el poder de un corte

Ahora que la cabeza afeitada de Kristen Stewart se ha vuelto viral, exploramos el poder de un corte de pelo.

|
mar. 15 2017, 6:00am

A lo largo de la historia, el pelo largo ha sido celebrado como un símbolo de poder. Incluso en tiempos bíblicos, cuando Sansón cortó sus atractivos rizos, perdió su mágica fuerza. Pero eso fue entonces. Hoy en día, un simple corte de pelo tiene el poder de elevar a los simples mortales al estrellato. Atrás quedaron los días de pasar desapercibido, de cambiar para adaptarse a cualquier estilo o tendencia; hoy veneramos el altar de la individualidad, el culto a la personalidad. Tomemos por ejemplo a Kristen Stewart, quien la semana pasada afeitó su melena castaña para revelar el buzzcut rubio más audaz que hayamos visto. Según Kristen, se afeitó la cabeza para un nuevo papel en la próxima película Underwater, en la que interpreta a una mecánica que trabaja en una plataforma petrolera en el fondo del lecho marino. "He estado deseando hacer esto por mucho tiempo, solo por el amor a la novela. Es algo increíble", le dijo a Today. "Sólo quiero agitar la cabeza todo el día". Fuerte, poderosa e icónica, nunca se ha visto mejor.

Pero, por supuesto, esta no es la primera vez que vemos los poderes transformadores de un corte de pelo. De hecho, aquí están algunos de nuestros ejemplos favoritos; los super cortes detrás de las supermodelos.

Fotografía Matt Jones. Estilismo Carlos Nazario. The Luxury Issue, i-D No. 342

Katie Moore

De pequeña, la belleza nacida en Texas, Katie Moore, era simplemente la chica típica; largo cabello rubio, ojos azules penetrantes, y una cara que consiguió miles de likes. Fresca como una flor, consiguió un par de trabajos aquí y allá; luego el mago del pelo, Guido Palau, llegó a las estrellas y sacó sus tijeras mágicas para cortar sus hermosas mechas largas, le hizo un corte bob extremo con flequillo y lo tiñó de naranja cobrizo, justo a tiempo para que Alexander Wang la enviara por la pasarela, para abrir su desfile otoño/invierno 2016. Ahora es la chica que todos quieren conocer. "Cuando llegué a Nueva York -le dice a i-D-, mi concepto de belleza era mi largo pelo rubio, pero después de mi transformación para Alexander Wang, me doy cuenta de que la belleza es una evolución constante y que tienes que amar la piel en que vives".

Fotografía Juergen Teller. Estilismo Camilla Nickerson. The Hard Issue, i-D No. 122.

Linda Evangelista

Todo comenzó con Linda Evangelista. Era 1988, cuando ella era un simple reflejo en la lente de Peter Linbergh. Él la estaba fotografiando para Vogue, cuando Julien d'Ys tomó unas tijeras y el pelo a la altura del hombro de Linda, y le hizo una cola de caballo y la cortó (de hecho, ¡todavía la conserva!). "Ella estaba llorando. Yo estaba muy nervioso -le dijo Julien a Vogue, algunas décadas después-. Le toqué el brazo y le dije: 'Esto podría ser un desastre o ser genial' ". Todo había ocurrido por un capricho, a petición de Peter; no tenían idea de que eso lanzaría la carrera de una de las modelos más reverenciadas de todos los tiempos. Linda pasó de ser una chica promedio a una superestrella en cuestión de minutos.

Más de i-D: Las mejores portadas de i-D de los noventa por Edward Enninful.

