Aurea

los desnudos femeninos explorando la raza, el género y la belleza

El proyecto FEMALE de la fotógrafa documental Kacy Johnson se fija en las mujeres de todo el mundo, comenzando por la superficie.

por Kristin Huggins
|
13 Julio 2016, 6:45pm

Aurea

Lo primero que uno nota sobre FEMALE, un proyecto de retratos en desarrollo de la fotógrafa neoyorquina Kacy Johnson, es que cada mujer fue retratada de espaldas al natural. Kacy acoge el encanto de nuestras rarezas físicas: nuestras quemaduras solares, lunares, rollitos y cicatrices pútridas, las marcas dejadas por los brasieres apretados. "Ya sabes", dice Kacy, "En Brasil cubrieron la noticia de mi proyecto y este fue el titular: 'Ella fotografió mujeres y sin Photoshop'". Pero ese no es el tema central de este proyecto. La autenticidad es un hecho para el medio elegido por Karcy, el formato de documental, el cual estudió en Duke University, y más tarde con cineastas respetados. "Me gusta la crudeza y autenticidad detrás del documental", nos explica. Kacy también desaprueba el artificio en la vida cotidiana. Sentada en su estudio, lleva poco maquillaje y sus rizos caen de forma natural. El toque de delineador que acentúa sus ojos azules es simbólico: indicando que sí, lo intentó; pero no, no le importa.

Female es una colección de imágenes que documenta la presencia de cualquier persona que se identifique como mujer, incluyendo tanto a las mujeres cisgénero como a las no-cisgénero, de todas las etnias, edades y formas. Cada una es fotografiada desnuda, de espaldas y contra un fondo neutro. Las participantes escribieron sus propios pies de foto. "No hay castings", aclara Kacy. "Confié en que las mujeres correctas vendrían a mí y lo único en que puse atención fue en el hecho de que se sintieran identificadas como mujeres". En este momento, la mayoría de las mujeres retratadas son brasileñas, pero Kacy añade participantes consistentemente.

El verdadero objetivo de esta serie es eliminar la perspectiva social acerca de las mujeres y mostrarlas como son. En el sentido más simple, son mujeres. FEMALE incluye a mujeres trans y cisgénero de todas las edades, razas y tipos de cuerpo.

"Mirar tu propia espalda, en un principio fue... extraño. Era como mirar al espejo y ver a otra persona ahí. Pero de repente te reconoces y te ves toda completa, las transformaciones del tiempo, el color de piel que ya es diferente de todo el resto de tu cuerpo que siempre está expuesto". -Elis

La fotógrafa se apartó de su estilo improvisado de fotografía típico en favor de algo sistemático -poses, fondo e iluminación idénticos para cada toma- para resaltar la singularidad de cada mujer. "Lo interesante de fotografiar mujeres de espaldas es que la mayoría de ellas no saben cómo se ve su espalda... Nos sentamos y miramos en el espejo nuestros rostros o nuestros vientres, pero no nuestra espalda... Por lo general no comparto las imágenes de inmediato. Espero unos días o una semana y cuando las envío por correo electrónico, disfruto el aspecto psicológico de lo que ocurre". A veces las participantes tienen una lucha interna después de ver estas imágenes de espaldas, inalteradas de sí mismas. A menudo se toman su tiempo antes de enviar una respuesta incómoda. Kacy explica: "Hay mucho que aceptar cuando te ves a ti mismo de una forma en la que no lo habías hecho antes".

Haciendo referencia a Naomi Wolf, Kacy se preocupa de que "la gente todavía piensa que es un hecho que una mujer necesita ser deseada por alguien más, pero yo creo que... eso debería ser una elección". Ponerle estas restricciones a las mujeres las convierte en "lo otro", y les impide "ocupar un espacio en el mundo". Estas fotos son registros de mujeres ocupando un espacio sin restricciones culturales, sin tener que ser bonitas o hacer feliz a la gente, porque todas esas cargas son un lastre para las mujeres, y les impide crear el cambio que quieren ver en el mundo. "Sólo estaba tratando de hacer que esa semilla creciera en las mujeres que quieren ser vistas con plenitud, en toda su identidad porque están aquí,y ese es un gran paso para muchas mujeres".

Carolina

FEMALE surgió a partir de la época que Kacy pasó en Brasil. Inicialmente viajo al país en 2012, y se quedó tres meses a estudiar con el fotógrafo documental Julio Bittencourt. Viajó por todo el país mientras estuvo ahí. "Es increíblemente diverso. Las religiones, los alimentos. Prácticamente en ese país puedes encontrar cualquier tipo de paisaje y lo que sea que estés buscando, y lo ves resumido en la gente". Esa diversidad racial y la inclusión sin esfuerzo la hicieron volver a Sao Paulo en 2013 y quedarse durante dos años. Recordó el hermoso espectro de mujeres y decidió contar una historia de la comunidad. "Mucha gente queda excluida de la narrativa (sobre las mujeres) de los medios de comunicación... ¿o acaso ves mujeres mayores de 30 años?".

