¡feliz aniversario, hyères!

El festival de moda y fotografía cumplió 30 años. i-D fue a celebrar junto con Karl Lagerfeld, Carine Roitfeld y la Princesa Carolina de Mónaco la coronación del nuevo talento en moda.

por Stuart Brumfitt
|
28 Abril 2015, 12:35am

El Festival de Hyéres en el Sur de Francia puede haber cumplido 30 años este año, pero sigue conservando su joven exuberancia y espíritu relajado. Es una alegría necesaria en el mundo de la moda francesa, quien se va a la costa para respirar la brisa del mar, nuevos talentos de diseño, fiestas, afters y afters de afters. Es la oportunidad perfecta para ver a gente como Karl Lagerfeld, Carine Roitfeld y la Princesa Carolina de Monaco sin exceso de seguridad, así como un buen ejemplo de cómo la industria de la moda establecida le muestra su apoyo a los nuevos talentos, al futuro. 

Distintos shows de moda suceden varias veces durante un fin de semana en una fábrica vieja en las granjas de sal, con 10 concursantes (sacados de un conjunto de 4,000 aplicantes) que exhiben siete looks para ganar el gran premio Premiére Vision del jurado y un look para el premio Chloé. Con Chanel como el invitado especial, Karl Lagerfeld y Virginie Viard (los directores creativos de la marca) liderando el panel del jurado que seleccionó a la chica mitad alemana, mitad francesa, Annelie Schubert, como ganadora del premio Premiére Vision gracias a sus complejos y creativos cortes y capas que se lucieron en sencillos colores pálidos. El premio Chloé merecidamente llegó a las manos de la alemana Anna Bornhold quien sobresalió con sus siluetas y acabados. El premio del público fue para la chica de Taiwán, Yiyu Chen, cuya dramática y oscura colección, con aspectos tribales y hombros exagerados, fue la más arriesgada de todos los concursantes. Finlandia y Alemania fueron países especialmente bien representados en la competencia, con tres diseñadores cada uno. Hubo siete colecciones para mujer y tres para hombre. 

Mientras que la moda y sus estrellas tienden a robar el show en el Hyères, el talento en fotografía también merece atención. El trabajo de los fotógrafos fue expuesto en Villa Noailles ("maravillosos cubos en la cima de una colina" según el fundador y director del festival, Jean-Pierre Blanc), la fascinante casa creada por los bohemios Charles y Marie-Laure de Noailles. El excéntrico dúo convirtió el lugar en un paraíso experimental de buena salud, teatro, música y arte en la década de los años veinte, así que es increíble que el espacio permanezca así para los jóvenes creativos. El holandés Sjoerd Knibbeler ganó el premio mayor por la forma en la que logra capturar el movimiento del viento con su cámara. Dos premios fueron para Evangelia Kranioti de Grecia por sus estudios de la vida naval en el Mediterráneo y el premio del público fue para la inglesa Polly Tootal por sus estudios de paisajes británicos no ideales. 

villanoailles-hyeres.com

Tagged:
Karl Lagerfeld
Μόδα
Hyères