un nuevo amanecer: burberry, christopher kane, erdem, joseph, roksanda ilincic y pringle

Si una fría nube de marketing está flotando rápidamente hacia la moda, la nueva generación no se está vistiendo de acuerdo al pronóstico —y en el día más importante de los shows en Londres, tampoco el establecimiento.

|
feb. 21 2017, 11:34pm

La creación pura es una rareza en la moda en estos días. La idea de shows de género mixto y de un presupuesto razonable y la colecciones see-now-buy-now (colecciones que puedes comprar al instante, justo después del desfile) las colecciones no son exactamente vanguardistas y aún así, esta London Fashion Week ha estado caracterizada por un emocionante momento de juventud que se está apoderando de la ciudad. Hicieron una aparición elegantemente tarde en la fiesta de LOVE organizada por Burberry en Annabel's la noche del lunes: Charles Jeffrey y su pandilla de club kids con pelucas y rostros pintados a la perfección. En el bar, Matty Bovan estaba usando sombra de ojos rosada y un vestido, hablando con su compañera del diseño emergente, A.V. Robertson, vestido con un peto y con un 3-D muy ornamentado, protegido por un top transparente. En el piso de arriba, la musa actual de Snapchat de John Galliano, Paulina, resplandecía como un unicornio entre una multitud de fumadores, cada centímetro de ella —pelo, maquillaje, atuendo— saturados a la altura del arco iris. Si una fría nube de marketing está flotando rápidamente hacia la moda, la nueva generación no se está vistiendo de acuerdo al pronóstico, y tampoco al establecimiento.

Burberry otoño/invierno 2017

Con sus estrategias innovadoras, Burberry se ha convertido en la marca referencial cuando se trata de una evolución comercial. Fueron los primeros en combinar sus shows de hombre y mujer, y en lanzar un formato directo al consumidor la temporada pasada, pero no había nada cínico o comercial sobre ese show. Al contrario, la colección el pasado septiembre marcó un nuevo inicio para Christopher Bailey, quien dejará su puesto como CEO de la casa en julio para enfocarse solamente en sus deberes como Director Creativo. Más que nadie en esta industria, Bailey representa la suma de las olas contrastantes que se están formando en la moda en este momento: mientras la máquina corporativa está funcionando con un octanaje alto, los diseñadores están redescubriendo esa sensación de creación pura que ha estado reservada en su mayoría para los shows de Comme des Garçons y Maison Margiela de John Galliano en años recientes. Bailey no pudo haber hecho una declaración más clara la noche del lunes cuando presentó su segundo show directo al consumidor para Burberry en Makers House.

Más de i-D: Compra inmediata: El futuro de la moda londinense está aquí

Burberry otoño/invierno 2017

Podías comprarlo inmediatamente en su sitio web después del show, pero no había nada frío o comercial en esta colección. La prensa y los compradores ya lo habían visto en avances hace algunas semanas y apreciaron el trabajo intrincado de Bailer con el encaje y el knitwear escultural inspirado por el héroe de su infancia Henry Moore. Lo que no habían visto era la sorpresa del diseñador: un majestuoso final con unas piezas maestras, unas capas añadidas a cada look, una más increíble en valor artesanal que la otra. Era un festín para la vista —un desfile principesco de creación pura, que venía directamente del corazón de Bailey. Ese final radiaba la misma energía palpable esta temporada en los shows de los diseñadores emergentes como Matty Bovan y Michael Halpern el sábado, o A.V. Robertson el domingo, o el show de menswear de Charles Jeffrey en enero. Para toda su maquinaria corporativa, Burberry aún tiene el poder de emocionar. Tiene poco que ver con los esquemas del comercio minorista y los formatos del show, y todo lo que tiene que ver con la mente revigorizada de su diseñador.

Christopher Kane otoño/invierno 2017

Bailey está sintiendo los aires del cambio, y no todos son tan radicales como los medios de la industria nos han hecho creer el año pasado con titulares sobre 'el sistema roto de la moda' que veíamos a diario después de los anuncios de Burberry y de otras marcas por unir sus shows e ir por el formato directo al consumidor. Aún hay esperanzas para los románticos de la moda. Simplemente observa a Christopher Kane, el prodigio experimental emergente de Londres que fue comprado por Kering y se hizo parte del establecimiento con las responsabilidades comerciales que eso implica. Si sus shows en años recientes a veces han reflejado eso, esta temporada fue sobre el regreso de Kane de una forma brillante. Su colección metálica y holográfica basada en las trabajadoras de las fábricas (guiadas por stilettos de poliestireno) nos recordaban a sus primeras colecciones emocionantes. Como el trabajo que lo llevó a donde está ahora, esto era subversivo, inteligente, y a veces irónico, lo cual nunca se sintió pretencioso. Y en eso, completamente reflejó la maravillosa personalidad de Kane.

