Publicidad

el inminente ascenso de lily-rose depp

Compartimos un momento íntimo con la creciente estrella de las redes sociales en el backstage de Chanel.

por Tess Lochanski
|
15 Octubre 2015, 3:20pm

Estamos formados para admirar. Lo anhelamos. Ya hay muchas estrellas e iconos, pero aún seguimos esperando a que la siguiente caiga del cielo (o a nuestro Instagram). Como Lily-Rose Deep: 16 años, ancestros divinos (hija de Johnny Depp y Vanessa Paradis), pómulos increíbles (obvio, es hija de Johnny Depp y Vanessa Paradis), aura celestial (tiene la presencia en redes sociales más cool y una carrera cinematográfica por delante). Es un bello y moderno ángel terrenal. Es una hermosa it-girl para la época de Internet.

"Crecí en el circo mediático. Toda mi vida. Mis padres estuvieron muy calmados por los fotógrafos, los fans y todo eso. Pero entendí inmediato que yo no había hecho nada para merecer esa atención. No importa lo que pase, estará ahí. No la elegí. No puedes tomártelo tan en serio. Necesitas vivir tu vida y no perder la calma."

Lily-Rose tiene calma para repartir cuando nos encontramos con ella en el backstage después del desfile de Chanel, rodeada de un grupo de admiradores con ojos llorosos. No cualquier admirador, it-girls como Kendall y Cara. Todas ahí para admirarla. Seis meses antes (una eternidad en el tiempo en Internet), en el evento de Métiers d'Art de Chanel, hizo su primera gran aparición, en pastel. Desde entonces, ha firmado su primera campaña para Chanel, además de dos papeles importantes en películas francesas (Planetarium de Rebecca Zlotowski con Natalie Portman y The Dancer with Soko).

Es una profesional tras bastidores en su tercera pasarela. Lily-Rose sonríe políticamente, con postura súper derecha, en un top sin tirantes y un chongo alto. Kaiser Karl la mantiene vigilada desde la distancia, Vanessa la ve desde más cerca. "Por ahora, lo que más me gusta es hacer películas", dice Lily-Rose. Cuando le preguntamos si planea una larga carrera en el cine, se encoge de hombros y sonríe: "Soy géminis, muy espontánea. Por ahora, me estoy divirtiendo mientras lo hago, veremos qué pasa después". Despreocupadamente y siempre ligera, está haciendo su propio camino en el mundo.

Credits


Texto Tess Lochanski
Fotografía Angelo Pennetta