¿por qué hedi slimane ama tanto a los ángeles?

Conforme Hedi lleva a Saint Laurent de París a la costa este de Estados Unidos para su show otoño/invierno 2016 esta semana, investigamos de donde proviene este amor por Los Ángeles.

|
08 febrero 2016, 11:05pm

El 10 de febrero, Hedi Slimane estará mostrando su más reciente colección de Saint Laurent para hombres en Los Ángeles. Si bien se ha convertido en algo típico que las casas de París muestren sus colecciones crucero o pre-colecciones en lugares lejanos, desde Louis Vuitton mostrando en Palm Springs hasta Dior en Tokio, ésta es la primera vez que un show con un lugar establecido en la agenda de moda se ha movido de tal manera. Esto es interesante por dos razones; en primer lugar, le añade combustible a los rumores de que la partida de Slimane de la casa es inminente. No importa, los diseñadores siempre están abandonando sus puestos de trabajo sin que el mundo en general se dé cuenta. Es más interesante la fascinación de Slimane con Los Ángeles, que le ha dado forma en gran medida a sus colecciones de Saint Laurent. ¿Qué se le hizo tan interesante de la ciudad que la moda no está tomando en cuenta?

La respuesta a esto es que quizá Slimane no está muy interesado en high fashion en absoluto. La plantilla que estableció durante su reinado en Dior Homme fue ver lo que los niños indie usaban en los conciertos en Londres y reproducirlo en telas de lujo inimaginable en la pasarela. Hizo a Dior Homme el nombre más deseado en la moda masculina, ya que por primera vez en un rato podías comprar ropa muy cara que no te hacía ver como tu papá o una víctima de la moda de los años ochenta (ambos de los cuales ciertamente podrían ser los papás de algunas personas). Tanto hombres como mujeres se volvieron locos por su sastrería súper delgada y estética noirish. Aún así, el final de Slimane en la marca coincidió vagamente con la desaparición de la escena de Londres que había estado registrando; ya nadie escuchaba a Razorlight o a Babyshambles, ni los han escuchado desde entonces. Detectando un cambio radical, el diseñador se mudó rápidamente a Los Ángeles, probablemente el lugar más alejado mentalmente de Londres en el que puedas pensar.

Tame Impala fans, Coachella, Ca, abril 2013.

La única cosa que tienen en común es que son ciudades llenas de maravillosas bandas y escenas musicales. Miembros del heavy metal, hardcore punks, y hippies encontraron un hogar en Los Ángeles, y con ellos están los momentos que crearon; ya fuera el look Laurel Canyon de otro mundo de Joni o la estética desolada del punk de X y Black Flag. En las últimas décadas, la ciudad ha experimentado un resurgimiento musical, con bandas como Ariel Pink y No Age colonizando las ondas de radio, junto a una nueva generación de músicos e iconos de estilo futuro como The Garden, Staz Lindes y su banda The Paranoyds, y la bien llamada LA Witch.

Aquí se sumergió Slimane, registrando a adolescentes que se ven borrachos y a surfistas bronceados por igual en su implacable diario fotográfico a blanco y negro, hedislimane.com. Ha habido una tendencia a ridiculizar a Los Angeles por sus tracksuits de terciopelo y chihuahuas; algo brillantemente parodiado por Steven Meisel en su editorial Hollywood Style para el número de enero de 2005 de Vogue Italia, presentando un amplio cast de modelos usando tangas de talle alto y calzado dudoso. Es decir, sucedió la Juicy Couture, pero nunca hubo una banda con enormes guitarras tocando con la palabra "Juicy" escrita en sus traseros (tal vez debió haber habido). Los jóvenes habitantes de Los Ángeles eran cool antes de que Slimane llegara, con sus jeans rasgados y sucio cabello blanqueado, pero su cámara los hizo aún más, aspiracionalmente sucios y jodidos en lugar de simplemente sucios y jodidos. En este paisaje, convenció a Saint Laurent para dejarlo mover a su equipo de diseño.

El primer show de Slimane para primavera/verano 2013 abordó a una de las grandes damas de Los Ángeles: Stevie Nicks. La mujer de los chales ha pasado una buena parte de su vida escondida en una mansión que llama "Tara", presumiblemente recuperándose entre tours y murmurando en los cristales. Su alto estilo gótico dramático se traduce perfectamente en la pasarela, con modelos emergiendo en gigantes sombreros de ala, túnicas y borlas. Éste fue un gran contraste del look YSL característico de blusas pussy bow, chamarras Le Smoking y tacones peligrosos. Es un cliché, pero el propio Saint Laurent fue el primero en poner la calle en la pasarela, ya fuera el look Rive Gauche con el que estaba rodeado en París, o el show primavera/verano 1971 inspirado en las prostitutas en el Bois de Boulogne. La mala calidad y lo trágico, lo famoso y lo jodido también son sellos distintivos de Los Ángeles, y por lo tanto hacen una pareja feliz.

Guantanamo Baywatch, Santa Ana, Ca, marzo 22, 2014. 

Desde esa primera excursión, Slimane continúo minando el estilo de Los Ángeles con gran efecto. Abandonando los grandes sombreros, los shows se han vuelto relativamente sencillos: jeans maravillosos en diversos estados de deterioro, chamarras de cuero y tacones cubanos. Vestidos slip o mini para mujeres, usados debajo de abrigos de pieles. Es el tipo de look post-fashion e informal por el que sobresale la ciudad, evidenciado sobre todo en el Chateau Marmont, el hotel dingey icónico donde puedes pretender no ser visto. La obra de Hedi también está firmemente arraigada en lo vintage, otra obsesión de Los Ángeles, ningún lugar tiene tantas tiendas vintage, junto a la icónica Rose Bowl, la gran extravagancia mensual de segunda mano, con ropa en todo el horizonte de visión. Al igual que en su trabajo en Dior, Slimane no tiene miedo de adaptar lo que ve a su alrededor directamente en la pasarela.

También ha utilizado a los músicos de Los Ángeles con gran efecto, más obviamente en su campaña Music Project para la marca; protagonizada entre otros por Joni Mitchell, Marilyn Manson, Back y Ariel Pink, viéndose pensativos en su confección. Ah, y también la musa de larga data Courtney Love, quien siempre estará asociada con la canción Malibu de Hole. También ha fotografiado varias veces a la banda de punk del Orange County, The Garden, que se ven adecuadamente Slimane con sus extremidades etioladas y cabello desordenado.

Los Ángeles se siente como un lugar en el borde del mundo, y atrae a desadaptados y burnouts de todas partes. Que uno de ellos resultara ser el ex director creativo de una casa de moda francesa es un poco chistoso, pero no tan sorprendente: cualquiera que esté interesado en la cultura juvenil está mirando hacia el oeste, ya sea a la dorada juventud de las Kardashian-Jenner, o a los chicos que salen por la noche… Lo que hace que sus shows en París sean tan interesantes es la tensión entre su estética de calle y el medio ambiente de high fashion en el que se muestra. Será interesante ver cómo le va a su look una vez que regrese al lugar de su nacimiento.

Más de i-D:

Hedi Slimane ha fotografiado durante 15 años a los chicos cool que nunca duermen

Hedi Slimane y el happening de Saint laurent con mini videos musicales

Credits


Texto Jack Sunnucks