es rapándose, porque sintiéndose así de fea no dejará que la vean. 

¿En qué te afectó a nivel personal interpretar ese papel?
Yo me identifiqué demasiado con Rosario, no la conocía antes y leí casi todo lo que ha escrito. Las cartas que le escribió a Ricardo en ese año que estuvo fuera, son devastadoras. Ella lo dice "en lo único que creo es en las palabras, si yo digo algo es porque eso es verdad, si te juré mi amor eterno lo tienes, punto" . Pero ves cómo eso se va deconstruyendo a una relación que no funciona y ella, a pesar de todo, cumple sus palabras. Pensé mucho en una Tessa de catorce años. También yo creo que por los tiempos todo es más precoz, pero las cosas que escribía eran como las primeras cartas que yo escribía en mi diario a mis enamorados. 

¿Cuál es tu objetivo de vida? 
Ser feliz, mirar atrás y sentirme orgullosa de lo que he construido, nada más estar en paz. Poder tener una casa, quizás una familia, quizás no...

Más de i-D: Mujeres activistas que nos inspiran

Credits


Fotografía María Fernanda Molins
Estilismo Zaid Díaz 
Maquillaje Adrián González

Tagged:
mexico
cine
tessa ia
correspondencía tessa ia