los 'club kids' de tokio nos enseñan cómo ser originales

En el pasado, la paradójica inclinación de Japón por la ultra-conformidad ha generado algunas de las tribus urbanas más originales del mundo. Ahora, las nuevas generaciones está llevando las cosas mucho más lejos.

por Ashley Clarke
|
11 Abril 2016, 7:40am

Hay un dicho muy utilizado en Japón que dice así: "El clavo que sobresalga será martillado al nivel". Este es un concepto arraigado en la percepción de que la sociedad del lejano oriente está en desacuerdo con el occidente individualista. La postura predominante es que la sociedad japonesa favorece al grupo y no al individuo y cualquier asalariado en Tokio que trabaje 80 horas a la semana para no decepcionar a su equipo, puede avalar eso. 

Entonces, ¿por qué en la capital de un país que parece estar empeñado en el pensamiento global, la gente destaca tanto individualmente por su forma de entender la moda?

Lee: Los 'club kids' de Nueva York llegan a Barcelona
Lee: Nuevas polaroids de los 'club kids' de Amsterdam

Imagen vía tokyofashion.com

Parece ser que parte de la explicación está en la ropa a la que los habitantes de Tokio tienen acceso. La londinense Chloe Michaud —que vive en Tokio y trabaja en DokiDoki, la tienda de "rebelión kawaii" en Harajuku—  afirma "no hay los suficientes recursos [en Londres] para vestirse de la misma manera que en Tokio. En Londres no puedes empezar un negocio así porque estaría destinado a fracasar". 

Michaud también dice que la comunidad de personas que trabajan en este tipo de lugares está muy unida: "Trabajar en una tienda en Harajuku es muy importante porque quiere decir que tienes conexiones con toda la escena de la moda alternativa, y es una manera de entrar en ella". A pesar de que la economía de Japón ha estado mejor en otros momentos y muchos de estos negocios están siendo amenazados por el incremento de la gentrificación en Harajuku, Michaud insiste que: "Aún hay muchas más oportunidades para hacer lo que te gusta en Japón. La gente se apoya mucho entre sí".

Imagen vía @drop_tokyo

Ahora que Instagram gobierna todo el reino de la moda, la cosa no va tanto de 'lolitas', sino de individuos innovadores que construyen una imagen bajo sus propios términos con la ayuda de Internet.

Ese apoyo se reafirma con los iconos de estilo de la ciudad. A pesar de que la mayoría de los diseñadores en de la semana de la moda de Tokio están subestimados por la industria occidental, el streetstyle de la ciudad es otra historia, ya que las imágenes de todos esos jóvenes se han convertido en un pilar fundamental para los medios de moda. 

Tokio tiene la reputación de presentar looks verdaderamente pirotécnicos en las calles, y la ciudad es con frecuencia etiquetada como un lugar "extravagante" o "salvaje". El sello 'cool' de Japón está marcado de manera tan profunda que estas frases tan trilladas son válidas. Tokio podría ser la única ciudad del mundo que podríamos calificar como "vanguardista" sin que cause desaprobación. 

Imagen vía @maaanyaka

La palabra "subcultura" también se utiliza mucho como consecuencia del auge de Harajuku, aunque las cosas han ido evolucionado con el tiempo: ahora que Instagram gobierna todo el reino de la moda, la cosa no va tanto de 'lolitas', sino de individuos innovadores que construyen una imagen bajo sus propios términos con la ayuda de Internet."

Uno de estos individuos innovadores es Shoushi (de 20 años): dj y estudiante del Bunka Fashion College y una cara familiar en cualquier blog de streetstyle que valga la pena. Con trenzas hasta la cintura en colores neón y una manicura metálicas de más de 7 centímetros, Shoushi ha acuñado un estilo denominado 'Neo Street Fashion' y se ha posicionado en la frontera del renacimiento del estilo urbano de Tokio. 

vía @we_can_do_anything

Aún así, Shoushi logra mantener su estilo con un agudo sentido del humor: cuando le veo, trae puesto un suéter negro con una cara sonriente de Kim Jong Un. Cuando le pregunto por qué empezó a vestirse así, Shoushi habla sobre sus años en el colegio y la fuerte competencia que existe entre los estudiantes japoneses. "No les caía bien a los otros chicos porque no estudiaba y no me gustan los deportes", cuenta. Pero había una cosa en la que estaba seguro que podía ganar. "Les quería ganar en algo y pensé: '¡puedo vestirme con rollo!' Y les gané en eso", añade.

Su sentido de la moda es modesto y admite abiertamente que se viste "para promocionar su estilo y su marca". Actualmente, está cursando su último año de universidad y está en pleno proceso de lanzamiento una tienda online llamada We Can Wear Anything. El concepto está en el nombre, y Shoushi planea utilizar la tienda como una plataforma para jóvenes diseñadores internacionales que están ofreciendo algo distinto. 

Imagen vía @valentine_haruk

A pesar de ser un dj regular en la escena nocturna de Tokio, Shoushi nota que "en otros países la gente tiene una cultura club y que la gente se arregla para salir, pero que Japón no tiene eso y la gente no encuentra el momento para arreglarse". 

Hay pocas —y muy dispersas— noches en las que los jóvenes de Tokio se puedan volver locos con sus looks. La escena nocturna en Tokio todavía tiene que ponerse muy al día, ya que no han pasado ni dos años desde que Japón quitó la famosa ley que prohibía el baile en público.

Mientras que la ausencia de una floreciente escena alternativa de clubs pueda parecer negativo, significa también que el ritual de 'arreglarse' se traslada a la calle. Es decir, si los club kids de Tokio se quieren vestir como realmente les gusta, tienen que encontrar una manera de canalizar esa creatividad tanto por el día como por la noche. 

Imagen vía @miiisaaan

Hay pocas noches en las que los jóvenes de Tokio se puedan volver locos con sus looks.

Imagen vía @kazuma_shimazu

Lo que ocurre es que arreglarse en cualquier momento del día, a menudo solo atrae miradas de asombro. Sin embargo, no hay mucho riesgo de que te den una paliza por cómo vistas en Japón, así que hay libertad sin restricciones de vestirse como uno quiera. "En Tokio me visto como quiero con total seguridad, pero en Londres estaría muy asustada si saliese de casa así", dice Chloe Michaud y añade: "En cuanto sales a la calle, sabes que vas a estar expuesto a que te digan algo". 

Afortunadamente, esto no es algo que pase por su mente en Tokio. La alta tolerancia por la estética extravagante que ha sido impuesta por las subculturas de Tokio ha provocado que la actitud hacia la estética de los jóvenes sea raramente hostil.

Eso no quiere decir que en Japón no te vean como un 'bicho raro' si vistes así, pero la razón para tirar a la basura tu pintalabios azul y comenzar a ponerte pantalones de algodón a diario no tiene sentido cuando la gente no demuestra su odio. En ese sentido, deberíamos de evaluar nuestra idea equívoca acerca de lo que es el Japón contemporáneo.

Recomendados


Texto Ashley Clarke

Tagged:
street style
Τόκιο
Londres
Japon
Club Kids
subculturas
Opinion