Publicidad

esta publicidad vintage te llenará de nostalgia noventera

Conocimos al cerebro detrás de @adarchives, la joven coleccionista develando el pasado a través de su colección de publicidad vintage.

por Tish Weinstock
|
25 Mayo 2016, 9:19pm

from the face, august 1992

Si solo eres tan cool como tu último #tbt, Halima Olalemi debe ser la más cool de todas. Publicando bajo el nombre de @adarchives, la diseñadora gráfica nacida en Nigeria y basada en Londres ha estado causando revuelo en Instagram con su archivo interminable de anuncios. Sacados de lugares como i-D, Sleazenation, yThe Face, estas páginas arrancadas son hallazgos inusuales, como reliquias de un pasado perdido. Una acumuladora auto-confesada, lo que comenzó como un proyecto personal pronto se convirtió en un proyecto de arte colaborativo, con el Superimpose Studio del este de Londres haciendo la curaduría. Ahora, teniendo ya una colección de buen tamaño, Halima está viendo maneras de expandir el proyecto más allá, ya sea a través de la forma física en un libro, o abrir una galería en línea. Aquí nos ponemos al corriente con la graduada de LCC para platicar de revistas, publicidad, y la importancia de preservar el pasado.

De The Face, enero 1990

¿Cuál es la historia detrás de Ad Archives?
Comencé publicando publicidad de mi colección personal de revistas que solo estaban ahí guardadas en mi disco duro. En un principio, solo estaba publicando en las redes sociales para que mis amigos lo vieran, pero me di cuenta lo emocionante y relevante que sentía que aún eran visualmente, así que comencé a coleccionar más de otras revistas. Cuando comencé a colaborar con Superimpose Studio, que están en el este de Londres, la intención de todo ello cambió, pues Toby y Ollie querían que mostrara sus intereses como estudio a través de su colección de The Face.

Más de i-D: 5 cuentas de instagram de fotos de archivo super inspiradoras

¿De dónde surgió tu interés por la publicidad vintage?
Comenzó cuando estaba estudiando en London College of Communication. Hicimos un módulo donde vimos tipologías y publicidad, me encantó la tipografía y el diseño de los antiguos anuncios de esmalte y comencé a coleccionar ese tipo de publicidad. Eventualmente evolucionó en cosas de moda.

De The Face, julio 1993

¿Qué te atrae de desenterrar publicidad vieja?
Es como abrir una cápsula del tiempo. Me obsesiono e investigo quién lo pudo haber hecho, cómo lo recibió la gente cuando salió, si es parte de una serie… Me encanta encontrar aquellos que tienen una narrativa, ya que unifica la campaña.

¿Dónde encuentras la mayoría de los anuncios?
En un principio de mi archivo personal de revistas impresas (Sleazenation, The Face, i-D etc). Soy un poco acumuladora y logré quedármelas todos estos años. El archivo de todo esto comenzó cuando empecé a trabajar con Superimpose Studio, quiero reflejar sus intereses como estudio a través de los anuncios que decido mostrar en Instagram. Quiero que Ad Archives sea algo nostálgico, pero que también pueda ser utilizado como una biblioteca visual.

Más de i-D: 35 momentos de belleza extrema del archivo de i-D

¿Qué opinas del estado de la publicidad hoy en día?
Creo que depende del tipo de consumidor que seas. La forma en que yo veo la publicidad estos días es que puedes creerle o verla como la pieza de mercadotecnia que es. Pienso como diseñadora, me gusta la publicidad que desafía los límites de manera creativa. Me imagino que es por esto que comencé con el proyecto hace mucho, no esperaba encontrar esos conceptos visuales, pero lo hice, y me han hecho involucrarme mucho más que lo que lo hace la publicidad de ahora.

De The Face, febrero 1993

¿Por qué crees que el auge de las redes sociales haya creado una necesidad por la nostalgia?
Siempre ha habido una necesidad por la nostalgia, ya sea a través de Bebo, Piczo, Myspace etc. Creo que Instagram ha facilitado la creación de mood boards de imágenes que reflejan un período de tiempo, un trabajo en el presente, así que no creo que las redes sociales lo hayan creado, si no más bien le han dado una plataforma para crecer.

Si no estuvieras coleccionando publicidad vintage, ¿qué otra cosa estarías coleccionando?
Soy un poco acumuladora, así que colecciono muchas cosas. Tengo colecciones de boletos de tren, pósters de box, listas de grupos de tocadas, y mi favorito son las ediciones vintage de Exotique Magazine (una antigua revista sobre fetiches).

Más de i-D: Anna Sui revive sus buscados diseños de los 90

¿Qué sigue?
Espero obtener financiamiento de un comité de arte para comprar un escáner de alta resolución (ahorita estoy haciéndolo en Peckham Library). Espero investigar sobre las leyes de derechos de autor para ver qué tan lejos puedo llevar este proyecto. Me encantaría convertirlo en un libro o una biblioteca en línea de publicidad. También estoy hablando con algunas de las personas que han creado los anuncios, así que esperemos que tenga mucho potencial para crecer.

De The Face, junio 1992

De The Face, agosto 1993

De The Face, agosto 1993

De The Face, julio 1990

De Sleazenation, 1997

Credits


Texto Tish Weinstock