Fotografía Juergen Teller. Estilismo Edward Enninful. The Beauty Issue. i-D No. 117

Kristen McMenamy

"Yo pensaba: 'Si no puedo ser una mujer, voy a joderme' ", le explica Kristen McMenamy a Nick Knight en su serie de videos, Subjective, refiriéndose al momento en que el estilista superestrella, Garren, le afeitó su largo pelo rojo, lo tiñó de negro, y Francois Nars le decoloró las cejas, "Si no puedo ser una super modelo, voy a ser una anti modelo". Era 1992, y la industria de la moda llevaba mucho tiempo dominada por bellezas bronceadas con cuerpos atléticos y largas cabelleras rubias. De repente, la era del grunge estalló y todo cambió. Lo que era hermoso antes se volvió obsoleto, mientras que lo extraño y maravilloso empezó a reinar. Desde la pasarela otoño/invierno 1992 de Anna Sui hasta la sesión fotográfica Grunge and Glory de Steven Meisel en la Vogue estadounidense, no pasó mucho tiempo antes de que el exquisito rostro de Kristen estuviera por todas partes.

Fotografía Craig McDean. Estilismo Isabella Peyrut. The Network Issue. i-D No. 126

Amber Valetta

"¡Mierda, mierda!", es lo que la belleza rubia de pelo largo de Tulsa, Amber Valetta, se supone dijo en el set de su sesión fotográfica para la portada de Allure. Era 1993 y la modelo de veintidós años había acordado permitir que Garren cortara su cabello en forma de hongo, al estilo Mia Farrow, con capas como plumas en la parte trasera. "Este es el corte de pelo masculino que lanzó su carrera", dijo Garren a Allure unos años después. No era que Amber no tuviera trabajo, pero fue después de ese momento que pasó de ser una simple modelo a una superestrella mundial, la modelo de la época de los noventa cuya cara adornó la portada de más de dieciséis Vogues y un puñado de i-Ds. "De repente me contrataron para miles de desfiles - recuerda Amber en la revista Porter-, Anna Wintour me pidió que hiciera una historia Vogue".

Más de i-D: Edie Campbell no es como las otras modelos.

Fotografía Alasdair McLellan. Estilismo Sarah Richardson. The Future Fashion Issue. i-D No. 329.

Edie Campbell

Con sus largas mechas de pelo color miel, sus facciones angelicales y un flequillo que recordaba a Jane Birkin, la carrera inicial de Edie Campbell podría definirse como una serie de fotos inspiradas en los años sesenta. "Fue frustrante -le dice a i-D-, nunca me sentí realmente a gusto con el asunto de la chica sesentera. Siempre me pareció demasiado femenino y casi infantil", recuerda antes de decir: "¡Siempre había un malvado gremlin dentro!". No fue hasta 2013, cuando Edie hizo cortar su cabellera para hacerse un mullet y teñirlo de negro azabache para una sesión fotográfica con tema punk en la Vogue estadounidense, que su carrera realmente despegó. "Fue genial, muy liberador. Me miré en el espejo y pensé que en realidad me veía como soy yo... Tener un look definido que llame la atención de la gente, y que así tengan una idea real de quién eres, fue algo bastante poderoso". Esa temporada Edie abrió el desfile de Louis Vuitton y ganó el premio a modelo del año en los BFAs. Su luz ha brillado más que nunca desde entonces.

Fotografía Mario Sorrenti. Director de Moda Alastair McKimm. The Fashion Issue. i-D No. 341.

Ruth Bell

Con su largo cabello rubio y su aspecto etéreo, Ruth y May Bell eran las gemelas idénticos favoritas de la moda. Pero dos días antes de la sesión fotográfica para la campaña de otoño/invierno de Alexander McQueen con David Sims, Ruth -siempre la más tomboy de las dos- fue informada de los planes del equipo para afeitarle sus rizos dorados. A media hora de la llegada de Ruth al set, Paul Hanlon con un rastrillo le había afeitado todo el cabello. El cabello fue donado a Princess Trust Charity, que hace pelucas para niños sometidos a tratamiento de quimioterapia, mientras tanto la carrera de Ruth explotó, consiguiendo un lugar en las campañas de Saint Laurent, Burberry y Gucci, y desfilando para todos, desde DKNY hasta Moschino. ¡Incluso consiguió su primera portada con i-D!

Más de i-D: 10 cosas que necesitas saber sobre Ruth Bell.

Credits


Texto Tish Weinstock
Imagen vía Today