También quería escapar de la fotografía de la moda. "Siempre es lo mismo: encuentras a la mujer más atractiva posible para vender una historia, y eso no se sentía auténtico". Durante una sesión en el Lower East Side para una publicación independiente, Kacy pensó que tendría un descanso. "Todo se retrasó. El estilista y el artista de maquillaje llegarían tarde, pero la modelo estaba ahí". Ella era una joven de 19 años procedente de un pequeño país europeo, estaba emocionada de estar trabajando en un lugar tan vertiginoso como Nueva York. "Soy retratista", continúa Kacy, "me gusta mirar a la gente y captar esa conexión íntima. Así que estamos hablando [la modelo y yo], y estoy teniendo esta conexión con ella y pienso, 'Vaya, voy crear arte con esta persona'. Y por fin, el equipo está listo para iniciar la sesión, tomo la cámara y entonces ella cambia. Ella es una modelo así que es su trabajo, sí es cierto; pero su rostro cambió y su postura cambió, y eso era una actuación. Eso era lo correcto para ella porque, sí, ese es su trabajo; pero para mí, en ese momento, dejó de sentirse real".

"Es muy táctil, muy sensorial lo que una piel puede contar. No hay mentiras ahí, la piel sólo cuenta verdades". -Nanci

El proyecto FEMALE está en desarrollo. En marzo pasado, Kacy regresó a las favelas de Sao Paulo para documentar a chicas adolescentes. Ella planea viajar a todos los continentes porque "en cada lugar las mujeres tienen una realidad distinta", y todo eso contribuye al tejido colectivo de la experiencia femenina. Kacy cree que todas las mujeres están interconectadas y poseen una esencia común, que es su fuerza; es una teoría de la nueva era que se conoce como "feminidad divina". 

"El mundo ha estado en un lugar", dice, "donde las mujeres están hechas para sentirse pequeñas y no asumir su consciencia plena. Quería crear lo que necesito ver en el mundo como artista. Creo que estamos haciendo un gran progreso". Pero, recordando su época en oficinas lideradas por hombres, continúa: "Sientes que tienes que amoldarte a lo que nuestra sociedad valora y terminamos perdiendo mucho". Ella espera que este proyecto demuestre que todos nos beneficiaríamos al darle espacio a todas las mujeres para expresar su esencia femenina.

Para participar en el proyecto FEMALE, contacta a Kacy a través de Instagram: @kac__y

Kacy Johnson está tomando fotografías en San Francisco en este momento y, durante el otoño y el verano, estará en Los Ángeles y Nueva York.

"Mi herencia negra va más allá del pelo rizado,
la oscuridad en la piel,
los rasgos prominentes...
Mi herencia viene en el ritmo de los tambores,
en la danza de pasos fuertes,
en la lucha que nos hace libres.
Mi espejo refleja mi historia ..." -Cida

"Es una manera de mirar desde otro ángulo, a través de la lente sensible de los ojos de alguien más, tus ojos ya entrenados para encontrar las imperfecciones en tu propio cuerpo después de años de ser bombardeada con imágenes 'perfectas' de mujeres 'perfectas, utópicas. Nosotras no somos ellas. Y ni siquiera deberíamos querer serlo, pues nuestras diferencias son mucho más bellas y valiosas que la estereotípica belleza blanca-delgada-rubia-imposible que nos venden. ¡Todas somos hermosas, ya seamos blancas, negras, amarillas, verdes, rojas, azules, delgadas, rechonchas; con forma de pera, plátano o manzana; con cabello lacio, rebelde, rizado, corto, largo o de colores! Nuestras diferencias cuentan historias, muchas de ellas. Y cada historia tiene su propia belleza". -Laura

"La piel en Brasil está llena de matices.
Una mujer de raza mixta a menudo no sabe quién es"
¿Blanca? ¿Negra?
Soy todo esto y nada de esto al mismo tiempo.
El racismo golpea a la mujer de raza mixta cuando su negrura se utiliza para hacerla sentirse menos,
Y al ser capaz de asumir su negrura logra tomar conciencia de que no hay ninguna razón para avergonzarse de raíces que siempre han sido negadas, pisoteadas, olvidadas.
La piel en Brasil se mezcló con dolor, pero este dolor me hizo lo que soy hoy en día.
Soy todo esto y nada de esto al mismo tiempo". -Luana

Credits


Texto Kristin Huggins
Todas las imágenes cortesía del artista

Tagged:
Feminismo
kacy johnson