pfw: el doble triunfo de saint laurent y olivier theyskens

Las segundas colecciones de ambos caracterizaron el primer día de los shows de otoño/invierno 2017 en París mientras Anthony Vaccarello mostraba su segunda temporada para Saint Laurent y Olivier Theyskens continuaba su regreso a la independencia.

|
mar. 1 2017, 5:33pm

Saint Laurent fall/winter 17

Tienes que darle crédito a Anthony Vaccarello. No fue un reto cualquiera tomar las riendas de la casa de Saint Laurent, pero en lugar de levantarla con precaución se ha salido de la expectativa, valientemente formando su propio lenguaje desde su primer día ahí —y puede ser todo, menos tímido. Para su segundo show anoche en París, el diseñador de 36 años —mitad italiano, mitad belga— cementó el hecho de que no tiene ninguna intención de montar la ola de Hedi Slimane o simplemente generar ventas de jeans por lo que hizo su predecesor. El Saint Laurent de Vaccarello es escandaloso y orgulloso, y eso no era necesariamente la expectativa del diseñador de voz suave famoso por sus pequeños vestidos. Como resultado, la amalgamación de Vaccarello y Saint Laurent —e Yves Saint Laurent— es natural, incluso si este diseñador está examinando el archivo desde un punto de vista infantil. Es un producto de la cultura pop de finales de los ochenta y principio de los noventa, y se puede apreciar a través de la plataforma que está creando para Saint Laurent. Escenificado en el patio de las futuras oficinas centrales de YSL aún sin terminar, el segundo show de Vaccarello tenía todos los detalles de un concierto de los noventa en un estadio: beats estruendosos (el soundtrack fue increíble), coreografía estridente (bueno, caminaban rápido), y la lluvia que siempre aparecía minutos antes de que una megaestrella subiera al escenario en 1990.

Más de i-D: 'Ya sea que les encante o lo odien', esto es Anthony Vaccarello para Saint Laurent

Saint Laurent otoño/invierno 2017

La colección fue extraída del lenguaje que Vaccarello había elegido como su primer estudio de los archivos de Yves Saint Laurent. Eran los vestidos minimizados y las mangas maximizadas de principios de los ochenta que exploró en su primera colección, esta vez exageradas a nuevas proporciones a través del fetiche por los vestidos de Vaccarello, y acompañados de unas increíbles botas arrugadas de los ochenta que en muchas maneras caracterizaron el show. En lugar de arrancar un puñado de piezas del archivo para trabajar en ellas, este diseñador se enfoca obsesivamente en un vestido —ahí radica el fetiche— perfeccionándolo y desarrollándolo en una colección entera. Pero una colección no era suficiente. Después del show, la música paró y un nuevo soundtrack techno empezó a sonar. Éste era el show de eveningwear —casi como lo que una presentación de Alta Costura de Yves Saint Laurent se sentiría para una nueva generación, incluso si aún era ready-to-wear. Aquí, denso, los terciopelos negros cargaban la silueta insignia hacia la noche, respaldados por todo ese brillo. Si ésta era la versión de eveningwear de Vaccarello, ¿entonces la primera parte del show era daywear? Ciertamente, tendrías que sentirte bastante fabuloso una mañana de un martes para ir a trabajar en alguno de los números propuestos en esa parte del show, pero Vaccarello también fue virtualmente a lo normcore en piezas como el pantalón azul de mezclilla estilizado con una bota hasta la rodilla. Eso se sintió bastante europeo, muy París en esa sensación pulida de daywear por la que esta capital de la moda sobresale.

Saint Laurent otoño/invierno 2017

Era un estado anímico evidente en los looks de menswear de Vaccarello para Saint Laurent, los cuales hicieron su debut esta temporada (a excepción de un chico en una blusa com mangas acampanadas el septiembre pasado). Quería que su menswear tuviera la feminidad sofisticada y ligeramente nerd del propio Yves Saint Laurent. Vaccarello fetichizó esa limpieza en superficies lacadas y en camisas disco austeras, adentrándose en el territorio del menswear del cual no ha tenido lo suficiente la establecida base skinny-boy de Saint Laurent, fusionando esa estética con la sensualidad del trash-glam de su womenswear. Las segundas colecciones generalmente son consideradas las más duras y más implacables. Si una colección debut viene con cierta lenidad de la crítica, el segundo esfuerzo es cuando un diseñador realmente tiene que probar lo que puede hacer. Juzgando por el estado anímico en ese patio, la valentía de Vaccarello estuvo presente —incluso la lluvia cayendo sobre las masas congregadas de la moda no aniquilaron su vibra. Olivier Theyskens, quien transportó a la congregación al legendario restaurante Le Train Bleu en Gare de Lyon temprano en el día, se enfrentó con un reto muy diferente pero extrañamente similar al de Vaccarello.

Más de i-D: Saint Laurent presenta a sus nuevos rostros en este fashion film

Olivier Theyskens otoño/invierno 2017

El diseñador belga mostró su segunda colección para su marca epónima, Olivier Theyskens, la tarde del martes. Bueno, no era tanto un segundo show —Theyskens cerró su marca en 2002 cuando lo hicieron director creativo en Rochas y la relanzó la temporada pasada después de una larga carrera de trabajar para marcas, que también incluían a Nina Ricci y Theory. No hizo que las expectativas para el segundo show de su nueva era fueran más bajas. Lo opuesto, esta temporada era la oportunidad de Theyskens de mostrar que está de vuelta y busca venganza. Hizo eso al adentrarse en su propio archivo bastante amado, volviendo a usar el color dorado narciso de su famoso vestido que Madonna usó en 1998 en un abrigo victoriano. Después, revisó el lado de ciencia ficción de su propia estética en un muy estructurado vestido pequeño de cuero, y unió esas dos insignias en un abrigo de hombre minimalista y algo futurista de 1940. Si Vaccarello estaba actualizando la historia de alguien más para una nueva era, Theyskens estaba enfrentando la suya. Y para este diseñador, que tiene una de las formas del lenguaje más distintas en el mundo —la cual es enteramente suya— la moda siempre tiene tiempo para más.

Olivier Theyskens otoño/invierno 2017

Desde Nueva York y Londres, a Milán y París, checa nuestra cobertura del Mes de la Moda otoño/invierno 2017.

Credits


Texto Anders Christian Madsen
Fotografía Mitchell Sams