Publicidad

gypsy sport usa a manifestantes para su show de otoño/invierno 2017

La tribu pangénero de activistas de Rio Uribe marchó, al ritmo de cubetas usadas como tambores, en una pasarela rodeada de tiendas de campañas brillantes. Algunos eran viejos amigos de Gypsy Sport, otros eran personas que conoció en las marchas por los...

por Hannah Ongley
|
14 Febrero 2017, 6:25pm

Cuando todos ya se habían acomodado en sus asientos y las luces se habían apagado, Rio Uribe tomó el micrófono para explicar cómo empezó esta temporada. Hace un año, Uribe vivía en París para hacer una pasantía en Balenciaga, y en su camino diario pasaba por los campos de refugiados. Una de sus últimas noches en la ciudad coincidió con la Fête de la Musique, un festival de música en las calles con décadas de antigüedad que se celebra en todo el país.

"Hubo un momento en que estas personas que vivían en las calles estaban tocando música con la batería y celebrando más que las personas que lo estaban haciendo en forma", explicó después del desfile. Rio voló de regreso a Nueva York, donde tenía la intención de diseñar prendas relacionadas con Wall Street y "el negocio de la guerra". Pero en su lugar, decidió enfocarse en los chicos que luchan contra ello. Rio adoptó nuevos miembros para la familia Gypsy Sport en las marchas y protestas que han surgido a lo largo de todo el país tras las elecciones.

Más de i-D: Mujeres mexicanas en #WomensMarch en Washington

"Fuimos a la marcha anti Trump, todo mi equipo estuvo ahí", dijo Rio después del desfile. "Fuimos a las marchas de Nueva York, fuimos a protestar contra el veto de los musulmanes en los aeropuertos, fuimos a algunas de las grandes marchas de las mujeres y a varias marchas locales. Hay muchos chicos que son activistas y creen que el mundo está jodido y que tenemos que cambiarlo. Ellos son las personas a las que quiero dirigirme y a quienes quiero representar".

También incluyó a un grupo de bateristas que tocaban con cubetas, quienes produjeron un catártico soundtrack en vivo para que su tribu sin género marchara. Aparte de un blazer a rayas deconstruido, la mayor parte de sus atuendos compuestos de varias capas eran prendas punk y hippys: mucho camuflaje, playeras caleidoscópicas tie-dye, terciopelo corrugado, y un chaleco DIY hecho enteramente con seguros. Algunos elementos de la colección de Wall Street que había iniciado antes de las elecciones podían apreciarse en un blazer a rayas deconstruido y en la mitad de un pantalón (la otra pierna era de tela de camuflaje). Los modelos llevaban la boca manchadas con lápiz de labios en color vino y sus peinados eran desde trenzas que llegaban a la altura de la rodilla hasta una especie de panales de gran altura.

Más de i-D: Gypsy Sport expande su tribu en México

La prenda más funcional se asemejaba a las mantas térmicas metálicas y las lonas para acampar hechas del mismo nailon de las carpas que bordeaban la pasarela. Aquí es donde las cosas podrían haberse vuelto bastante incómodas si no es que completamente ofensivas, de no ser por las espontáneas palabras que se habían escuchado por parte de Rio antes del desfile , que habían terminado con un sincero llamado a la compasión. "No quiero que nadie, ya se gay o musulmán, discapacitado o con una enfermedad mental, un veterano, un drogadicto o un fugitivo, tenga que vivir en la calle sólo porque alguien no está dispuesto a darles una oportunidad", dijo. "Así que cuando ven los looks que hoy presento, y ven todas las siluetas de las tiendas de acampar, y todos los otros estilos que hicimos, quiero que se tomen un momento para pensar en todas las personas que viven en la calle. No tienen que darle un dólar a cada uno de ellos, pero recuerden que pueden sonreírle a la gente, y que eso ayuda mucho".

Ve toda nuestra cobertura de la Semana de la Moda en Nueva York

Credits


Texto Hannah Ongley
Fotografía Serichai Traipoom