conoce a liz west, la fan de las spice girls más obsesiva del mundo

Hablamos con la estrella de nuestro nuevo documental, la dueña del Récord Mundial Guinness por tener la colección más grande de memorabilia de las Spice Girls.

por Tish Weinstock
|
23 Abril 2015, 11:25pm

Elizabeth West tiene el Récord Mundial Guinness por tener la colección más grande de memorabilia de las Spice Girls en el mundo, es obvio decir que ella es más que una fan. Ella está obsesionada, literalmente. Aunque si lo piensas bien, esta es una banda que hizo que todo el mundo se volviera loco, ¿quién no se obsesionó con las Spice Girls en su momento? Comenzó su colección a los 12 años -un regalo de cumpleaños, un regalo navideño- no pasó mucho tiempo antes de que Liz se enganchara. 

El día de hoy ya es reconocida en todo lo ancho de planeta por su fanatismo. Pero no todo han sido señales de amor y paz; durante todo el trayecto Liz ha tenido que soportar el odioso acoso de los trolls de Internet y la envidia de otros fans. No que deje que estas cosas la molesten. Claro que hubo momentos, admite, donde sus prioridades se sesgaron, y el coleccionar se apoderó de su vida -una manera de lidiar con la depresión cuando estaba en la escuela de arte- pero se mantiene orgullosa de todo lo que ha logrado. ¿Y por qué no habría de? ¿Quién más puede presumir que ganó un premio por seguir sus sueños? 

¿Qué fue lo primero que amaste de las Spice Girls y qué te hizo comenzar a coleccionar?
La primera vez que escuché a las Spice Girls fue cuando aparecieron con su hit número uno Wannabe en el conteo de Radio 1 del TOP 40 en el verano de 1996. Era una niña de 11 años, muy joven e fácilmente impresionable y con eso tuve para engancharme. Sus voces tenían energía, y la felicidad resonaba a través de sus entrevistas; ¡quería ser parte de su grupo! El coleccionar memorabilia de Spice Girls no fue una decisión consciente al principio. Como chava pedía y amaba que me regalaran cosas de Spice Girls por Navidad y por mi cumpleaños, y así fue como mi colección comenzó. Sentí una necesidad de poseer los objetos que tuviera su marca, aunque nunca tuve la inclinación de usarlos (más que escuchar los CDs), lo cual mostraba mis instintos de coleccionista. Para mí esta era mi manera de mostrar mi fanatismo: ¡entre más grande era la colección, más fan iba a ser yo!

¿Cuál fue el primer objeto que coleccionaste?
Cuando tenía como 12 años tenía una caja de cartón que estaba llena de cosas de Spice Girls. Cuando comencé a comprar las dos versiones de cada uno de los singles (mixes y B-sides) y mantenía cada ítem en su envoltura original, supe que estaba en camino a crear una colección. Pero fue cuando fui a la escuela de arte de Glasgow y empecé a comprar los verdaderos atuendos de las chicas que supe que era mega serio.

¿Cómo te sentiste cuando Geri dejó la banda?
Recuerdo el día vívidamente. Me estaba quedando en la casa de mis abuelos por las vacaciones y acababan de recibir el periódico. Mi abuela llegó directo al cuarto donde estaba y me mostró la primera página con el encabezado y espero mi reacción. No estaba triste o enojada, y para ser honesta, ya lo esperaba. Después de ver a las Spice Girls presentarse en el Lottery TV Show unos días antes sin Geri, argumentando que estaba enferma, sabía cual era su nivel de compromiso, sabía que se hubiera presentado aunque estuviese enferma, supuse que algo estaba mal en ese momento.

¿Cuál es el objeto más preciado de tu colección y por qué?
Tienen que ser los atuendos, son mis tesoros porque las chicas los usaron; están intrínsecamente conectados a la imagen y los individuos por los cuales me siento muy atraída.

