Publicidad

más allá del caso de plagio contra isabel marant

​Existen diversas posturas sobre lo sucedido recientemente con la diseñadora Isabel Marant y el patrón textil originario del pueblo Mixe en Tlahuitoltepec Oaxaca. Mismas que si bien tienen algo de razón contribuyen a la desinformación y puntos de vista...

por Emiliano Villalba
|
20 Noviembre 2015, 6:25pm

A finales de mayo, la diseñadora parisina lanzó su colección Étoile, Primavera-verano 2015 la cual fue descrita como una línea con toques tribales discretos. Los patrones en una de las túnicas son parecidos a los del pueblo originario mixe en Oaxaca. El revuelo entonces se concentró en la marca francesa y en su falta de responsabilidad al no otorgar el crédito pertinente a la fuente de inspiración. Varios medios nacionales y extranjeros como The GuardianGrupo Milenio corroboraron el hecho, y causó un gran debate que gira sobre la línea delgada entre el plagio y la inspiración.

Por otro lado, Isabel Marant no solo tuvo problemas con México sino también con la empresa francesa Antik Batik , que reclamó aquellos diseños como propios y acusó a Marant de plagio. Esto fue llevado a corte y, en el litigio, Isabel Marant demostró que, en efecto, los diseños eran provenientes de México. Esto provocó que se volviera a debatir acerca de su acción hacia la comunidad indígena mexicana y su propiedad intelectual.

Sin embargo, el escándalo apenas comienza. El rumor de que la empresa Antik Batik había patentado los patrones y había mandado un documento en contra del pueblo mixe para reclamar lo que, según ellos, era suyo, no tardó en colocarse como las noticias más destacadas y virales de esta semana. Lo curioso es que, si se navega en su pagina de internet, se encontrarán motivos florares, líneas y siluetas parecidas a los huipiles indígenas mexicanos. ¿Quién ve por esos diseños?

Lo que comenzó como un rumor, ya fue desmentido por Adelfo Regino, secretario de asuntos indígenas en Oaxaca en el portal de Milenio, donde declara que al enterarse del rumor se comunicó con las autoridades y confirmaron que dicho documento francés no existía. Aún pasado esto ¿Quién protege la propiedad intelectual y cultural de nuestro país? ¿qué hace falta que suceda para que se hagan nuevas normas que protejan a nuestros pueblos de situaciones como esta?

Posturas, hay muchas, no obstante, es de suma importancia interesarse por la producción de los pueblos indígenas más allá de lo que pase con Isabel Marant y Antik Batik. Lo que se necesita no es una crítica o la indignación por lo ocurrido, sino, el interés y la acción que ayude a nuestros pueblos originarios de protegerse ante este tipo de circunstancias. 

Más i-D: Gaspar Noé dice que el director del video de Kanye West le copió

Credits


Texto Emiliano Villalba