Erdem otoño/invierno 2017

"Simplemente eran prendas grandiosas. Una gran sensibilidad. Definitivamente hay muchos tónicos y pociones ahí", dijo después del show, su enfoque 'dead normal' (dilo con un acento escocés) insignia hacia la vida completamente intacto. Por ejemplo: el otro día usó una página completa para poner un anuncio en The Sun, un movimiento loco e increíble para un diseñador de su categoría. "Simplemente pensé que aquellos lectores de The Sun tenían que ver una fotografía de Alasdair McLellan, ¿y por qué no poner la más descarada? La gente necesita despertar estos días", Kane bromeó. A principios del día, su amigo cercano Erdem Moralioglu ahondó aún más en el método del diseño impulsado por una narrativa desde el cual siempre ha trabajado, pero lo ha llevado a estándares más audaces y alucinantes en las últimas temporadas. "Estaba pensando en mis bisabuelas, en el lado de mi madre de Inglaterra, y en el lado de mi papá de Turquía cerca de la frontera con Siria", el diseñador, quien creció en Canadá, explicó. "Y estaba imaginando lo que pasaría si estas dos mujeres se conocieran —ese intercambio extraño".

Más de i-D: ¿Estamos preparados para la diversidad en la moda?

Erdem otoño/invierno 2017

Era una concepción inmaculada caracterizada por un encuentro entre elementos persas e ingleses: un escote otomano con un estampado floral inglés, o "el sultán combinado con los Royal Scots", como Erdem describía el estado anímico, haciendo referencia a la carrera militar de su bisabuelo. Desde John Galliano —quien no revela sus narrativas elaboradas en Maison Margiela de la forma que lo hacía cuando estaba en Dior— la moda no había experimentado un diseñador con el tipo de narrativas con las que Erdem trabaja. Podrías ver sus colecciones y ver vestidos románticos y vestidos de noche, pero los procesos de pensamiento que los crean son los de imaginación pura, brillante y creativa. La vanguardia de Erdem vive dentro de sus cabeza. "Era sobre algo que nunca podría formular", dijo. "No sé ni sus nombres. Fue la historia de algo de lo que no sé nada". Para que la creación se sienta pura, tiene que tener ese sentimiento personal. Y nada pudo haber sido más personal que el tributo conmovedor de Roksanda Ilincic a su amigo Richard Nicoll, quien falleció el año pasado.

Roksanda Ilincic otoño/invierno 2017

El pianista Michael Nyman tocó una pieza conmovedora mientras una modelo en solitario caminó en la pasarela en el azul insignia de Nicoll, ahora un color oficial del Pantone llamado Azul Nicoll cortesía de sus amigos, quienes han ayudado a la autoridad del color a mezclarlo. Dio paso a una colección de rojos dramáticos, tal vez una declaración sobre el descubrimiento del alma de parte de Ilincic, y se sintió como amor verdadero —la condición de creación pura. Una parte justa de intrepidez también ayuda, y en Joseph, Louise Trotter tiene bastante de eso. Su colección continuó el valiente camino que ha instaurado para la marca, aumentando la apuesta en cada departamento. Las formas eran más grandes y más salvajes. Cuero y PVC se unieron a los estampados florales y al knitwear pesado en una loca mezcla de texturas que se sintieron totalmente exuberantes. Si la rueda corporativa está girando detrás de la cortina en Joseph, no hay signos de ello en la pasarela de Trotter. Todo esto es visión. Lento pero seguro, Fran Stringer está empujando los límites en Pringle of Scotland, la casa más vieja de moda en el mundo, mientras que sus referencias permanecen respetuosas a su legado escocés.

Joseph otoño/invierno 2017

Esta temporada —su tercera— Stringer exploró el féileadh-mór, una prenda tradicional escocesa que precede a la falda escocesa en una colección que ella dijo era sobre "protegerse a uno mismo de los elementos". Ella envolvió y drapeó lujosas lanas alrededor del cuerpo, desglosando formas cuadradas para la sensación chic ergonómica que ha estado ejercitando en Pringle a la perfección. Pero había un nuevo espíritu artesanal en el aire esta temporada: ingeniosamente, los parches de rombos de Stringer del archivo de Pringle en un vestido y un top, que tienen una sensibilidad de alto tejido en casa, caracterizan bastante bien lo que está sucediendo en Londres en este momento. si eres un diseñador emergente como Matty Bovan o un diseñador establecido como Fran Stringer trabajando para un gran negocio, esta nueva época de la moda no es solamente sobre vender de la manera que los anuncios del cambio del año pasado prefiguraron, sino una nueva apreciación del verdadero núcleo de la moda: creación, de la forma pura.

Más de i-D: LFW: Matty Bovan de otoño/invierno 2017

Pringle of Scotland otoño/invierno 2017

Ve todo lo que está pasando en London Fashion Week de otoño/invierno 2017 aquí.

Credits


Texto Anders Christian Madsen
Fotografía Mitchell Sams