¿Cuándo conociste a las Spice Girls y cómo fue?
Conocí a Emma afuera de una estación de radio en Glasgow cuando estaba en una gira promocional por un single cuando yo estudiaba en Glasgow School of Art. Cuando llegó recuerdo que estaba muy emocionada, ansiosa y nerviosa; no tenía una idea de que decirle, aunque había estado pensando en este momento por años. Fue otro fan el que le habló acerca de mi colección, obtuve unas cuantas cosas autografiadas y una foto con ella, fue un buen día. Me he encontrado con Melanie C unas cuantas veces. La última vez fue la mejor porque me la presentaron por mi colección; eso significó que no tuve que explicar el porqué estaba ahí. Reconoció lo que había logrado y construido, más que verme como una fan cualquiera, ¡el reconocimiento de tu ídolo es el mejor sentimiento del mundo!

¿Tu amor por coleccionar todo los objetos relacionados con Spice Girls sobrepasó tu amor por Spice Girls como banda?
El buscar y encontrar su mercancía es emocionante, como cualquier coleccionista te diría acerca de su propio tema. La pasión que subyace por el tema de la colección es la clave en la búsqueda por los objetos; la emoción de la persecución, la satisfacción de poseer esos ítems, lo divertido de acomodar tu colección, la notoriedad que pueda aportar y el usualmente diverso (cuando se trata de memorabilia de música) espectro de objetos disponibles para coleccionar, es el porqué lo hacemos. He intentado coleccionar otras cosas, pero nunca me ha durado mucho o no lo disfruto tanto.

¿Cómo te sentiste al ganar el Récord Mundial Guinness?
Estaba feliz de que una autoridad profesional reconociera mi arduo trabajo, pasión y determinación. Habiéndole dado prioridad a mi colección por encima de muchas cosas durante un gran espacio en mi vida, se sintió bien el ser "conocida" por ello. ¡La niña de 12 años dentro de mí estaba saltando!

Has mencionado el bullying, la competencia, la maldad, ¿qué es lo peor de tener la colección más grande del mundo?
El cyber-bulling es un problema, igual que la envidia. La gente se puede sentar cómodamente detrás de su computadora o detrás de su teléfono y decir lo que sea que quieran o sientan, sin darse cuenta que hay una persona real del otro lado. Es frustrante porque me concierne solo a mí cómo llevo mi vida, qué o a quién amo, cómo decido gastar mi dinero, etc, nadie tiene el derecho de decirme qué hacer. Cuando gente que nunca he conocido o con la cual nunca he hablado me ataca personalmente acerca de mi vida de la cual no saben nada, eso me molesta. No me importan los comentarios acerca del tema, porque eso es cuestión de gustos y no a todos nos gusta lo mismo. Cuando posees cosas que otras personas quieren, esa gente puede llegar a ser muy cruel, casi como si quisieran destruirte o quitarte el placer que te da todo esto. Lo bueno es que hay mucha gente que es positiva en cuanto a mi colección, aprecian y admiran la ambición de hacer una colección de esta escala, inclusive si ellos mismos no son fans de las Spice Girls.

En el video, mencionas el mantener control, ¿crees que exista un lado negativo a la necesidad de controlar objetos inanimados? ¿Alguna vez ha estropeado tus relaciones en la vida real?
Cuando estaba en la escuela de arte estaba completa y totalmente obsesionada y mis prioridades se convirtieron temporalmente sesgadas, en parte por el hecho de que estaba extremadamente deprimida y necesitaba una distracción. El coleccionar se volvió como una terapia en línea; era la única cosa que me dio alegría en aquel momento, sentí que estaba creando algo maravilloso e histórico que podría ser apreciado por otros fans alrededor del mundo algún día. No me arrepiento de nada y estoy contenta de tener lo que tengo y de haber hecho lo que hice; ¡fue toda una experiencia! Curiosamente, en mi vida diaria no tengo deseos materialistas. Raramente me compro algo nuevo. Soy una cazadora de ofertas de corazón… He sido muy afortunada, mi colección nunca se ha interpuesto en mis relaciones. La gente que he escogido para estar cerca de mí creen que mi colección es peculiar y me aman por eso.

¿Cuál crees que sea el futuro de todo esto?
Entre otras cosas, espero seguir añadiendo a mi colección. Me encantaría exhibirla en más museos. Quiero que muchos fans lleguen a ver lo que he creado y puedan acercarse a estos artefactos tan especiales de la historia de las Spice Girls.

Tagged:
OBSESSED
Spice Girls