lily-rose depp es la nueva musa del cine indie

Tras su aparición en 'Yoga Hosers', la hija de Johnny Depp no ha dejado de acumular proyectos cinematográficos y en i-D hacemos una reflexión sobre el nuevo rumbo de la joven actriz.

por i-D Staff
|
08 Abril 2016, 5:23pm

vía @lilyrose_depp

Ha debutado en Tusk, la primera entrega de la denominada "Trilogía del Norte Auténtico", de Kevin Smith. Antes de caer en la trampa fatal de un ex marinero lunático obsesionado por las morsas, el protagonista loco por los podcasts, Justin Long, entra a una tienda de ultramarinos en Canadá donde se encuentra con dos dependientas adolescentes entregadas a su celular.

Son dos chicas condenadas al anonimato y a una vida del trabajo a casa pasando por el centro comercial, pero detrás se esconden dos realidades completamente opuestas a la ficción: Lily-Rose Melody Depp y Harley Quinn-Smith, hija de Kevin Smith.

Amigas desde el primer año de escuela, las dos rubias interpretan a Girl Clerk #1 y Girl Clerk #2. En su debut, Lily-Rose también comparte escena con su padre, que hace el papel de un detective con bigote y boina francesa llamado Guy Lapointe. Tras este cameo, Lily-Rose se ha estrenado como coprotagonista en Yoga Hosers, segundo capítulo y spin-off de Tusk, en el que las dos dependientas ya pasan a convertirse en las estrellas de la función.

Se revelan sus nombres —ambas se llaman Colleen—, sus 15 años de edad y su pasión, el yoga. Siguen trabajando en el supermercado EH-2-Zed después de la prepa y, en sus horas libres, tocan en una banda de música. Su anodina vida se teñirá de cine de género cuando un antiguo mal emerja de debajo de la corteza canadiense y libere una horda de monstruos.

Sin embargo, el encanto que desprende en el rol de heroína sarcástica no ha salvado a la cinta de los abucheos en su proyección en Sundance, aunque la crítica se ha mostrado unánime a la hora de reconocer en Lily-Rose a una joven promesa de la interpretación. Su estreno en Estados Unidos está previsto para el próximo 1 de junio, pero en Latinoamérica no hay fecha ni distribuidora confirmada hasta la fecha.

Pese a la mala acogida de Yoga Hosers, Smith aún tiene que cerrar la trilogía con el tercer capítulo, Moose Jaws, donde Colleen McKenzie y Colleen Collete volverán a vestir sus chaquetas rojas de encargadas del mostrador. Además, se rumora que el famoso realizador retomará su popular personaje, Bob: el silencioso traficante de drogas (al que hemos visto en películas como Persiguiendo a Amy, Clerks II y Scream 3).

Planetarium, con Natalie Portman y Lily-Rose Depp.

Su pinta de lolita esquiva ha sido comparada con la también cándida —pero amenazadora— presencia de Natalie Portman en Léon: The Professional. Y es precisamente con la actriz estadounidense (que debutó con solo 12 años en esa misma película) con quien comparte su cuarta película, Planetarium, que actualmente en fase de postproducción.

Lily-Rose Depp durante el rodaje de Planetarium en París.

En esta cinta francesa, Depp y Portman interpretan a dos hermanas espiritistas que pueden comunicarse con los muertos y cuyas vidas cambiarán al conocer a un productor de cine francés. Ambientada en el París de los años treinta, este drama sobrenatural es el tercer largometraje de la cineasta francesa Rebecca Zlotowski.

Y no abandona su París natal, ya que Lily-Rose también se suma al reparto del primer largometraje de Stéphanie Di Giusto, La Danseuse, donde acompaña a la actriz y cantante Soko y vuelve a coincidir con Louis Garrel. Completan el reparto los franceses Mélanie Thierry, Gaspard Ulliel (nuestro Saint Laurent favorito) y François Damiens, entre otros.

Este nuevo proyecto está basado en la vida de Loïe Fuller, una virtuosa bailarina y coreógrafa que, con su pequeño y robusto cuerpo, revolucionó la historia de las artes escénicas al convertirse en la estrella de los cabarés de la Belle Époque. Bailó las instituciones más respetadas de París, inventó la danza serpentina y, con sus juegos de vestuario y luz, se erigió como icono de la metamorfosis artística. 

En este caso, Lily-Rose dará vida a la también bailarina Isadora Duncan: nacida de San Francisco, criada en la pobreza y convertida en prodigio ávida de gloria, que chocará de frente con Loïe Fuller, precipitando la caída de este icono de principios del siglo XX. Otra similitud más que encontramos con la carrera de Portman, quien se hizo con el Oscar gracias a su enfermizo papel en Black Swan.

Junto a Patrick Schwarzenegger, Billie Lourd, DyIan Penn, Scott Eastwood e incluso Chino Darín, la chica de 16 años empieza a pisar fuerte y seguro sobre terreno cinematográfico en la nueva y emergente generación de actores (y modelos) con grandes apellidos. Todos ellos, desde su más tierna infancia, cumplen a estrictamente con esa profecía que promete el clásico musical protagonizado por otra precoz artista, Judy Garland: "Ha nacido una estrella".

Lily-Rose para Vanity Fair.
Más de i-D:

Lily-Rose Depp dice que la actuación es más emocional que el modelaje

Credits


Texto Asier Iturrate
Imágenes vía @lilyrose_depp