hood by air otoño/invierno 2015

Shayne Oliver reimagina el underground florentino para su show en Pitti Immagine.

por Anders Christian Madsen
|
15 Enero 2015, 6:05pm

Estos días en Pitti, siempre preguntamos a los jóvenes diseñadores si el esplendor de Florencia los inspiró para madurar en su trabajo -bueno, esencialmente. En la Fortezza da Basso, donde la feria de moda masculina Pitti se lleva a cabo, los fanáticas del streetstyle se pavonean por las calles en flamantes trajes, pequeñas calcetas al tobillo, grandes barbas y sombreros que harían que Pharrell Williams volteara sus ojos con hartazgo. Es un panorama urbano consumista, que ha terminado por darle a la ciudad (históricamente conocida por ser mal portada) una imagen de burguesía y formalidad. A pesar de los duques de Medici del siglo 16 y otras dinastías familiares de Florencia, esta ciudad nunca tuvo un comportamiento correcto o una sastrería impecable, era más bien un patio de juegos donde lujosas fiestas sexuales se llevaban a cabo con cierto espíritu bohemio, el cual se permeó en la agenda política italiana. En otras palabras, el libertinaje de la élite de Florencia era el que gobernaba el lugar. Con su irreverencia subcultural y una punzante vibra juvenil, Hood by Air -el diseñador invitado de esta temporada junto con Marni- embonó perfectamente con la antigua Florencia. El show de otoño/invierno 2015 de Shayne Oliver se llevó a cabo en la terraza de una villa renacentista en la cumbre de una colina, a unos veinte minutos de la ciudad, probando el hecho de que todo se ve mejor en Florencia, y que todo es permitido en la Ciudad de los Lirios.

"Tiene que ver con estar en Pitti," Oliver admitió en backstage, rodeado por su consistente elenco de hombres semi desnudos con pinta de góticos, que caminaron en su show. "Ya que será un proyecto especial," Hood by Air pensó, "hagamos lo que normalmente ignoramos y enfrentamos eso primero y vamos retrocediendo hasta llegar a nosotros mismos." Fue un procedimiento, que significó que la sastrería conectada ineludiblemente a Pitti era parte vital, solo que esta vez la acompañaba la rebelde deconstrucción que esperas de Hood by Air. Trabajando con la noción popular de la sastrería como algo que hace ver y sentir a los hombres más inteligentes, Oliver y su equipo comenzaron a buscar lo que a ellos los hace sentir de esta misma manera. "¿Cuales siluetas nos hacen sentir sexy? ¿Qué nos hace sentir atractivos? Y qué necesitamos y qué no del menswear. Estoy a gusto con tener mis brazos más cálidos que mi pecho y así no cubrirlo necesariamente," dijo, explicando el verdadero estilo de la vestimenta juvenil. Como preparación para su asunción en Pitti, Hood by Air usó parte de su "premio especial" de €100,000 otorgado por LVMH el año pasado, para abrir su estudio en Milán.

Esta decisión fue un indicativo de las ambiciones de lujo de la marca, y mientras las cosas pasan en el mundo de Hood by Air, Oliver rápidamente se dio cuenta que Milán fácilmente podría funcionar como su musa sombría -sino es que más oscura- al igual que su amada y nativa Nueva York. "Es muy extremo aquí. Milán es muy oscura. Nueva York no es tan oscura como Milán. Créeme." Como David Lynch y Stephen King nos han enseñado una y otra vez, la gente de ciudades pequeñas son famosas por estar fucked up, y la obscenidad oculta de la provincia italiana -la cual, comparada con la de lugares como Nueva York o Londres, son básicamente suburbios- dan una nueva motivación para las ideas núcleo de Hood by Air. "No ves gente joven y sientes que debería haber más energía juvenil sucediendo," dijo Oliver sobre su primera visita a Florencia. Y en muchas maneras su show reflejó la idea de cómo se puede llegar a ver el underground florentino, si es que en realidad existe. La enorme carpa de plástico que instaló en la terraza de la hermosa colina con todo y estatuas de leones y bonitas fuentes, fue una declaración de "lo que se oculta por debajo de todo" por sí misma. Si existe una ciudad que pueda sobrellevar esto, definitivamente es Florencia.

hoodbyair.com

Credits


Texto Anders Christian Madsen

Tagged:
HBA
Shayne Oliver
pitti